6 beneficios del agua de piña que debes aprovechar ahora mismo

Además de hidratarnos, el agua de piña es una forma ideal de conseguir nutrientes esenciales y, sobre todo, de combatir la retención de líquidos, gracias a sus propiedades diuréticas.

La piña es una deliciosa fruta tropical valorada desde la Antigüedad por su versatilidad en la cocina y su alto valor nutritivo. Se le atribuyen propiedades diuréticas, digestivas y antiinflamatorias, claves para prevenir y tratar una amplia variedad de afecciones.

Cuenta con un elevado contenido de fibra, fitoesteroles y bromelina, tres sustancias esenciales que promueven la eliminación de las toxinas retenidas en el cuerpo. También constituye una fuente natural de poderosos antioxidantes que protegen las células frente al daño causado por los radicales libres del ambiente.

Por si fuera poco, es una fruta baja en calorías, idónea para complementar la dieta de aquellos que están tratando de perder peso de forma saludable. Además, tanto su pulpa como su cáscara pueden utilizarse para preparar una bebida natural que permita aprovechar al máximo todas sus propiedades.

1. Fortalece el sistema inmunitario

Fortalecer el sistema inmunológico

El agua de piña es rica en vitamina C, un nutriente esencial para el fortalecimiento del sistema inmunitario. De hecho, una porción de piña contiene cerca de 75 mg de esta vitamina, la cantidad necesaria al día para un adulto. Es decir, un trozo de esta fruta cubre las necesidades nutricionales de vitamina C diarias. 

Leer también: Cinco frutas que aportan gran cantidad de vitamina C

2. Depura el hígado y el colon

Las enzimas digestivas y los antioxidantes de la piña estimulan el funcionamiento hepático. Con ello, se evitan dificultades durante el proceso de eliminación de las toxinas.

Sus cualidades depurativas facilitan la filtración de la sangre, a la vez que contribuyen a aumentar la oxigenación celular y estimulan la expulsión de los desechos.

Esta fruta también ejerce un ligero efecto laxante en el intestino, de modo que mejora su motilidad y evita el estreñimiento. 

3. Buena para la tiroides

Qué saber sobre la tiroides

El agua de piña contiene yodo y otros minerales esenciales que favorecen el buen funcionamiento de las glándulas tiroideas.

Su ingesta regular disminuye el riesgo de trastornos tiroideos y, en los pacientes enfermos, contribuye a controlar algunos de sus síntomas. Se recomienda incorporarla en la alimentación de las personas que sufren hipertiroidismo.

Además, se dice que la bromelina, su compuesto activo y enzima digestiva, desempeña un papel importante en la prevención de enfermedades autoinmunitarias. A su vez, estas están asociadas a la disfunción de la tiroides.

4. Controla la inflamación

La bromelina tiene un poderoso efecto antinflamatorio que beneficia los tejidos y sistemas del cuerpo humano. Su ingesta habitual puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen trastornos inflamatorios, como la artritis o las enfermedades óseas.

También es una buena aliada para aplanar el vientre, ya que controla la inflamación intestinal y el exceso de producción de gases.

5. Combate la retención de líquidos

evitar retención liquidos

La retención de líquidos es un trastorno que incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares crónicas, como la hipertensión arterial y la artritis. Si bien el tratamiento implica algunos cambios en el estilo de vida, la ingesta diaria de agua de piña puede complementar la recuperación.

Esta bebida tiene potentes efectos diuréticos. Estos mejoran el funcionamiento renal y los procesos encargados de regular los líquidos de los tejidos.

6. Previene las infecciones urinarias

Dado que incrementa la producción de orina, esta bebida contribuye al funcionamiento renal y a la destrucción de los patógenos que causan este tipo de enfermedades.

Además, se le atribuyen propiedades alcalinizantes, por lo que mitiga el ambiente ácido que necesitan los microrganismos para proliferar.

Leer también: Infusión de manzanilla para aliviar las infecciones del tracto urinario

¿Cómo preparar agua de piña?

agua-de-piña-salud

Con la ingesta regular de agua de piña, podrás complementar el consumo recomendado de agua para mejorar la salud y mantener hidratado el cuerpo.

De hecho, es una forma más sana de beber, ya que, además de agua, también le proporcionarás al cuerpo muchos nutrientes esenciales.

Ingredientes

  • ½ piña con cáscara
  • 1 litro de agua

Instrucciones

  • Corta la piña en trozos pequeños, sin retirarle la cáscara.
  • A continuación, pon los pedazos en una olla con un litro de agua y llévala a ebullición. Luego, baja el fuego paulatinamente.
  • Pasados 5 minutos, apaga y espera que repose un par de horas.
  • Pásala a través de un colador y consúmela.
  • Evita agregarle azúcar u otro tipo de endulzantes, ya que la piña es muy dulce de por sí.

Modo de consumo

  • Ingiere un vaso de la bebida en ayunas y distribuye el resto en otras tomas durante el día.

Como podemos ver, el agua de piña aporta muchos beneficios naturales que vale la pena disfrutar. A nivel físico, nutricional, cardiovascular, digestivo… Anímate a incluirla en tu dieta regular y comprueba por ti mismo sus efectos positivos en la salud.