6 beneficios que obtienes al incluir alfalfa en tu dieta

4 noviembre, 2017
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
La alfalfa puede ayudarnos a mejorar nuestra salud general. Contiene importantes nutrientes que contribuyen a promover la salud inmunitaria y cardiovascular. ¿Ya la probaste?

La alfalfa es una planta de la familia de las legumbres, aunque también se considera una hierba. Su nombre científico es Medicago Sativa y se cree que proviene originalmente de Asia meridional y central. No obstante, en la actualidad se cultiva en muchos otros lugares del mundo.

En lo que tiene que ver con gastronomía, la alfalfa se ha empleado en la preparación de arroces, sopas, ensaladas, entre otras recetas. Sin embargo, es un ingrediente que también tiene múltiples usos como hierba medicinal. Tanto sus semillas como sus hojas secas y brotes tienen nutrientes y propiedades que se pueden usar como complemento para la salud.

¿Cuáles son las propiedades nutricionales de la alfalfa?

La alfalfa se ha valorado como complemento nutricional debido a su interesante aporte de nutrientes. De acuerdo con información publicada en SELF Nutrition Data, 1 taza de 33 gramos contiene tan solo 8 calorías. Además, aporta:

  • Vitamina K: 13 % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Vitamina C: 5 % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Cobre: 3 % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Manganeso: 3 % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Folato: 3% % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Tiamina: 2% % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Riboflavina: 2 % % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Magnesio: 2% % de los requerimientos diarios recomendados.
  • Hierro: 2% % de los requerimientos diarios recomendados.

De igual forma, esta misma porción aporta un gramo de proteína y un gramo de fibra. Además, según una publicación en The American Journal of Chinese Medicine, este alimento también cuenta con componentes fitoquímicos antioxidantes. 

¿Qué beneficios  podemos obtener del consumo regular de alfalfa?

Debido a su contenido de nutrientes, incluir alfalfa en la alimentación regular puede ser beneficioso para promover la salud. Sin embargo, es importante acompañarla con una dieta balanceada, pues por sí sola no produce mayor impacto.

Ahora bien, también hay que tener en cuenta que no es un alimento milagroso y no debe consumirse como un sustituto de los tratamientos médicos. Simplemente, es un complemento cuya ingesta contribuye al bienestar.

1. Fortalece el sistema inmunitario

Cómo fortalecer el sistema inmunológico

Debido a su contenido de nutrientes esenciales, la alfalfa es un alimento que contribuye a fortalecer el sistema inmunitario. De hecho, en un estudio publicado en Revista Medica Herediana se determinó que podría ayudar a incrementar los leucocitos, una parte esencial del sistema inmunitario que ayudan a combatir infecciones y enfermedades. No obstante, aún es necesaria más evidencia.

Ver también: Empieza a fortalecer tu sistema inmunitario de forma natural con seta de ostra

2. Apoya la salud metabólica

En la medicina tradicional se ha utilizado la alfalfa como un agente antidiabético y antihiperlipidémico. Si bien las evidencias en humanos son limitadas, en estudios hechos en animales se encontró que los suplementos con alfalfa pueden regular los niveles de colesterol y los niveles altos de azúcar en sangre.

3. Contribuye a prevenir la anemia

Combate la anemia

Gracias a su modesto aporte de hierro, la alfalfa puede ser beneficiosa para los pacientes con anemia. Coincidiendo con una publicación en Medical Clinics of North America, la deficiencia de hierro es una de las causas más comunes de anemia. Por eso, conviene asegurar su consumo a través de la dieta.

4. Mitigar los síntomas de la menopausia

Esto se debe a los fitoestrógenos contenidos en la alfalfa. Estos ayudan a controlar el desequilibrio de estrógenos en el organismo. Si bien no hay investigaciones exhaustivas al respecto, un estudio publicado en Minerva Ginecologica encontró que los extractos de salvia y alfalfa fueron capaces de controlar los sudores nocturnos y los sofocos en 20 mujeres. 

5. Disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Subestimamos a las enfermedades cardiovasculares

Una investigación publicada en Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences señala que el consumo de alfalfa dentro de una dieta saludable puede tener efectos preventivos sobre la progresión de la formación de estrías grasas en las arterias. Gracias a esto, también supone un buen complemento para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

6. Mejorar la salud de la piel

Por su alto contenido en antioxidantes y cumarinas, este alimento es perfecto para lucir una piel bella y radiante. En general, contribuye a reducir los efectos del estrés oxidativo, principal causa del envejecimiento prematuro.

Te recomendamos leer: Cómo eliminar la celulitis con una dieta saludable

¿Cómo incluir alfalfa en tu dieta?

Cómo incluir alfalfa en tu dieta

Las hojas de la alfalfa las podemos consumir junto con verduras de hoja verde, como espinaca y acelga, y las cocinaríamos igual que se cocinan estas. También puedes preparar una deliciosa agua refrescante:

Ingredientes

  • ½ taza de hojas de alfalfa (75 g).
  • El zumo de medio limón.
  • Un litro de agua.
  • Miel (al gusto).

Preparación

  • Coloca en la licuadora las hojas de alfalfa, el zumo de limón y el agua.
  • Licua durante tres minutos. Añade la miel y vuelve a mezclar.
  • Sirve y disfruta.

Los germinados de alfalfa son también una excelente opción para preparar ensaladas o como ingrediente en emparedados. Si no puedes conseguirlos en tu mercado local los puedes sembrar en casa.

¿Qué necesitas?

  • Un recipiente de al menos 9 cm de diámetro y 15 cm de altura.
  • Un pedazo delgado de tela para cubrir el recipiente.
  • Una banda elástica.
  • Agua (250 ml).
  • Semillas de alfalfa (10 g).

¿Qué debes hacer?

  • Pon en remojo las semillas con el agua durante tres horas.
  • Cubre el recipiente con la tela y la banda elástica.
  • Drena el agua y ponlo al sol.
  • Repite esto durante una semana. Ocasionalmente recuerda mover el recipiente para evitar que los brotes se enreden.
  • Para consumir, solo enjuaga y desinfecta.

¡Para tener en cuenta!

Aunque la alfalfa es un alimento nutritivo y beneficioso, en algunos casos conviene evitar su consumo o consultar al médico antes de tomarlo como suplemento. Esto incluye:

  • Durante el embarazo y la lactancia.
  • Al tomar medicamentos de acción anticoagulante.
  • En pacientes con trastornos autoinmunitarios.

Si presentas alguna enfermedad y tienes duda sobre el consumo de este o cualquier otro alimento, recuerda siempre consultar a un especialista antes de consumir o aplicar cualquier remedio.

  • Al-Dosari, Mohammed. (2012). In Vitro and in Vivo Antioxidant Activity of Alfalfa (Medicago sativa L.) on Carbon Tetrachloride Intoxicated Rats. The American journal of Chinese medicine. 40. 779-93. 10.1142/S0192415X12500589.
  • Amaro, Jony & Iparraguirre, María. (2018). Efecto del consumo de extracto de alfalfa (Medicago sativa L.) sobre el recuento de leucocitos, en ratones (Mus musculus). Revista Medica Herediana. 29. 97. 10.20453/rmh.v29i2.3349.
  • Seida, A., El-Hefnawy, H., Abou-Hussein, D., Mokhtar, F. A., & Abdel-Naim, A. (2015). Evaluation of Medicago sativa L. sprouts as antihyperlipidemic and antihyperglycemic agent. Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences28(6), 2061–2074.
  • DeLoughery, T. G. (2017, March 1). Iron Deficiency Anemia. Medical Clinics of North America. W.B. Saunders. https://doi.org/10.1016/j.mcna.2016.09.004
  • Seida, A., El-Hefnawy, H., Abou-Hussein, D., Mokhtar, F. A., & Abdel-Naim, A. (2015). Evaluation of Medicago sativa L. sprouts as antihyperlipidemic and antihyperglycemic agent. Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences28(6), 2061–2074.
  • De Leo, V., Lanzetta, D., Cazzavacca, R., & Morgante, G. (1998). [Treatment of neurovegetative menopausal symptoms with a phytotherapeutic agent]. Minerva Ginecologica50(5), 207–11. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9677811
  • Asgary, S., Moshtaghian, J., Hosseini, M., & Siadat, H. (2008). Effects of alfalfa on lipoproteins and fatty streak formation in hypercholesterolemic rabbits. Pakistan Journal of Pharmaceutical Sciences21(4), 460–464.