6 beneficios del jugo de limón para tu salud

Si no soportamos la acidez del jugo de limón ni mezclándolo con agua podemos añadir un poco de estevia u otro endulzante natural, pero no azúcar, para no restarle beneficios

El jugo de limón fresco, exprimido en casa, es un alimento tan fácil de obtener, tan simple, y a la vez tan beneficioso para la salud, que conviene conocer todas sus propiedades medicinales para tener la voluntad de tomarlo cada día.

Muchos trastornos se pueden curar solamente con este sencillo hábito. ¡Pruébalo!

Cómo preparar el jugo de limón

limón

Por jugo de limón entendemos el que se extrae de la pulpa del limón al exprimirla.

No obstante, para potenciar las propiedades que citaremos a continuación, recomendamos elegir limones ecológicos para poder consumir también su peladura, que es muy rica en nutrientes.

Si no es ecológica no la usaremos, ya que estaríamos añadiendo a nuestro jugo una importante cantidad de pesticidas y ceras.

Para usar todo el limón, batiremos el cítrico entero, cortado en cuatro trozos, durante un minutos, junto con un vaso de agua (200 ml). El líquido resultante lo filtraremos y ya tendremos listo nuestro jugo de limón medicinal.

Cuando usamos el limón con su peladura, la bebida tendrá también un toque amargo, además del ácido. Si no soportamos ese sabor fuerte, podemos añadirle un poco de estevia pura, pero evitaremos siempre el azúcar, que restaría beneficios a nuestra bebida.

No olvides leer: Cómo germinar semillas de limón para disfrutar un bonito árbol en tu jardín

1. Potente antioxidante

El jugo de limón es un potente antioxidante, por lo cual es un remedio excelente para prevenir la acción de los radicales libres sobre nuestro organismo. Principalmente contiene  vitamina C, pero también flavonoides y beta-carotenos, entre otros.

Los radicales libres nos los causan los malos hábitos, una alimentación inadecuada, la contaminación, el estrés, etc.

Consumir alimentos antioxidantes nos ayuda a estar saludables y a tener un buen aspecto, ya que retrasamos los efectos del envejecimiento.

2. Completo depurativo

El limón es una de las frutas más depurativas que existen, es decir, que nos ayudan a eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo. Favorece la función del hígado, la vesícula biliar y los riñones lo cual, de manera indirecta, también mejora el tránsito intestinal.

Su contenido en calcio y potasio nos ayuda a combatir la retención de líquidos y facilita el trabajo depurativo del riñón.

3. Alcaliniza el organismo

Limón

El limón, a pesar de ser ácido, tiene la virtud de neutralizar el exceso de ácidos en el estómago y de contribuir a la alcalinización de la sangre y del organismo en general.

Tener un organismo demasiado ácido, por culpa de una mala alimentación, las emociones negativas o la contaminación, nos predispone a sufrir todo tipo de enfermedades.

Algunos estudios demuestran, incluso, su eficacia para prevenir el cáncer, el cual podría estar relacionado también con un organismo demasiado acidificado.

4. Protector cardiovascular

El limón contiene cantidades importantes de vitamina C, hesperidina y rutina, así como de varios antioxidantes.

Todos ellos son muy beneficiosos para mejorar la elasticidad de venas y arterias y prevenir enfermedades como la hipertensión, el colesterol, las varices, las hemorroides o la arteriosclerosis.

5. Ayuda a adelgazar

Caracteristicas-de-limon

El limón es ideal en las dietas de adelgazamiento, ya que tiene la propiedad de estimular el metabolismo y disolver las grasas.

Esto, sumado a la virtud de eliminar la retención y el exceso de líquidos, favorece una pérdida de peso gradual y saludable, además de mejorar nuestra salud. Estos beneficios los conseguimos gracias a su contenido en vitamina C, pectinas y cafeína.

Por otro lado, el jugo de limón ejerce un efecto saciante que lo convierte en un remedio para controlar el apetito, sobre todo si lo tomamos un rato antes de las comidas.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 alimentos que te ayudarán a acelerar tu metabolismo

6. Mejora la digestión

Las infusiones con un poco de limón, su jugo en ayunas, como aliño… Este cítrico es un complemento muy efectivo para mejorar la digestión de nuestras comidas.

Previene la acidez, ayuda a digerir las grasas y las proteínas, regula el apetito tanto si tenemos poco o demasiado.

Lo podemos alternar o sustituir por el vinagre en las ensaladas y vinagretas, y añadirlo a todo tipo de guisos y horneados. También podemos añadir su ralladura a los postres.

Aliñar con limón nuestras comidas también mejora la asimilación del hierro y previene y combate la anemia de manera natural.

Te puede gustar