5 usos cosméticos que le puedes dar al tomate

Podemos combinar el tomate con otros ingredientes para así beneficiarnos sus propiedades exfoliantes y reparadoras para la piel, e incluso aprovechar sus nutrientes para fortalecer nuestro cabello

El tomate es uno de los vegetales que más se consumen en todo el mundo, no solo por su delicioso sabor, sino por su interesante aporte de nutrientes esenciales que benefician el organismo.

Se destaca principalmente por su concentración de licopeno, un compuesto que, además de otorgarle su color rojo característico, le brinda propiedades antioxidantes.

Contiene una cantidad significativa de agua y, entre otras cosas, es una fuente de vitaminas, minerales y fibra dietética.

Suele utilizarse en la elaboración de guisos, sopas y otra amplia variedad de recetas, aunque también se consume en zumo natural y añadido en batidos de vegetales.

No obstante, más allá de sus bondades conocidas, cuenta con aplicaciones cosméticas que pueden aprovecharse para embellecer la piel y el cabello.

En esta oportunidad queremos compartir 5 formas de utilizarlo para que no dudes en convertirlo en tu aliado de la belleza.

¡Pruébalo!

1. Mascarilla para combatir el acné

Mascarilla contra el acné

El tomate es un astringente natural que ayuda a reducir la producción excesiva de grasa para controlar la aparición de granos de acné y puntos negros.

Sus vitaminas A y C, además del licopeno, ayudan a regular el pH cutáneo, minimizando la aparición de estas imperfecciones.

Ingredientes

  • 1 tomate maduro
  • 1 cucharada de avena (10 g)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)

Preparación

  • Incorpora el tomate maduro en la licuadora y combínalo con la avena y el zumo de limón.
  • Si la mezcla te queda demasiado espesa, agrégale un chorro de agua hasta que adquiera una consistencia cremosa.

Modo de aplicación

  • En la noche, tras limpiar el maquillaje, extiende la mascarilla por todo el rostro y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso 3 veces a la semana.

Ver también: 6 pasos para eliminar el acné

2. Tratamiento para fortalecer el cabello

Los antioxidantes que contiene el tomate son útiles para revitalizar el cabello maltratado por tintes, exceso de calor y otros agentes ambientales.

Su aplicación fortalece las hebras capilares y ayuda a mejorar la circulación en el cuero cabelludo para prevenir la caída excesiva.

Ingredientes

  • El jugo de 2 tomates maduros
  • ½ aguacate
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g)

Preparación

  • Extrae el zumo de los tomates maduros y mézclalo con la pulpa de medio aguacate y una cucharada de aceite de coco.

Modo de aplicación

  • Humedece el cabello, sepáralo en varios mechones y aplícale el tratamiento desde las raíces hasta las puntas.
  • Cúbrelo con un gorro y deja que actúe 20 minutos.
  • Enjuaga y úsalo, por lo menos, una vez a la semana.

3. Mascarilla exfoliante

mascarilla exfoliante de tomate

Por su alto contenido de ácidos orgánicos, el tomate es una solución natural para remover las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel.

Proponemos combinarlo con un poco de harina de avena para conseguir una crema exfoliante 100% natural.

Ingredientes

  • 2 tomates maduros
  • 3 cucharadas de harina de avena (30 g)

Preparación

  • Tritura la pulpa de los tomates maduros y mézclala con la harina de avena.
  • Si deseas una pasta más homogénea, mezcla los ingredientes en la licuadora.

Modo de aplicación

  • Extiende el producto sobre las áreas que deseas exfoliar y haz suaves movimientos circulares para facilitar su absorción.
  • Déjalo actuar 10 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 2 veces a la semana.

4. Crema para suavizar y proteger las manos

El zumo de tomate combinado con glicerina nos ofrece una crema casera para mantener las manos suaves, hidratadas y libres de manchas y signos prematuros de la edad.

Estos ingredientes le brindan antioxidantes y aminoácidos que, al ser asimilados, apoyan el proceso de renovación celular.

Ingredientes

  • 1 tomate maduro
  • 2 cucharadas de glicerina líquida (20 ml)

Preparación

  • Tritura el tomate maduro y mézclalo con la glicerina líquida hasta conseguir una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Frota el producto sobre las manos y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: Cómo atenuar las manchas de las manos con 5 cremas caseras

5. Tratamiento para las varices

várices

La aplicación externa de este ingrediente natural es un complemento que disminuye la formación de varices y arañitas vasculares.

Sus nutrientes reactivan la circulación sanguínea en las áreas afectadas y, por si fuera poco, minimiza la inflamación.

Ingredientes

  • 3 tomates maduros
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana (20 ml)
  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)

Preparación

  • Procesa los tomates maduros y mezcla el zumo con el vinagre de manzana y el gel de aloe vera.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento sobre las zonas afectadas por las varices y déjalo actuar 40 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso de 3 a 5 veces a la semana.

¿Conocías estas formas de utilizar los tomates? Si deseas ahorrar y mantenerte bella, anímate a preparar estos cosméticos naturales y disfruta sus increíbles beneficios.