6 alimentos para tratar el síndrome de intestino irritable

Yamila Papa Pintor · 6 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 17 diciembre, 2018
Algunos alimentos contienen nutrientes que son beneficiosos para el control de los síntomas del síndrome del intestino irritable. ¿Te interesa saber cuáles son? Aquí detallamos algunas opciones.

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico y debilitante que afecta alrededor del 14 % de la población mundial. Sus síntomas incluyen dolor abdominal, esfuerzo, mialgias, hinchazón y sentimientos de enfermedad grave.

De acuerdo con información publicada en Gastroenterology & Hepatology, su causa sigue siendo desconocida, pero involucra factores como la infección, la inflamación, los medicamentos y el estrés. Además, algunos pacientes informan que los síntomas pueden empeorar por ciertos alimentos.

Por el contrario, también hay algunos alimentos cuyas propiedades ayudan a calmar los síntomas de esta condición. Si bien lo idóneo es consultar a un nutricionista para una dieta más detallada y completa, en general, consumir estas opciones es beneficioso.

¿Qué comer para el síndrome de intestino irritable?

Una publicación en la revista médica World Journal of Gastroenterology expone que las investigaciones sobre el papel de la dieta en el síndrome del intestino irritable han permitido reconocer su papel en el tratamiento de la enfermedad. En este sentido, se recomienda:

  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas: 1 bebida por día para las mujeres y no más de 2 bebidas por día para los hombres.
  • Limitar la ingesta de cafeína: debe limitarse a 400 mg de cafeína por día.
  • Moderar o evitar el consumo de alimentos picantes, sobre todo si se observa que los síntomas empeoran tras su ingesta.
  • Moderar el consumo de grasa: los pacientes con SII deben limitar la ingesta de grasas a no más de 40-50 g por día.
  • Consumir fibra dietética: en cantidades moderadas, preferiblemente de fuentes como las semillas de lino, la avena, los frutos secos y cereales integrales.
  • Una dieta baja en lactosa: se aconseja un periodo de prueba con una dieta baja en lactosa para determinar si hay una mejora de los síntomas.

Ahora bien, como ya comentamos, hay algunos alimentos cuya composición resulta favorable para las personas que padecen esta condición. No son curativos ni nada por el estilo, pero sirven como coadyuvantes contra la sintomatología de este trastorno. ¡Descúbrelos!

1. Aguacate

El aguacate es uno de los alimentos recomendados para favorecer el funcionamiento digestivo. De acuerdo con un estudio publicado en Nutrition Journal, este alimento contiene fibra dietética, ácidos grasos monoinsaturados, nutrientes y fitoquímicos que mejoran la calidad de la dieta.

De hecho, gracias a esta composición, su consumo favorece el equilibrio de la microbiota intestinal y disminuye el riesgo de enfermedades metabólicas. Por lo anterior, no solo favorece la salud de los pacientes con síndrome del intestino irritable, sino que disminuye algunos factores de riesgo que se asocian a las complicaciones de este trastorno. 

¿Qué comer para el síndrome de intestino irritable?
Por su contenido de fibra, ácidos grasos y fitonutrientes, el aguacate se asocia de manera positiva a la salud digestiva.

Te recomendamos leer: Sopa de pepino y aguacate: baja en calorías y saciante

2. Kéfir

El consumo de kéfir tiene efectos interesantes para pacientes son síndrome del intestino irritable. Al ser un alimento probiótico, aporta bacterias beneficiosas para la microbiota intestinal, tal y como lo detalla una investigación publicada en 2018 en la revista Nutrients.

Lo anterior es bastante positivo, pues una microbiota sana fortalece las funciones del sistema inmunitario y ayuda a reducir la inflamación. Esto, en conjunto, ayuda al control de los síntomas del colon irritable.

Además, como lo concluye un estudio publicado en Turkish Journal of Gastroenterology, el consumo regular de kéfir mejora la calidad de vida de los pacientes con síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal.

3. Almendras

El consumo de una porción moderada de almendras puede ser útil para calmar el hambre en los momentos de ansiedad. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Nutrients, su ingesta es una buena opción para calmar el hambre entre comidas sin riesgo de ganar peso.

Ahora bien, como detalla una revisión sistemática publicada en 2017 en la misma revista, las almendras contienen potasio y magnesio, además de fibra y ácidos grasos. Debido a esto, su consumo favorece la salud de los pacientes con síndrome del intestino irritable. 

Almendras
Una porción moderada de almendras puede ser una buena opción para calmar el hambre entre comidas.

4. Salmón

El salmón, al igual que otras variedades de pescado azul, contribuye a mejorar la salud debido a su contenido de ácidos grasos omega 3 y proteínas de alta calidad. Algunos estudios, como uno publicado en Annals of Gastroenterology, sugieren que el omega 3 puede ayudar a reducir la inflamación en personas con intestino irritable.

Y si bien aún faltan evidencias para corroborar esta relación, de momento se recomienda que no falten en la dieta de personas con esta enfermedad. Ingerir 2 o 3 porciones de salmón a la semana es lo más indicado.

5. Avena

Por su contenido de fibra dietética, vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos, la avena se considera uno de los cereales más completos. En particular, proporciona hidratos de carbono de combustión lenta que contribuyen a prolongar la sensación de saciedad, además de facilitar la digestión.

Asimismo, se considera un alimento prebiótico, pues sirve de alimento a las bacterias saludables del intestino. De este modo, protege la microbiota intestinal, estimula los movimientos peristálticos y disminuye el estreñimiento.

Avena
La avena es un alimento que contribuye a una buena digestión. Además, también promueve la sensación de saciedad.

Ver también: La avena, un remedio natural para tratar la ansiedad

6. Plátanos

Esta fruta (al igual que la manzana y la papaya) puede ser de ayuda para las personas con síndrome de colon irritable. Tiene muchas propiedades por su contenido en potasio, magnesio y vitaminas B.

Además, como lo detalla una publicación en Food Chemistry, aporta varios compuestos bioactivos, como fenólicos, carotenoides, aminas biogénicas y fitosteroles, que promueven la salud.

Alimentos para síndrome del intestino irritable: ¿qué recordar?

Los alimentos para personas con síndrome del intestino irritable se deben considerar un complemento, en el marco de una dieta saludable y variada. Por sí solos no suponen una cura contra esta enfermedad, y tampoco son un tratamiento de primera línea.

En caso de padecer este problema, los controles médicos son esenciales. El profesional será quien determine cuál es el mejor tratamiento, de acuerdo a las características individuales de cada persona.

  • Werlang ME, Palmer WC, Lacy BE. Irritable Bowel Syndrome and Dietary Interventions. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2019;15(1):16–26.
  • Cozma-Petruţ A, Loghin F, Miere D, Dumitraşcu DL. Diet in irritable bowel syndrome: What to recommend, not what to forbid to patients!. World J Gastroenterol. 2017;23(21):3771–3783. doi:10.3748/wjg.v23.i21.3771
  • Paturi, G., Butts, C. A., & Bentley-Hewitt, K. L. (2017). Influence of Dietary Avocado on Gut Health in Rats. Plant Foods for Human Nutrition72(3), 321–323. https://doi.org/10.1007/s11130-017-0614-5
  • Fulgoni VL 3rd, Dreher M, Davenport AJ. Avocado consumption is associated with better diet quality and nutrient intake, and lower metabolic syndrome risk in US adults: results from the National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 2001-2008. Nutr J. 2013;12:1. Published 2013 Jan 2. doi:10.1186/1475-2891-12-1
  • Yılmaz İ, Dolar ME, Özpınar H. Effect of administering kefir on the changes in fecal microbiota and symptoms of inflammatory bowel disease: A randomized controlled trial. Turk J Gastroenterol. 2019;30(3):242–253. doi:10.5152/tjg.2018.18227
  • Tan SY, Mattes RD. Appetitive, dietary and health effects of almonds consumed with meals or as snacks: a randomized, controlled trial. Eur J Clin Nutr. 2013;67(11):1205–1214. doi:10.1038/ejcn.2013.184
  • de Souza RGM, Schincaglia RM, Pimentel GD, Mota JF. Nuts and Human Health Outcomes: A Systematic Review. Nutrients. 2017;9(12):1311. Published 2017 Dec 2. doi:10.3390/nu9121311
  • Rasane P, Jha A, Sabikhi L, Kumar A, Unnikrishnan VS. Nutritional advantages of oats and opportunities for its processing as value added foods - a review. J Food Sci Technol. 2015;52(2):662–675. doi:10.1007/s13197-013-1072-1
  • Singh, B., Singh, JP, Kaur, A. y Singh, N. (2016, 1 de septiembre). Compuestos bioactivos en el banano y sus beneficios para la salud asociados: una revisión. Química de Alimentos . Elsevier Ltd. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2016.03.033