6 cambios en tu estilo de vida que pueden darte 10 años más

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
15 Marzo, 2020
Gestos tan sencillos como practicar un poco de ejercicio, dormir lo suficiente y llevar una alimentación equilibrada pueden ayudar a que tu esperanza de vida aumente.
 

¿Quieres llevar una vida más saludable? ¿Te enfermas con facilidad? ¿Padeces colesterol, presión arterial elevada o diabetes? Entonces, quizás sea un buen momento para llevar a cabo pequeños cambios en tu estilo de vida.

Con este artículo, tendrás la información para cambiarlo. Quizás a algunas personas no les agrada el hecho de decir “año nuevo, vida nueva” pero para otras, el mes de enero es el aliciente para hacer muchas modificaciones. Es el momento de que empieces a pensar en tu salud, en cómo quieres afrontar el nuevo año y en qué cosas ya no quieres más en tu vida.

6 cambios en tu estilo de vida que pueden aumentar la longevidad

Los estudios realizados en las comunidades más longevas del mundo y algunos de ellos corroborados por estudios longitudinales de laboratorio en animales de experimentación, permiten de forma general proponer 6 factores que influyen decisivamente, a la luz de los conocimientos actuales, en el por ciento de la longevidad máxima que el individuo alcanzará.

1. Añade más vegetales y frutas a tu dieta

Si comes bien, te sentirás bien. Es así de sencilla la ecuación. ¿Te has puesto a pensar alguna vez por qué te sientes irascible, cansado y sin ganas de hacer nada, sobre todo después de comer? En efecto, una parte de la responsabilidad recaería en la comida grasa y azucarada.

Tal vez te interese: Las frutas más beneficiosas para nuestra salud

Todo lo contrario ocurre con las frutas y verduras, sobre todo, si están crudas. Tendrás una gran cantidad de energía acumulada y cumplirás con todas tus actividades sin problemas. Además, te ayudarán a no enfermarte tanto, reducir el colesterol, adelgazar y controlar tus niveles de azúcar en sangre. En el caso de los niños, esta recomendación nutricional debe ir acompañada con una actividad física con niveles moderados de intensidad.

 

Según el siguiente estudio realizado por el Departamento de Nutrición y Bromatología II de la Universidad Complutense de Madrid, el consumo de frutas y verduras debe ser de 400 g/día (una recomendación realizada también por diferentes organizaciones nacionales e internacionales).

Consume dos piezas de frutas y tres de vegetales al día. ¡Llena de color el plato y cambia tu estilo de vida!

estilo de vida

2. Haz ejercicio todos los días

Existen diversas maneras de mantenerte en forma. Realizar actividad física todos los días, según un artículo publicado por la Revista Médica de Barcelona:

Supondría protección respecto al riesgo de cardiopatía isquémica, hipertensión arterial y accidentes cerebrovasculares. También es consistente el hallazgo de que niveles bajos de actividad física son importantes determinantes del desarrollo y mantenimiento de la obesidad, cuya prevalencia alcanza niveles alarmantes en la actualidad.

Puedes empezar por cambiar algunos hábitos; así, cuando llegues al trabajo, sube por las escaleras en lugar de usar el elevador. Al regresar a casa, baja una estación antes del metro y llega caminando. Utiliza la bicicleta para ir a buscar a tus hijos a la escuela o para hacer la compra.

 

Los sábados por la mañana limpia a fondo tu casa con música a todo volumen (sin molestar a los vecinos) y quema calorías. También puedes hacer tareas de jardinería, lavar el coche o sacar a pasear a tu perro por el barrio. ¡Existen miles de maneras de mover el esqueleto!

3. Duerme

Seguro que ya has leído o escuchado alguna vez que se necesita descansar ocho horas al día para sentirse renovado y con las baterías cargadas.

La cantidad no es tan exacta, pueden ser seis o siete y, según el siguiente artículo recogido de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU, las horas pueden variar de adultos a niños. No obstante, lo importante es que te sientas descansado y que tu cuerpo haya podido recuperarse de todas las actividades de tu jornada.

Durante el embarazo, en invierno o vacaciones, quizás quieras quedarte un rato más en la cama. ¡Aprovecha y date el gusto! No te prives de una siesta si tienes la oportunidad de hacerlo. Muchas empresas se han dado cuenta de que los empleados que duermen después de almorzar son más productivos hasta la hora de salida.

No obstante, hay que tener precaución con las siestas, ya que pueden generar problemas de sueño durante la noche. Es por ello que los expertos recomiendan:

  • Realizar siestas cortas: 10/20 minutos.
  • Dormir a primera hora de la tarde.
  • Crear un ambiente de descanso.

estilo de vida

 

4. Escucha al cuerpo

Aunque no te hayas dado cuenta, el organismo ofrece diferentes señales para mostrar lo que le está pasando. Por ello, conviene aprender a descifrar este idioma de sentidos y emociones.

El dolor y la fiebre son dos síntomas comunes. Además, cuando se está muy cansado y sin ganas de nada, puede que se esté incubando alguna enfermedad; por lo que es conveniente descansar un poco más. No te hagas tanto problema por lo que te rodea y piensa un poco más en ti.

5. Evita el exceso de estrés en tu estilo de vida

Las dosis normales de estrés son habituales. Pero sobreexponerse al estrés puede generar problemas serios.

Los adultos, hoy en día, sufren mucho de estrés y esto se podría derivar en el desarrollo de varias patologías como acidez estomacal, úlceras, estreñimiento, fibromialgia, presión arterial elevada, ataques cardíacos, cefalea… etc.

Quizás te interese: 6 actividades deportivas que te ayudan a superar el estrés

¿Cómo reducir el estrés? Bajando las revoluciones de tu vida, la ansiedad o los nervios. Para ello, puedes ponerte en manos de un especialista que te ayudará y asesorará.

Una de las claves es no dejar que las preocupaciones te sobrepasen, haz actividades relajantes, como es el yoga o la natación. Medita, lee un libro sentado en el sofá, disfruta de un baño, escucha música clásica, aprovecha una charla con amigos o con tu pareja… Las opciones son incontables.

6. Deja de lado los hábitos poco saludables en tu estilo de vida

 
estilo de vida

  • ¿Fumas?, procura dejarlo.
  • ¿Comes mucha fast food?, empieza a llevarte ensaladas a la oficina.
  • ¿Te pasas todo el día frente al ordenador?, trata de caminar un poco más.
  • ¿Consumes demasiadas harinas blancas o azúcar refinado?, cambia a opciones más sanas como los cereales integrales y la stevia.
  • Si comes todo frito, piensa en otras alternativas como el vapor o la plancha.

En conclusión, puedes mejorar tu estilo vida modificando una serie de hábitos. Por lo tanto, está en tu mano el poder disfrutar de una vida más saludable y tranquila. ¿A quién no le interesaría poder disfrutar de todas estas ventajas y aspirar a vivir más años? Está en tus manos.

 
  • Bezrukov, V., and N. A. Foigt. “Longevidad centenaria en Europa.” Revista Española de Geriatría y Gerontología 40.5 (2005): 300-309.
  • Martínez Querol, César, and Víctor T. Pérez Martínez. “Longevidad: estado cognoscitivo, validismo y calidad de vida.” Revista Cubana de Medicina General Integral 22.1 (2006): 0-0.
  • Ramírez Hoffmann, Henry. “Acondicionamiento físico y estilos de vida saludable.” Colombia Médica 33.1 (2002).
  • Tamer, Norma Liliana. “La perspectiva de la longevidad: un tema para re-pensar y actuar.” Revista argentina de sociología 6.10 (2008): 91-110.
  • M. Cámara, P. Morales, V. Fernández-Ruiz, Mª.C. Sánchez-Mata, R.M. Cámara y M.E. Torija. Promoción del consumo de frutas y hortalizas en España: conocimiento científico y actividad física. Art.83 UCM-Fundación Sabor y Salud “Frutas y hortalizas como fuente de salud. Generación y difusión del conocimiento científico” (2013-14). http://www.sech.info/ACTAS/Acta%20n%C2%BA%2065.%20XIII%20Jornadas%20del%20Grupo%20de%20Horticultura/Alimentaci%C3%B3n%20y%20Salud%20I/Promoci%C3%B3n%20del%20consumo%20de%20frutas%20y%20hortalizas%20en%20Espa%C3%B1a,%20conocimiento%20cient%C3%ADfico%20y%20actividad%20f%C3%ADsica.pdf
  • José Javier Varo Cenarruzabeitiaa, J. Alfredo Martínez Hernández & Miguel Ángel Martínez González. Beneficios de la actividad física y riesgos del sedentarismo. Med. Clin. (Barc) 2003;121(17):665-72 http://mural.uv.es/joplase/obesidad%20y%20educacion%20fisica.pdf
  • MedlinePlus en línea: https://magazine.medlineplus.gov/es/art%c3%adculo/cuanto-sueno-necesita/
  • MayoClinic, en línea: https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/napping/art-20048319?p=1
  • Maulén, D. y Brunel, L. (2018-08).Bella siesta : descanso y belleza. Disponible en http://repositorio.uchile.cl/handle/2250/167816.
  • García, N. and Zea, R., 2020. Estrés Académico. [online] Aprendeenlinea.udea.edu.co. Available at: <http://aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/psicologia/article/view/11369/10646> [Accessed 15 March 2020].
  • Llanes Betancourt, C., 2020. Los Factores Más Probables De Longevidad: Reflexiones Sobre El Tema. [online] Scielo.sld.cu. Available at: <http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192008000100005> [Accessed 15 March 2020].