6 aceites para potenciar el crecimiento saludable del cabello

Katyusca Chacón 14 diciembre, 2016
Para conseguir los mejores resultados en nuestro cabello es fundamental que busquemos aceites de la mejor calidad y, en la medida de lo posible, que optemos por los orgánicos

Tener una larga y abundante cabellera es el sueño de muchas. El problema se presenta cuando el cabello no crece lo suficiente o se vuelve fino, frágil y sin vida.

Hay muchos factores que pueden deteriorar tu cabello. Entre los más comunes podemos encontrar:

  • La mala alimentación
  • El estrés
  • La mala irrigación sanguínea
  • La falta de oxigenación
  • La obstrucción de los poros y capilares del cabello

Si has mermado tu economía en costosos tratamientos comerciales y no has visto resultados, te tenemos una buena noticia: existe una manera natural de mejorar la calidad del cabello con la aplicación de aceites.

6 aceites que favorecen el crecimiento del cabello

Algunos aceites naturales tienen propiedades que pueden hacer maravillas por tu melena. Conoce a continuación estos 6 aceites que pueden mejorar la salud de tu cabello.

1. Aceite de coco

Aceite de coco

Uno de los aceites más usados para el cabello es el aceite de coco. Sus propiedades son conocidas desde la antigüedad, cuando se usaba para limpiar, proteger y nutrir el pelo.

Su composición química nutre la membrana celular capilar.

Esto permite que el aceite de coco ayude a evitar la pérdida de proteínas y reponga los aceites naturales que se pierden en la exposición diaria a las toxinas y los lavados frecuentes.

Ver también: Cómo usar el aceite de coco como cosmético natural

2. Aceite de oliva

Beneficios del aceite de oliva

El aceite de oliva es otro de los tesoros que trae muchos beneficios cuando se usa en el cabello.

Su hormona dihidrotestosterona (DHT) reduce el folículo piloso, por lo que ayuda a prevenir la calvicie masculina.

Igualmente, al ser un aceite cargado de antioxidantes, promueve el crecimiento normal del cabello, libera la piel de los radicales libres y aporta nutrientes a los folículos pilosos y al cuero cabelludo.

3. Aceite de ricino

aceite de ricino

El aceite de ricino suele utilizarse como un laxante natural. No obstante, también es muy eficaz para tratar la pérdida del cabello.

  • Este aceite es rico en ácido ricinoleico y ácidos grasos omega 9.
  • El ácido ricinoleico estimula el crecimiento del cabello y tiene propiedades antifungicidas y antibacterianas lo que protege al cuero cabelludo de infecciones.
  • Por su parte, los ácidos grasos omega 9, gracias a su gran capacidad de humectación, hidratan y nutren el cabello dejándolo grueso, fuerte y brillante.

4. Aceite de lavanda

Aceite de árbol de té y aceite de lavanda

El aceite de la lavanda es muy conocido por su aroma, el cual sirve para tratar el estrés, la angustia y el insomnio.

No obstante, también es un potente tratamiento para la alopecia areata. Las propiedades del aceite de lavanda ayudan al crecimiento considerable del cabello cuando se usa de forma regular.

Igualmente, este aceite es un poderoso antiséptico. Sus propiedades desinfectantes sirven para tratar afecciones del cuero cabelludo y para combatir hongos, microbios y virus.

5. Aceite de almendras

Aceite-de-almendras

El aceite de almendras tiene una gran capacidad para proteger e hidratar el cabello.

Aunque no es conocido por sus propiedades para hacer crecer el pelo, sí protege y estimula el crecimiento de los folículos pilosos, de modo que los torna más fuertes y menos susceptibles a roturas.

Un masaje en el cabello con aceite de almendras elimina la acumulación de células muertas y desinflama el cuero cabelludo.

Asimismo, el aceite de almendras es muy eficaz para tratar la dermatitis seborreica.

No obstante, las personas que sean alérgicas a los frutos secos deben tener cuidado con su uso, por si se produce alguna reacción alérgica en la piel.

Te recomendamos leer: Beneficios para la salud de la leche de almendras

6. Aceite de romero

Aceite de romero

El aceite de romero tiene excelentes propiedades que ayudan al crecimiento del cabello.

Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y estimula la división celular, lo que activa los folículos pilosos para que nazcan nuevos cabellos.

Sus propiedades desinfectantes ayudan a combatir las bacterias y otros organismos que pueden dañar tanto el cabello como el cuero cabelludo.

Además, también se dice que este aceite inhibe la pérdida de cabello y la aparición de las canas, ayuda a erradicar la caspa e hidrata el cuero cabelludo seco y escamoso.

Cómo usar estos aceites para aprovechar todas sus propiedades

La forma de usarlos es:

  • Masajear tu cuero cabelludo con el aceite de tu preferencia durante unos 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, lavar como de costumbre.
  • Para un tratamiento más intensivo combinaremos varios aceites y procederemos de la misma forma.

Recuerda que, si eres constante, obtendrás magníficos resultados.

No solo conseguirás que tu cabello crezca, sino que podrás alejar los problemas comunes del cuero cabelludo y ¡se verá espectacular!

Te puede gustar