6 beneficios del aceite de germen de trigo para tu cabello

Gracias a sus propiedades, a pesar de ser un aceite, el de germen de trigo no deja sensación grasosa en el cabello y nos ayuda a nutrirlo en profundidad

El aceite de germen de trigo es un producto de origen vegetal que se obtiene del pequeño embrión que se encuentra en el interior del grano de trigo.

Se destaca por su característico color ámbar oscuro y por su suave olor a nuez. Además, se ha valorado por su alto contenido de nutrientes esenciales y múltiples aplicaciones medicinales y cosméticas.

Incluso, muchas compañías lo están incorporando en algunos de sus productos para la piel y el cabello, ya que, tras ser absorbido, ejerce un efecto hidratante, reparador y rejuvenecedor.

Y es que, aunque algunos no lo conocen, es una gran fuente de ácidos grasos esenciales, antioxidantes y proteínas de alta calidad que ayudan a prevenir y tratar varios problemas estéticos.

Dado que muchas aún no lo han probado, en el siguiente espacio queremos destacar sus 6 beneficios para la salud capilar.

¡No dejes de probarlo!

1. Promueve el crecimiento saludable

Estimula el crecimiento del cabello

La aplicación de aceite de germen de trigo en las raíces del cabello es una gran solución contra la caída excesiva y las dificultades de crecimiento.

Este producto concentra una cantidad importante de vitaminas del complejo B, necesarias para estimular el crecimiento celular y la formación de los tejidos.

Sus proteínas fortalecen las fibras capilares y folículos. Así, evitan el quiebre, el exceso de sequedad y otras alteraciones que influyen en la caída.

Además, los ácidos grasos esenciales y su aporte de vitamina E regulan la producción de aceites en el cuero cabelludo y ayudan a mantener la melena voluminosa, brillante y saludable.

Lee también: Bálsamo casero para problemas del cuero cabelludo

2. Combate la sequedad

Las grasas saludables del aceite de germen de trigo, entre las que se incluyen el ácido linoleico y palmítico, penetran con facilidad en el cuero cabelludo y ayudan a hidratar el pelo seco.

Sus antioxidantes frenan el daño oxidativo causado por los radicales libres y disminuye los desequilibrios del pH que conducen a la sequedad.

Las vitaminas A, D y E fortalecen las fibras capilares y, a su vez, sirven para mantenerlas brillantes y humectadas.

3. Sirve como acondicionador natural

Acondicionador para el cabello

Por su suave textura y alta concentración de nutrientes esenciales, este tipo de aceite se puede utilizar como remplazo de los acondicionadores comerciales.

No solo resulta más económico sino que, sobre el pelo, brinda muchos más beneficios en comparación con los químicos.

Sus grasas saludables ayudan a mantener el brillo y, de paso, desenredan los nudos que tienden a quebrar el cabello durante el peinado.

4. Controla el frizz

Una pequeña cantidad de aceite de germen de trigo sobre el pelo ayuda a reducir ese antiestético efecto eléctrico que conocemos como frizz.

Gracias a su textura ayuda a hidratar y sellar las fibras capilares, evitando que se salgan de su lugar al tener contacto con la brisa o el viento.

Si bien es un producto oleoso, usado en pequeñas cantidades no altera la producción natural de aceites ni deja una sensación grasosa en la melena.

5. Protege el cuero cabelludo

Aceite cabello

Las proteínas, la vitamina E y los ácidos grasos esenciales de este producto son nutrientes muy beneficiosos para el cuero cabelludo.

Estos regulan su pH natural y facilitan la eliminación de las células muertas que se van quedando retenidas en su superficie.

Su uso a través de masajes estimula la circulación en esta zona y, por ende, facilita la oxigenación celular y el transporte de los nutrientes.

Además, cuenta con un interesante efecto antibacteriano y antifúngico que contribuye a prevenir y tratar la caspa y otros tipos de infecciones por bacterias y hongos.

6. Ayuda a sellar las puntas abiertas

Aunque no siempre es posible sellar las puntas abiertas del pelo, una buena opción es hidratarlas con aceite de germen de trigo para mejorar su aspecto.

El ácido linoleico, las vitaminas del complejo B y la vitamina E actúan en conjunto para reparar los daños de las fibras capilares, eliminando esas molestas horquillas que le dan un aspecto antiestético.

Visita este artículo: 9 tips imprescindibles para evitar las puntas abiertas

¿Cómo aplicar el aceite de germen de trigo sobre el cabello?

aceite-germen-trigo

El aceite de germen de trigo se puede utilizar por sí solo, o bien, como parte de una mascarilla o tratamiento capilar.

Según la necesidad del pelo, se puede usar una pequeña cantidad sobre el cuero cabelludo, las puntas o por toda la melena.

  • Lo idóneo es usarlo un día en que se tengan varias horas libres, ya que cuanto más tiempo se deje antes de enjugar, mejor.
  • Usa siempre una cantidad moderada, ya que los excesos podrían ser difíciles de enjuagar durante el lavado habitual.
  • Úsalo dos o tres veces a la semana, según el tipo de tratamiento que quieras darle al pelo.

Adquiere este aceite en tu tienda herbolaria o cosmética de confianza e inclúyelo en tu rutina de belleza capilar para descubrir todas sus bondades.

 

Te puede gustar