6 antisépticos naturales perfectos para tu piel

Katherine Flórez · 23 marzo, 2019
Puesto que las diferentes lesiones en la piel pueden derivar en problemas más importantes si se infectan es fundamental tratarlas con remedios antibacterianos y desinfectantes que aceleren su curación

En este artículo veremos los mejores antisépticos naturales para el cuidado de tu piel. La piel es uno de los órganos más grandes e importantes del cuerpo. Se encarga de cuidar de toda la extensión superficial, lo cual implica un constante y meticuloso mantenimiento. No obstante, la piel no se encuentra exenta de ningún mal en lo absoluto. Por ello, nunca debe bajarse la guardia con respecto a sus cuidados. Sobre todo en lo que se refiere a infecciones bacterianas.

Las bacterias, los rayos del sol y la acción de los radicales libres son tres de los enemigos más perjudiciales para los tejidos cutáneos. Cuando estos hacen su aparición, es habitual padecer infecciones, manchas y otro tipo de problemas no menos importantes.

Las heridas y la piel

Claro está, muchos de estos males pueden darse cuando la superficie de la piel está en buen estado. Sin embargo, cuando hay heridas presentes, las probabilidades de infección son mucho mayores. La atención médica depende única y exclusivamente de la gravedad del padecimiento. Por fortuna, en muchas ocasiones puede tratarse desde la comodidad del hogar.

Lee Crema de árnica hecha en casa para tratar las lesiones y los dolores

¿Cómo tratar infecciones con antisépticos naturales?

A lo largo del tiempo han surgido diferentes alternativas con el fin de mitigar las infecciones. No obstante, las caseras han destacado debido a su eficacia y todos los beneficios que tienen para con el organismo. Aun siendo unos de los remedios más antiguos siguen encontrándose entre los más utilizados. Con base en lo anterior, vamos a ahondar en algunos antisépticos naturales perfectos para tratar los problemas de la piel.

1. Antisépticos naturales: el caso de la miel

todo-lo-que-debes-saber-sobre-la-miel
Este preciado líquido espeso elaborado por las abejas es quizá uno de los mejores antisépticos naturales del mundo. La miel destaca por sus propiedades antiinflamatoria, antiséptica y reconstituyente, que nos ayudan a regenerar la piel a la vez que combaten posibles infecciones presentes en heridas y otro tipo de problemas cutáneos. Aunque puede aplicarse sola, con el fin de conseguir resultados más efectivos y saludables lo más recomendado es combinarla con otros ingredientes beneficiosos.

2. Antisépticos naturales: el tomillo

Este ingrediente natural es quizá uno de los antisépticos más longevos presentes en la lista. La historia lo ubica en el Antiguo Egipto, donde era utilizado para liberar el ambiente de diversos microorganismos bacterianos. Para aprovechar sus beneficios podemos utilizarlo de dos formas:

  • Aplicación tópica: para tratar las infecciones presentes en la piel.
  • Por medio de infusiones: Añadiremos una cucharada (10 g) de la hierbaen una taza de agua (250 ml) para tratar problemas del sistema respiratorio.

3. Antisépticos naturales: lavanda

Hablar de lavanda es hacer referencia a un aroma casi incomparable. No obstante, sus beneficios van más allá de su exquisito olor. Esta planta goza de excelentes propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por lo que es muy adecuada para el tratamiento de heridas presentes en la piel.

Descubre los 10 mejores aceites esenciales: ¡Imprescindibles!

4. Antisépticos naturales: la zanahoria

Dieta de la zanahoria
En términos generales, la zanahoria es reconocida por los inmensos beneficios que le brinda tanto a los ojos como a la piel, gracias a sus grandes aportes de vitamina C. Más allá de ser muy adecuado para el consumo, aplicado de forma tópica este vegetal también contribuye a la desinfección de heridas presentes en la piel. Además, evita tanto la acumulación como la proliferación de bacterias y otros microorganismos.

¿Qué debemos hacer?

Para aprovechar sus beneficios deberemos elaborar una pasta triturada, que posteriormente aplicaremos en el lugar afectado.

5. Propóleo como antiséptico natural

Este es otro antiséptico natural cuya existencia le debemos a las abejas. El propóleo es una resina empleada por las abejas obreras para sellar los espacios presentes en los panales donde yace la abeja reina.

  • Este también es reconocido por su amplia utilización en cuanto al tratamiento de enfermedades relativas al sistema respiratorio, ya que ayuda a liberar las vías y combatir infecciones.
  • Por otra parte, también es muy efectivo para tratar heridas internas como llagas presentes en el sistema digestivo.

6. Antisépticos naturales: la cebolla

Cebollas
La cebolla no solo es un alimento imprescindible en la dieta, sino que también se distingue por sus enormes poderes en cuanto a la eliminación de diversas bacterias y hongos. Para aprovechar sus beneficios podemos combinarla con otros ingredientes en diferentes recetas y preparaciones. Asimismo, su aplicación directa en crudo es muy adecuada para acelerar la curación de diferentes heridas presentes en la piel.

Conclusiones

En conclusión, incluso en casa podemos tener ingredientes para usarlos como antisépticos naturales. Sin embargo, recuerda siempre usarlos con moderación y en el marco de alimentación y estilo de vida saludables. Finalmente, si tu infección es más grave o requieres un tratamiento especial, lo más recomendable es acudir a tu médico.

  • Kon, K. V., & Rai, M. K. (2012). Plant essential oils and their constituents in coping with multidrug-resistant bacteria. Expert Review of Anti-Infective Therapy. https://doi.org/10.1586/eri.12.57
  • Punjataewakupt, A., Napavichayanun, S., & Aramwit, P. (2018). The downside of antimicrobial agents for wound healing. European Journal of Clinical Microbiology and Infectious Diseases. https://doi.org/10.1007/s10096-018-3393-5
  • Joyce, M. D., Jennings, M. C., Santiago, C. N., Fletcher, M. H., Wuest, W. M., & Minbiole, K. P. (2016). Natural product-derived quaternary ammonium compounds with potent antimicrobial activity. Journal of Antibiotics. https://doi.org/10.1038/ja.2015.107