6 beneficios de la lectura que te gustará saber

14 junio, 2018
Si queremos obtener el máximo provecho de la lectura es importante que el libro sea físico, ya que los formatos electrónicos no nos proporcionan los mismos beneficios

Leer un buen libro es algo que muchas personas disfrutamos y hacemos como una actividad normal. Esto nos ayuda a alejarnos de las cargas diarias que se van acumulando durante el día.

Sin embargo, muchas veces, no sabemos todos los beneficios de la lectura para el organismo. Y es que, aunque no lo creas, leer un poco diariamente brinda excelentes beneficios para la salud.

Bien lo sabía el poeta inglés Joseph Addison cuando dijo “Leer es para la mente lo que el ejercicio físico es para el cuerpo”. Y ciertamente es así. Con esta lista de beneficios que seguramente se queda corta, te podrás dar cuenta de esto. Y nunca más dejarás pasar por alto un agradable tiempo de lectura.

1. Disminuye el nivel de estrés

Leer, como pasión y no como una tarea, ayuda a disminuir de forma efectiva la acumulación de estrés en el organismo. Al relajarse, se reducen los niveles de la hormona cortisol, principal causante del estrés.

  • Con tan solo 6 minutos de lectura relajada al día se puede llegar a disminuir el nivel de estrés de manera considerable.
  • Esta actividad disminuye la tensión en los músculos y ayuda a mantener el ritmo cardíaco en un nivel normal.

Un beneficio de mucha importancia, ya que el estrés es uno de los principales causantes de la aparición de distintos tipos de enfermedades en los humanos.

2. Mejora la calidad de sueño

Otro de los beneficios de la lectura, cuando se realiza por las noches antes de dormir, es que ayuda a que el cerebro se relaje y olvide las tensiones acumuladas durante el día. De manera que nuestro cuerpo y nuestra mente pueden descansar mejor durante toda la noche.

Es importante que sepas que, si vas a leer antes de dormir, debes ser con un libro en físico. Nada de tabletas y computadores, ya que estos son los peores enemigos del descanso.

Se ha comprobado mediante investigaciones que las tabletas o teléfonos producen una luz azul que impide que podamos dormir plácidamente. Esta disminuye los niveles de melatonina, una hormona indispensable para que el cuerpo sepa cuándo debe dormir.

3. La lectura retrasa el deterioro cognitivo

Es una buena manera de mantener las funciones cerebrales activas. Ayuda en un alto grado cuando se acerca la vejez y nuestro cerebro empieza a verse afectado.

  • Leer un poco a diario ayuda a que las conexiones neuronales sean mayores, a que se trabaje la memoria en un alto nivel y a que los daños a nivel cerebral se presenten de una manera más lenta.

De hecho, se ha comprobado por diversas investigaciones científicas que mantener el cerebro en actividad ayuda a retrasar la etapa de demencia senil y a prevenir la aparición de enfermedades como el alzhéimer.

Podemos trabajar la memoria con lecturas u otras actividades como los crucigramas o el ajedrez.

4. La lectura mejora el vocabulario

Leer diversos libros nos ayuda a conocer temas y palabras que ni sabíamos de su existencia. Y esto nos llevará a buscar cada vez más significados, aumentando así nuestro léxico, cosa que se relaciona directamente con un alto nivel de inteligencia.

Por eso, es recomendable iniciar con los hábitos de la lectura en edades tempranas, para que los niños puedan tomar esta buena costumbre como una pasión.

5. Mejora relación social

Una persona que tenga como hábito leer habrá leído una gran cantidad de libros de diversos temas a lo largo de su vida. Además de un extenso vocabulario, sus temas de conversación serán numerosos.

Beneficios de leer unos minutos al día.

Asimismo, sus habilidades de expresarse y comunicarse cada vez serán mejores.

6. Aumenta la concentración

Al leer, una persona que es capaz concentrarse por completo en la actividad que está realizando, sin estar pendiente de todo lo que pasa a su alrededor.

De esta forma trabaja en su concentración, desarrollando la capacidad de terminar cada actividad que empieza. Esto, a su vez, activa su objetividad y le permitirá tomar mejores decisiones.

Si todavía no tienes la costumbre de leer, te recomendamos que empieces y que refuerces cada día este hábito en tus hijos. Con esto estarás mejorando notablemente tanto tu calidad de vida como la suya.

Te puede gustar