6 beneficios del aceite de jojoba para tu piel y cabello

21 febrero, 2017
Gracias a sus propiedades, el aceite de jojoba es un gran hidratante tanto de la piel como del cabello, pero con la ventaja de que no deja sensación grasosa

El aceite de jojoba es un producto natural que se obtiene de las semillas de la planta de jojoba, conocida en términos científicos como Simmondsia chinensis, originaria del sur de Estados Unidos y el norte de México.

Se caracteriza por su particular color oro brillante, aunque algunas presentaciones refinadas del mercado tienden a ser transparentes.

Tiene una vida útil bastante elevada, dado que no se oxida con facilidad ni adquiere malos olores, como sí ocurre con otros tipos de aceites vegetales.

Su textura tiende a ser espesa, similar al sebo, pero es bastante fácil de manejar y se puede combinar con muchos otros ingredientes.

De hecho, en los últimos años se ha convertido en un tratamiento de belleza alternativo, no solo porque contiene maravillosos nutrientes, sino porque ejerce interesantes beneficios sobre la salud capilar y cutánea.

Teniendo en cuenta que algunos aún lo desconocen, en el siguiente espacio queremos destacar sus principales usos cosméticos.

1. Ayuda a hidratar la piel

Ayuda a hidratar la piel

El aceite de jojoba concentra grandes cantidades de ceramidas, unas sustancias oleosas que promueven la hidratación profunda de la piel.

Este se absorbe con facilidad a través de los poros y, a diferencia de otros productos, no deja residuos ni sensación grasosa.

Sus compuestos activos crean una barrera protectora contra los desbalances en el pH de la piel, principales responsables de la pérdida de humedad.

Además, dado que es rico en antioxidantes, reduce el daño celular causado por los radicales libres y facilita el control de las alergias.

¿Quieres conocer más? Lee: Cuida la piel de tu escote con esta crema casera

2. Previene las arrugas prematuras

Los ácidos grasos esenciales y la vitamina E que contiene este aceite natural son útiles para revertir y prevenir los signos tempranos de la edad en la piel.

Ambos promueven la segregación de colágeno y elastina, dos sustancias necesarias para mantener la firmeza y juventud cutánea.

Su aplicación en las arrugas finas llega a disminuirlas hasta en un 25% y, de paso, mitiga las alteraciones causadas por los rayos del sol.

Su contenido de ácido linoleico y antioxidantes estimula la regeneración celular y facilita la eliminación de las células muertas.

3. Combate el acné

Prevenir el acné

Si bien sus compuestos son oleosos, el aceite de jojoba es una gran solución contra el acné y los puntos negros gracias a su acción antiséptica y astringente.

Dado que no deja textura grasosa, puede aplicarse en todos los tipos de pieles, incluyendo la que tiene comedones y espinillas.

Incluso, al usarse como tratamiento alternativo se disminuye el riesgo de manchas, cicatrices y otras imperfecciones derivadas de este trastorno de la piel.

4. Limpia a profundidad el cuero cabelludo

La aplicación de este aceite sobre el cuero cabelludo es una solución efectiva para remover los restos de sebo que obstruyen los folículos pilosos.

Sus ácidos grasos esenciales penetran con facilidad en esta zona,  brindándole un plus de nutrientes al pelo para que crezca de forma saludable.

  • Tiene agentes que regulan el pH natural, y evitan la producción excesiva de sebo por parte de las glándulas sebáceas.
  • También ejerce efectos antibacterianos y antimicóticos. Así, previene trastornos como la caspa y las infecciones por hongos.

5. Aumenta el brillo y volumen capilar

cabello

Este aceite vegetal es un tónico natural para aumentar el brillo y el efecto de volumen en toda la melena.

Es un excelente remedio para el pelo seco y con puntas abiertas, ya que retiene la humedad natural y ayuda a sellar las horquillas.

De hecho, su aplicación combate el pelo encrespado o frizz, uno de los problemas que impide lucir los peinados perfectos.

Se puede utilizar como alternativa de los acondicionadores comerciales, dado que no contiene químicos agresivos, desenreda el pelo y lo deja suave.

Visita este artículo: El low shampoo perfecto para tu tipo de cabello

6. Promueve el crecimiento del pelo

La aplicación diaria de una pequeña cantidad de aceite de jojoba en las raíces del pelo es una forma sencilla de proporcionarle algunos de los nutrientes que requiere para crecer sin inconvenientes.

Su acción astringente evita el bloqueo de los folículos pilosos, a la vez que equilibra la segregación de aceites y aumenta la fuerza de las hebras de pelo.

Combate la caída excesiva y contrarresta las deficiencias nutricionales que hacen que las hebras se quiebren con facilidad.

También sirve como agente para estimular la circulación en el cuero cabelludo, lo cual es clave para aumentar el crecimiento de pelo nuevo.

¿Aún no lo has probado? Adquiérelo en una tienda herbolaria o de cosmética natural y comprueba por ti misma sus maravillosas propiedades para mantener bella.

Te puede gustar