6 antiinflamatorios naturales que debes conocer

22 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Una alimentación balanceada puede brindar múltiples beneficios a la salud. Dentro de la dieta, es posible que nos beneficiemos de las propiedades antiinflamatorias de algunos alimentos.

Así como existen alimentos que al consumirlos pueden promover la inflamación (como los productos lácteos, los carbohidratos, los comestibles muy salados o grasosos, por ejemplo), también existen alimentos que pueden ayudar a evitar esta molestia y otras asociadas.

Recordemos que la inflamación es una reacción del organismo que puede ir acompañada de otras molestias, tales como: sensación de calor y dolor, entre otras. Sus causas pueden ser muy variadas y, no siempre aparece de inmediato.

6 antiinflamatorios naturales

Los siguientes alimentos pueden ayudar a evitar la inflamación, siempre y cuando se incluyan en una dieta balanceada y se acompañe esta con la práctica de otros buenos hábitos de vida.

1. Moras azules

batido-de-moras

Las moras azules son especialmente ricas en vitamina C, llegando a tener incluso mayor cantidad de este nutrientes que otros cítricos. También son ricas en vitamina A y potasio, así como fibra alimentaria, lo cual viene a ser clave a la hora de desinflamar el abdomen.

Se dice que para saber qué tan nutritivo es un fruto, hay que valorar la pigmentación: entre más intenso sea su color, de mayor calidad será. 

2. Salmón

El salmón es un tipo de pescado muy recomendado para mantener la buena salud en líneas generales. De acuerdo a la Fundación Española de Nutrición, es rico en proteínas, ácidos grasos moninstasutados e insaturados, yodo, potasio, fósforo, selenio, vitaminas del grupo B (B6 y B12), vitaminas D y E, y ácidos grasos omega 3, que son los que ayudan a reducir la inflamación en el cuerpo.

3. Semillas de lino

Semillas de lino

Las semillas de lino también son ricas en proteínas, vitaminas varias (A, B12, C, D), minerales (hierro, calcio, magnesio) y ácidos grasos omega 3. Además, aportan fibra alimentaria.

Descubre: Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

4. Aguacate

Nutrientes del aceite de aguacate

El aguacate o palta es otro alimento antiinflamatorio natural. Además de ser rico en ácidos grasos omega 3, contiene: vitaminas A, B6, B12, C, D, hierro, magnesio, calcio, sodio y potasio. 

Te puede interesar: Equilibrio sodio-potasio

5. Apio

apio-acido-urico

El apio es un vegetal con un alto contenido de agua y fibra. También contiene flavonoides (como la miricetina, la quercetina y el kaempferol) 

Contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B9, C y E; pero también minerales como el sodio, azufre, silicio, fibra, entre otros. Después del pepino, es la hortaliza de menor valor energético, según indica la Fundación Española de Nutrición.

6. Champiñones shiitake

Los champiñones u hongos shiitake son unas setas comestibles que contienen varias vitaminas y macronutrientes (vitamina D B6, sodio, potasio, calcio, magnesio y hierro), además de aminoácidos esenciales. Adicionalmente, también aportan fibra alimentaria.

Asimismo, estos hongos contienen enzimas, que es lo que los convierte en un buen antioxidante. Entre sus componentes también se destacan la lentinan y el betaglucano.

Te puede interesar: Obesidad, tendencias de consumo y recomendaciones

Antiinflamatorios naturales: a tener en cuenta

Si bien los alimentos mencionados pueden aportarnos nutrientes y cierto beneficio en caso de inflamación, es fundamental mantener una dieta equilibrada, según las indicaciones del médico. Por lo tanto, no se aconseja basar la alimentación exclusivamente en alimentos antiinflamatorios. Es preciso mantener la variedad y el equilibrio.

Por último, es recomendable reducir el consumo de ciertos comestibles, tales como: la bollería, las golosinas, las bebidas carbonatadas, entre otros, ya que estos suelen perjudicar la salud a largo plazo, cuando se consumen en exceso. Asimismo, se recomienda seguir las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud en relación al consumo diario de sal y azúcar.

No está de más recordar que es fundamental evitar el sedentarismo y adoptar un estilo de vida más activo, para evitar inconvenientes como la inflamación por retención de líquidos, por ejemplo.

  • Adolphe, J., & Fitzpatrick, K. (2015). Linaza: Un estudio nutricional. Healthyflax.Org. Retrieved from http://www.healthyflax.org/quadrant/media/files/pdf/HEAL.factsheet_NUTRIENT_SP.pdf
  • Cardoso, D. A., Moreira, A. S. B., De Oliveira, G. M. M., Luiz, R. R., & Rosa, G. (2015). A coconut extra virgin oil-rich diet increases HDL cholesterol and decreases waist circumference and body mass in coronary artery disease patients. Nutricion Hospitalaria32(5), 2144–2152. https://doi.org/10.3305/nh.2015.32.5.9642
  • Pérez-Rosales, R., Villanueva-Rodriguez, S., & Cosío-Ramirez, R. (2005). El aceite de aguacate y sus propiedades nutricionales. E-Gnosis3, 0–11. https://doi.org/10.1136/jech.54.6.473
  • Pahua Ramos, M. E., Ortíz Moreno, A., Chamorro C, G., & Garduño S, L. (2007). Estudio de las propiedades de la semilla de aguacate (Persea americana) variedad Hass, para el aprovechamiento integral del fruto. IX Congreso de Ciencia de Los Alimentos y V Foro de Ciencia y Tecnología de Alimentos, 223–229. Retrieved from www.avocadosource.com/WAC4/WAC4_p123.pdf?
  • Valenzuela B, A. (2005). EL SALMON: UN BANQUETE DE SALUD. Revista Chilena de Nutrición. https://doi.org/10.4067/S0717-75182005000100001