6 aceites naturales que ayudan al crecimiento del cabello

Carolina Betancourth · 2 marzo, 2020
La aplicación regular de aceites naturales (como el de coco, el de ricino o el de jojoba) puede contribuir con el crecimiento del cabello, pero debemos mantener una dieta equilibrada a la par, junto con buenos hábitos de vida.

Para promover el crecimiento del cabello es necesario mantener una dieta equilibrada y otros buenos hábitos de vida. Ahora, adicionalmente podemos recurrir a la aplicación de ciertos elementos, como distintos aceites naturales. Bien sea a modo de enjuague o de baño de crema.

¿Sabes cuáles son los aceites naturales más recomendados? ¿Alguna vez has utilizado alguno?

Aceites naturales para el crecimiento del cabello

Aunque se han realizado algunas investigaciones puntuales acerca de la relación entre el crecimiento capilar y la aplicación de aceites (vegetales o esenciales, según el caso), no se ha hallado literatura científica que indique que son completamente eficaces, en todos los casos y escenarios.

Sin embargo, en el ámbito popular se sigue considerando que el uso de aceites puede contribuir con la nutrición del cabello y ayudar a que este crezca más sano, en menor tiempo.

Notas importantes:

  • En caso de tener alguna afección de la piel crónica o piel sensible, es importante consultar con el dermatólogo antes de aplicarse algún aceite en el cabello.
  • En caso de sufrir de alergias, es conveniente colocarse unas gotas de aceite en el antebrazo y evaluar la reacción durante unos minutos. Si es positiva, entonces podrás utilizar el aceite. De lo contrario, deberás suspender su uso.
  • Según los expertos, para promover el crecimiento del cabello lo más adecuado es mantener una dieta equilibrada, variada, completa y suficiente, entre otros buenos hábitos de vida.

Cada quien elige el aceite que más le llame la atención por su composición o bien, por el aroma que le atraiga más. Por ello, hay quienes se decantan por el de coco, mientras que otros prefieren el de argán o el de almendras.

1. Aceite de coco

Aceite de coco para el crecimiento del cabello

El aceite de coco está compuesto por triglicéridos de cadena media. Estos tienen la capacidad de traspasar la membrana celular del cabello para nutrirlo en profundidad. Por ende, se trata de un aceite ideal para evitar la pérdida de proteínas y contrarrestar la falta de aceites naturales.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplicar un poco de aceite de coco sobre el cabello y cuero cabelludo con un suave masaje.
  • También se puede utilizar como ingrediente base para mascarillas para el cabello. Por ejemplo, con pasta de aguacate.

2. Aceite de oliva

Este aceite puede contribuir con el crecimiento del cabello.

¿Cómo utilizarlo?

  • Lo ideal es aplicarlo de forma directa en el cuero cabelludo y puntas del cabello para una mejor restauración.
  • Se puede mezclar con aceite de romero para óptimos resultados.

Descubre: 10 usos del aceite de oliva extra virgen que seguramente no conocías

3. Aceite de ricino

Aceite de ricino para el crecimiento del cabello

El aceite de ricino es muy empleado para hidratar y, su vez, favorecer el crecimiento del cabello y las pestañas. Tiene un aroma suave, por lo que no resulta desagradable.

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplicar por todo el cuero cabelludo y hacerse suaves masajes circulares.
  • Lo ideal es hacerlo todas las noches para que hagan efecto durante el periodo de descanso.

4. Aceite de jojoba

A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de jojoba no penetra en el cabello debido a su composición. En lugar de esto, sella el folículo piloso y mantiene su humedad para evitar la resequedad y el bloqueo de sebo en la raíz.

¿Cómo utilizarlo?

  • Se puede aplicar en el cabello y cuero cabelludo, pero es necesario enjuagarlo para no dejar sensación grasosa.
  • Otra buena opción consiste en añadir ⅛ parte de aceite de jojoba al champú de uso habitual y usarlo como de costumbre.

5. Aceite de romero

aceite de romero para el crecimiento del cabello

La planta del romero tiene propiedades medicinales de uso interno, así como muchos beneficios en su uso externo. El romero es capaz de estimular la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, ayudando a tener un pelo mas saludable.

Se cree que este aceite tiene la capacidad de promover el crecimiento del cabello y frenar su caída. Además, combate la caspa y suaviza en caso de pelo quebradizo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para empezar, se puede aplicar de forma directa sobre el cabello y cuero cabelludo para aprovechar sus bondades.
  • Si se desean potenciar sus efectos, lo ideal es calentar una cucharada de aceite de romero con una cucharada de aceite de oliva y algunas hojas secas de romero. Esta mezcla se aplica por todo el cabello, se deja actuar 30 minutos y se enjuaga.

Por otra parte, al igual que los demás aceites ya mencionados, funciona como un acondicionador hidratante aportando un aspecto sedoso al cabello, sin olvidarse de controlar la producción de sebo del cuero cabelludo para mantener las raíces limpias e hidratadas.

Descubre: Pelo suave y oscuro con aceite de romero

6. Aceite de aguacate

Aceite de aguacate para el crecimiento del cabello

Por último, el aceite de aguacate destaca por su alto contenido de ácidos grasos saludables y vitaminas. Por este motivo se ha convertido en uno de los mejores productos para el cuidado y crecimiento del cabello. De hecho, este ingrediente ya forma parte de muchos productos comerciales que tienen como fin mejorar la salud capilar.

El aguacate contiene vitamina A, B6 y E, que nutren, reparan y mejoran la salud capilar. Además, es rico en antioxidantes que aumentan el flujo sanguíneo a los folículos pilosos. Según se cree, esto ayudaría a fomentar el crecimiento del cabello.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para empezar, calentar un poco una cucharada de aceite de aguacate con una de aceite de oliva.
  • Luego, aplicarlo con un suave masaje por todo el cabello y cuero cabelludo.
  • Por último, envolver el cabello en una toalla y dejar actuar 20 minutos y enjuagar.

Otros aceites esenciales para el cabello

Aceite de girasol

Seguramente lo tendrás en tu cocina, y además de ser un excelente aceite para cocinar, puede ser muy efectivo para el exceso de sebo capilar. Según algunas investigaciones, el aceite de girasol regula la concentración de ácido linoleico en la piel, dando como resultado una disminución de los síntomas seborreicos.

Aceite de lavanda

Es muy beneficioso si, por ejemplo, tienes un cuero cabelludo graso que produce demasiado sebo, ya que el aceite de lavanda ayuda a equilibrar el pH del cuero cabelludo, y esto facilita el folículo piloso se encuentre limpio y permita el crecimiento de nuevo cabello.

Además, múltiples estudios avalan sus beneficios para un crecimiento del pelo más rápido gracias al aumento del riego sanguíneo.

Aceite de almendras

Al igual que los demás aceites capilares, fortalece el cuero cabelludo, lo hidrata y controla el exceso de sebo capilar. A pesar de su gran contenido en vitamina E (siempre asociado al cuidado del cabello), no existen estudios suficientes que avalen las propiedades epiteliales de esta.

El aceite de almendras también contiene vitaminas del grupo B, que contribuyen al metabolismo de la proteína de la queratina, reforzando el cabello.

Conclusión

En algún momento, es posible que hayamos escuchado a alguien hablar de los beneficios que pueden brindar los aceites para hacer crecer el cabello.

Ciertamente, ante la resequedad, el estancamiento y otros problemas comunes, muchas personas recurren a los aceites para hacer que su melena vuelva a lucir sana, larga, brillante y sedosa.

Se suele decir que la aplicación de aceites vegetales (de oliva, coco, argán, ricino, almendras, entre otros) a modo de mascarilla contribuye con la salud capilar. Se considera que, al hidratar el cuero cabelludo y las hebras en profundidad, se mejora la salud de los mismos y se obtiene un buen resultado.

Cabe destacar que pueden aplicarse solos, o bien mezclados con ingredientes que puedan resultar beneficiosos (en términos de nutrición e hidratación) como el aguacate, por ejemplo.

Finalmente, para promover el crecimiento del cabello es necesario mantener todo un conjunto de buenos hábitos, no solo aplicarse aceites naturales o productos. Recuerda que la alimentación también juega un papel clave.