5 usos que le puedes dar a la leche de almendras para embellecer tu piel

¿Sabías que la leche de almendras nos aporta ácidos grasos omega 3 y antioxidantes que nos ayudan a proteger la piel contra los daños del sol y las toxinas del ambiente?

La leche de almendras es una de las bebidas vegetales que ha ganado fama en todo el mundo por su alto contenido de nutrientes esenciales que, al ser absorbidos, le brindan muchos beneficios al organismo.

Baja en calorías y libre de colesterol y lactosa, se ha convertido en uno de los mejores complementos para bajar de peso y mejorar la salud, en especial cuando existe el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, más allá de esto, también actúa como cosmético natural, brindándole interesantes beneficios a la piel, sobre todo cuando presenta algunas imperfecciones.

Contiene ácidos grasos omega 3, vitamina E y otros potentes antioxidantes que, además de regular el pH, brindan un efecto protector contra los rayos del sol y las toxinas.

Además, se puede combinar con otros ingredientes saludables para preparar tratamientos de belleza sin tener que invertir demasiado.

En el siguiente espacio te queremos compartir 5 buenas opciones para que no dudes en probarlas dentro de tu rutina.

¡Te encantará!

1. Tratamiento para atenuar las ojeras

Tratamiento para atenuar las ojeras

Los ácidos grasos omega 3 y la vitamina E que contiene la leche de almendras ejercen un efecto antiinflamatorio e hidratante que favorece la reducción de las bolsas y las ojeras.

Su uso diario elimina las manchas oscuras en el contorno de los ojos y ayuda a darle un aspecto rejuvenecido.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de leche de almendras (40 ml)
  • 1 cucharadita de agua de rosas (5 ml)

Preparación

  • Combina la leche de almendras con el agua de rosas para obtener un tónico natural.
  • Sumerge un trozo de algodón en el líquido y frótalo sobre las ojeras con suaves masajes.
  • Deja que se absorba bien y retira los excesos con un paño limpio.
  • Repite su uso todos los días, antes de iniciar la rutina de maquillaje.

Lee también: Cómo eliminar las manchas por la edad en la piel

2. Mascarilla para exfoliar la piel

Al combinar las propiedades de la leche de almendras con ingredientes naturales como la avena y la miel obtenemos una crema exfoliante que nos ayuda a remover las células muertas e impurezas del rostro.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de leche de almendras (60 ml)
  • 1 cucharada de harina de avena (10 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Introduce todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta espesa.
  • Limpia bien el rostro y, en seguida, extiende el producto con suaves movimientos circulares.
  • Deja que los compuestos actúen durante 20 minutos y enjuaga.
  • Repite el tratamiento 2 veces a la semana.

3. Removedor de maquillaje natural

Removedor de maquillaje natural

Uno de los usos poco conocidos de la leche de almendras en cuanto al cuidado facial es su posibilidad de remplazar las cremas para remover el maquillaje.

Sus propiedades facilitan la eliminación de los cosméticos y, a diferencia de los productos químicos, le brindan un plus de nutrición al cutis.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de leche de almendras (60 ml)
  • 1 cucharadita de aceite vegetal (5 g)

Preparación

  • Combina las cucharadas de aceite de almendras con una cucharadita de aceite vegetal, puede ser de oliva o coco, para facilitar la limpieza del maquillaje.
  • Toma un pañito limpio, sumérgelo en el producto y frótalo con cuidado para retirar los cosméticos.
  • Repite su uso cada noche antes de ir a dormir.

4. Loción para limpiar los poros

La acción astringente y antiinflamatoria de la leche de almendras la convierten en una buena solución para limpiar los poros obstruidos y dilatados.

Combinado con un poco de aceite de árbol de té obtenemos una loción natural para equilibrar la producción de grasa y remover los puntos negros.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de leche de almendras (60 ml)
  • 3 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación

  • Agrega el aceite de árbol de té en la leche de almendras y, tras combinarlo, frótalo sobre la piel con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Espera que se absorba bien y remueve los excesos con un paño húmedo.
  • Repite su uso todos los días, dos veces al día si tienes piel con tendencia oleosa.

Visita este artículo: Cómo preparar una mascarilla casera para cerrar los poros con ingredientes naturales

5. Mascarilla antiarrugas

Mascarilla para el rostro

Los nutrientes esenciales que contiene este ingrediente, sobre todo sus antioxidantes, ayudan a prevenir los signos prematuros de la edad al favorecer la producción de colágeno y elastina.

Su absorción minimiza los efectos negativos de los radicales libres y, de paso, nutre la piel delicada donde se forman las líneas de expresión.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de leche de almendras (60 ml)
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo (10 g)
  • 4 cucharadas de miel de abejas (100 g)

Preparación

  • Pon la leche de almendras y la cúrcuma en un recipiente y mézclalos hasta obtener un producto homogéneo.
  • A continuación, agrega la miel de abejas, sigue mezclando y, tras obtener una pasta, extiéndela sobre la piel.
  • Asegúrate de cubrir las áreas sensibles a las arrugas, incluyendo el cuello y el escote.
  • Espera que actúe durante 30 minutos y enjuaga.
  • Repite su aplicación 3 veces a la semana.

Como puedes notar, hay formas muy interesantes de convertir la leche de almendras en una aliada para la belleza de la piel.

Anímate a probar estos tratamientos y comprueba que no necesitar gastar demasiado dinero para consentirte.

 

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar