6 bocadillos que puedes comer antes de dormir

No es necesario acostarse a dormir con el estómago vacío para mantener un peso saludable. De hecho, esta práctica puede resultar perjudicial a la hora de bajar de peso.

En la búsqueda por mantener un peso sano y equilibrado, muchas se abstienen de comer antes de dormir por la noche aunque sientan un fuerte deseo de hacerlo. Si bien es cierto que durante el periodo de descanso el metabolismo es más lento, no es aconsejable ir a la cama con hambre. Esta situación puede llevar a atracones de comida posteriores y, algunas veces, produce síntomas digestivos que impiden alcanzar un sueño reparador.

En realidad, sí está permitido comer antes de dormir algunos bocadillos que, incluso, complementan la dieta e inducen al descanso. Por supuesto, no son recetas hechas con harinas, grasas o azúcares. La clave a la hora de comer antes de dormir está en optar por alimentos ligeros pero con un aporte nutritivo significativo. Además, estos alimentos pueden combinarse con facilidad, por lo que no resultan aburridos.

1. Banana con nueces, una buena opción para comer antes de dormir

banana

Un bocadillo ligero de banana con nueces puede controlar el hambre nocturna y, de paso, reducir la acidez gástrica y las agruras. Estos deliciosos alimentos son una importante fuente de aminoácidos como el triptófano que, entre otras cosas, ayuda a evitar el insomnio.

Ingredientes

  • ½ banana madura.
  • 1 cucharada de nueces picadas.

Preparación

  • Tritura media banana madura y mézclala con las nueces picadas.

Modo de consumo

  • Ingiere el bocadillo 30 minutos antes de acostarte.

Ver también: 8 interesantes usos que le puedes dar a las cáscaras de banana

2. Leche tibia con canela

Por supuesto, si quieres mantener un peso saludable, debes optar por la leche baja en grasa, descremada o sin lactosa. Al añadirse la canela, se beneficia el metabolismo y la digestión por lo que resulta un buen bocadillo para comer antes de dormir.

Ingredientes

  • ½ taza de leche.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 cucharada de miel (opcional).

Preparación

  • Calienta media taza de leche y, cuando esté tibia, añade la canela.

Modo de consumo

  • Disfruta la bebida 20 o 30 minutos antes de ir a la cama.

3. Yogur con avena

avena-yogur

El yogur natural bajo en grasa combinado con avena nos brinda un snack delicioso y saciante, ideal para ir a descansar sin sentir hambre. Ambos ingredientes benefician la salud digestiva, protegen la flora intestinal y, adicionalmente, ayudan a conciliar el sueño.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural bajo en grasa.
  • 1 cucharada de avena.

Preparación

  • Mezcla media taza de yogur natural con una cucharada de avena.
  • Si gustas, puedes licuarlo para que todo quede bien integrado.

Modo de consumo

  • Come este bocadillo 30 minutos antes de ir a dormir.

4. Yogur griego con arándanos

Este postre saludable está lleno de aminoácidos esenciales, vitaminas, antioxidantes y otra amplia variedad de nutrientes que le confieren beneficios a tu salud. Ayuda a frenar la ansiedad por la comida y, gracias a sus compuestos probióticos, el yogur es ideal para proteger la flora intestinal y la salud inmunitaria. Por lo tanto, resulta una buena opción para comer antes de dormir.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur griego.
  • 4 arándanos congelados.

Preparación

  • Pon el yogur griego en la licuadora y mézclalo con los arándanos congelados.

Modo de consumo

  • Disfruta esta merienda cuando sientas hambre antes de dormir.

5. Cereal integral con leche de almendras

cereal-leche-almendras

Si bien el consumo de cereal está recomendado para el desayuno, no hay que descartarlo como bocadillo saludable para los momentos de ansiedad nocturna. Su aporte de calorías es ligero, por lo que no representa un riesgo para aumentar de peso; además, aporta fibra y nutrientes que benefician la digestión.

Ingredientes

  • ½ taza de cereal integral.
  • ½ taza de leche de almendras.

Preparación

  • Pon el cereal integral en un tazón y mézclalo con la leche de almendras.

Modo de consumo

  • Ingiere el bocadillo 30 o 40 minutos antes de ir a dormir.

Te recomendamos leer: Cereales integrales vs cereales refinados

6. Batido de durazno y manzana

Preparar un batido es una forma saludable y rápida de frenar la ansiedad por comer que suele aparecer en los momentos antes de ir a la cama. Son bajos en calorías, contienen antioxidantes y aminoácidos, y muchas de las recetas ayudan a estimular los procesos de desintoxicación. En este caso, proponemos uno de durazno y manzana que, adicional a todo esto, mejora la calidad de sueño.

Ingredientes

  • 2 duraznos.
  • 1 manzana.
  • 1 manojo pequeño de menta.
  • ½ taza de agua.

Preparación

  • Lava, pela y pica las frutas en varios trozos.
  • Incorpora los ingredientes en la licuadora, incluyendo la menta y el agua, y procésalo por unos instantes.
  • Tras obtener una bebida homogénea, sírvela sin colar.

Modo de consumo

  • Toma la bebida 20 o 30 minutos antes de acostarte.

Sí se puede comer antes de dormir. Solo hay que buscar las alternativas ligeras, moderar las cantidades y procurar no comer e ir inmediatamente a la cama. Lo más favorable es comer, como mínimo, 30 minutos antes de dormir.