5 ventajas de ser el hermano mayor

Raquel Lemos 14 agosto, 2016
Ser el hermano mayor implica que has tenido que desarrollar muchas aptitudes para poder lograr lo que se esperaba de ti y has allanado el camino para los que venían detrás

Siempre se ha hablado de las ventajas que tiene ser el hermano menor, pero apenas de las que se obtienen por ser el hermano mayor.

Puede que en un primer momento te niegues a aceptar que puede haber alguna diferencia entre ser el menor, el mayor o el del medio.

No obstante, lo cierto es que estas existen, por ejemplo, con el tema de la responsabilidad.

Te recomendamos: Los hermanos siempre estarán unidos por el corazón

Hoy veremos algunas de las ventajas que tiene ser el hermano mayor que, probablemente, no sabías.

¿Eres tú el hermano mayor?

1. Eres más responsable

Lo quieras o no, ser el hermano mayor te hace ser una persona mucho más responsable. No solo porque debes dar buen ejemplo, sino porque siempre se te exigirá más.

Has sido el primero en nacer, tus padres se han centrado en ti. Eras la novedad y se preocuparon demasiado en hacer las cosas bien contigo.

hermanos1

Habrás descubierto que las exigencias contigo nada tienen que ver con tus otros hermanos. Quizás con ellos sean mucho más light e incluso les permitan cosas que a ti, a su edad, no te dejaban ni pensar.

Toda esta situación ha hecho que hayas sido mucho más responsable con respecto a tus estudios y ciertas tareas. Pero, ¿sabes qué? Esto es muy positivo para ti.

2. Eres más inteligente

Siempre habrá excepciones y no siempre tiene por qué suceder así, pero han sido diversas las investigaciones realizadas al respecto que han determinado que si eres el hermano mayor, eres más inteligente.

Realmente no se sabe el motivo ni la causa de esto, pero hay suposiciones que se orientan al hecho de “enseñar” a nuestros hermanos pequeños.

Descubre: 6 claves que te permitirán saber si eres emocionalmente inteligente

El compromiso que adquirimos por hacernos responsables de ayudar a nuestros hermanos menores nos dota de capacidades que no se verían desarrolladas de otra manera.

Por ejemplo, tu manera de pensar será más flexible ya que necesitas recurrir a tu imaginación para explicar algo que los más pequeños no pueden comprender con sencillez.

3. Siempre has cumplido las normas

El hecho de que tus padres se hayan centrado tanto en ti ha implicado que, las pocas veces que has intentado saltarte las normas, te hayan pillado.

¿Has intentado saltarte clase? ¿No has ido a ese sitio con tus amigos como dijiste que harías? Tal vez, en todas estas ocasiones nada acabó como pensabas.

niño-frotándose-los-ojos

Lo quieras o no has madurado rápido y antes de tiempo. Todo esto te beneficia, sobre todo en tu trabajo y en tu relación con los demás.

Al contrario que tus hermanos, tú nunca has sentido la necesidad de ser rebelde para manifestar aquello con lo que no estabas de acuerdo.

No obstante, quizás cumplir demasiado las normas te haya convertido en un poco conformista (a veces, demasiado).

4. Tendrás más éxito

Ser responsable, cumplir siempre las normas y ser conformista en algunos aspectos ha hecho que tus notas en la escuela, si no han sido sobresalientes, han sido aceptables tirando a notables.

Lee: 5 hábitos de las personas con éxito antes de acostarnos

Seguramente, estas han mejorado a medida que has sabido lo que te gustaría estudiar y a lo que querrías dedicarte. Al contrario que tus hermanos pequeños, no tenías dudas al respecto.

Esto ha permitido que te hayas labrado un camino hacia tus metas, consiguiendo logro tras logro, lo que ha enorgullecido a tus padres.

Por todo esto, es probable que seas mucho más competente que tus hermanos, ya que sabes lo que quieres, te implicas en ello y eres muy eficaz y bueno en lo que haces.

5. Eres más empático

Ser el hermano mayor ha hecho que hayas tenido que solidarizarte con tu hermano, defenderlo en múltiples ocasiones y ser todo oídos para escucharlo.

Esto te ha permitido desarrollar una capacidad de empatía mucho mayor que la de tus hermanos pequeños, pues has tenido que ponerte en su lugar varias veces.

Has sabido comprenderlos, porque has pasado por su edad y por sus experiencias. Por eso, eres capaz de meterte en su piel.

Hermana-mayor-dando-beso-hermano-pequeño

Antes de irte no te pierdas: Nuestros hermanos mayores: amigos y segundos padres

¿Eres el hermano mayor? Como has podido descubrir, serlo tiene muchas ventajas que te han venido más que bien.

No siempre es negativo que nos exijan más o tener que ser mucho más responsables. Podemos utilizar todo esto a nuestro favor.

Te puede gustar