6 buenos hábitos que te ayudan a evitar el sueño por la mañana

¿Sabías que practicar ejercicio físico o darse una ducha de agua fría son dos de las mejores formas de combatir el sueño y empezar el día con energía?

Un mal descanso en la noche, la falta de algunos nutrientes y el exceso de estrés son factores que, a menudo, pueden producir cansancio y sensación de sueño por la mañana.

Esta situación puede ser leve, aunque agrupa síntomas que, muchas veces, interfieren en la realización de algunas de las tareas cotidianas.

El cuerpo se puede sentir agotado físicamente y también tiende a presentar problemas de concentración y dificultades en las habilidades mentales.

Sin embargo, es un problema que se puede controlar de forma natural, procurando mantener un periodo de sueño de 8 horas y practicando ciertos hábitos matinales.

En esta oportunidad queremos compartir en detalle 8 sencillos trucos para contrarrestarlo sin que afecte la jornada.

¡Descúbrelos!

1. Tomar una ducha fría

tomar-ducha

Lavar el rostro con agua fría, o mejor aún, tomar una ducha, es uno de los mejores hábitos para evitar esa sensación de querer seguir durmiendo en la mañana.

La temperatura fría del agua activa la circulación de la sangre y permite que el oxígeno y los nutrientes se transporten con más facilidad.

Esto, por obvias razones, aumenta el nivel de energía y optimiza las funciones mentales.

Lee también: Agua fría con hielo para los pies

2. Consumir una bebida hidratante

Durante el periodo de descanso el organismo realiza procesos que eliminan una cantidad importante de líquidos de los tejidos.

Producto de la deshidratación, se puede producir una fuerte sensación de cansancio matinal.

Por eso, para evitar sus síntomas, lo ideal es empezar el día con una bebida hidratante como el agua o las infusiones.

Su ingesta sirve como apoyo del combustible del cuerpo y, de paso, participa en la digestión y los procesos de desintoxicación.

3. Beber una taza de café

café

Muchas personas en todo el mundo no pueden iniciar sus actividades diarias sin antes tomar una buena taza de café.

¿La razón? La dosis de cafeína que le brinda al organismo ayuda a estimular el sistema nervioso y aumenta la capacidad de concentración y estado de alerta.

Por este motivo, si el sueño interfiere en las tareas matutinas, el consumo de café, de forma moderada, puede ser la solución.

Nota: El exceso de cafeína puede producir una sobreestimulación del sistema nervioso. Se relaciona con taquicardia, sofocos e hiperactividad.

4. Ingerir una manzana como merienda

Para mantener el metabolismo activo y, de paso, evitar bajas en el nivel de energía en la mañana, se recomienda el consumo de meriendas saludables.

La manzana, por sus propiedades, es una de las mejores opciones para este momento del día. Es baja en calorías y su fibra dietética prolonga la saciedad y evita excesos de calorías.

Cabe mencionar que, adicional a esto, contiene hidratos de carbono que le sirven como fuente de glucosa a las células para mantener suficiente “combustible”.

Ver también: ¿Sabes qué es la alimentación limpia? ¡Descubre sus beneficios!

5. Hacer ejercicio físico

hacer-ejercicio

La sensación de sueño y cansancio en la mañana puede ser la excusa perfecta para no hacer ejercicio. Sin embargo, aunque cueste un poco de trabajo, es una de las mejores soluciones naturales para poner en marcha todo el cuerpo.

A través de las actividades deportivas se optimiza la circulación y aumenta la sensación de vitalidad. Además, son ideales para mejorar la calidad de sueño en la noche y tener un mejor estado de ánimo durante el día.

6. Preparar un licuado

En lugar de recurrir a bebidas energéticas comerciales, se puede preparar un licuado de frutas y vegetales para darle un “impulso” físico y mental al cuerpo.

Existen muchas recetas, de variados ingredientes y sabores. Aprovechando la oportunidad, te compartimos uno de fresa y banana.

Ingredientes

  • 6 fresas maduras
  • 1 banana madura
  • 1 vaso de yogur natural bajo en grasa (200 g)
  • 2 cucharadas de avena (30 g)
  • 1 cucharada de semillas de chía (15 g)

Preparación

  • Lava bien las fresas y ponlas en la licuadora con la banana, el yogur y la avena.
  • Procesa todos los ingredientes a velocidad máxima, hasta obtener una bebida homogénea.
  • Sírvelo y agrégale una cucharada de semillas de chía.

Modo de consumo

  • Consume el licuado como parte del desayuno, o bien, a media mañana cuando te sientas sin energía.

Como consejo final recuerda que, para tener mañanas más productivas y llenas de energía, es bueno que evites el mal humor y el contacto con personas tóxicas.

Mejora tu estilo de vida con todos estos hábitos y empieza a notar la diferencia en todas tus mañanas.