6 beneficios de saltar la cuerda, un ejercicio muy completo

Saltar la cuerda nos permite ejercitar todo el cuerpo y agudizar nuestros reflejos, así como nuestra capacidad de reacción, a la vez que mejora tanto nuestra capacidad aeróbica como anaeróbica

Hace 3600 años, los egipcios empezaron a usar lianas para dar comienzo a lo que hoy conocemos como saltar la cuerda. En aquella época era un juego o pasatiempo. No obstante, hoy en día se ha convertido en una actividad física con múltiples beneficios para nuestra salud.  

Descubre en este artículo por qué saltar la cuerda no es solamente cosa de niñas. A continuación comprenderás por qué los entrenamientos más duros incluyen este ejercicio, como sucede con los boxeadores. Te mostramos los 6 grandes beneficios de saltar la cuerda.

¿Te animas a probarlo?

Antes de empezar

Saltar la cuerda es una actividad para ambos sexos que se puede realizar en cualquier lugar. Tampoco importa la edad ni requiere de un fondo físico excepcional. No necesita de un gasto económico desorbitado: tan solo una cuerda. 

Puedes ir elevando la dificultad si empleas cuerdas de diferentes pesos. Eso sí, debe ajustarse a la perfección a la altura de cada persona, de modo que no esté encorvada o haya un exceso de cuerda que se arrastre. También te aconsejamos que pruebes con pesas en los tobillos, empezando siempre con una dificultad moderada o leve.

Te recomendamos leer: 6 increíbles beneficios de saltar la cuerda que posiblemente desconocías

Beneficios de saltar la cuerda

1. Mejora la concentración

Saltar a la cuerda.

La concentración es una capacidad intelectual que, al igual que un músculo, mejora cuanto más se ejercita. Además, todas las actividades que realizamos son mucho más efectivas y precisas si se hacen con una buena concentración. Podemos afirmar que la concentración es imprescindible a todos los niveles: laboral, social, doméstico, lúdico, etc. 

Saltar la cuerda nos obliga a tener un índice de atención muy elevado. Este ejercicio requiere una coordinación entre la cuerda, los brazos y las piernas que solo es posible si estamos bien concentrados.

Todos nuestros sentidos trabajan al máximo hasta que mecanizamos los movimientos y aprendemos a dominar los saltos. 

2. Fortalece la resistencia muscular

Con el ejercicio de saltar la cuerda se pueden desarrollar diferentes capacidades físicas. Podemos hacer rutinas de resistencia muscular, en las que el ritmo de los saltos es suave o moderado. O bien podemos elegir un ritmo muy intenso con el que intentemos colapsar al músculo, llevándolo al límite. 

En ambos casos, ganamos en fuerza y tono muscular. A las pocas semanas de práctica, podremos ver los resultados en unos cuádriceps tonificados y unas pantorrillas mucho más desarrolladas y definidas. También la zona abdominal trabaja con intensidad en este ejercicio tan completo. 

3. Mejora la capacidad aeróbica y anaeróbica

saltar la cuerda

Cuando se empieza este tipo de entrenamiento, la capacidad pulmonar y la resistencia física suelen ser muy deficientes. Es habitual que, en las primeras sesiones de saltar la cuerda, no se aguanten más de 5 o 10 minutos seguidos.

  • Si realizamos saltos durante poco tiempo y con una intensidad muy alta, mejoramos nuestra capacidad anaeróbica.
  • Si queremos desarrollar la capacidad aeróbica, el ejercicio tendrá que ser de recuperación rápida, con resistencia y menos esfuerzo físico. 

4. Adelgaza

El entrenamiento con cuerda puede ser una excelente opción si necesitas perder peso. La explicación es que mueve todo el cuerpo y se trabajan muchos grupos de músculos. Por lo tanto, saltar la cuerda quema grasa de forma inmediata. 

De esta forma, cuanta mayor destreza y perfección en la técnica a la hora de saltar la cuerda, más efectiva será la quema de calorías. Con la sudoración, además, eliminamos toxinas del organismo. Esto nos ayuda a depurarnos para prevenir muchas enfermedades.

5. Refuerza la estructura ósea

saltar-a-la-comba-beneficios

Si prestamos atención al ejercicio, veremos que toda la estructura ósea de nuestro cuerpo se mueve con los saltos. Este continuo movimiento de piernas, brazos, hombros y columna vertebral hace trabajar nuestro esqueleto y le confiere mayor fortaleza y resistencia ante posibles fracturas.

Entre los problemas de huesos que podemos prevenir está la osteoporosis. También se fortalecen los discos intervertebrales al desarrollar la musculatura paravertebral. Esto nos protegerá de posibles hernias y lumbalgias. 

Ver también: Osteoporosis: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

6. Agudiza los reflejos

El hecho de que la élite deportiva del mundo del boxeo incorpore los saltos de cuerda o comba en todos sus entrenamientos no es algo casual. Con la coordinación, la atención y la concentración que se necesita para hacer este ejercicio, se desarrollan los reflejos. 

A medida que se aumenta el ritmo, requiere de mayor velocidad, destreza y precisión. Y esto es algo que nos servirá para muchas facetas de nuestra vida. Aumentar nuestra velocidad de reacción puede incluso salvarnos la vida en una situación inesperada.

¿Te animas, pues, a saltar la cuerda?