6 consejos clave para recargar tus energías a la hora del almuerzo

Daniela Echeverri Castro·
24 Julio, 2020
¿Sabías que utilizar el teléfono móvil durante las comidas podría aumentar el riesgo de padecer obesidad? Sigue leyendo y descubre por qué.

Muchas veces, se suelen hacer bruscos y constantes cambios en la alimentación diaria como producto de un estilo de vida agitado y cargado de actividades. Esto suele afectar, casi siempre, a la hora del almuerzo.

Lo que no se tiene en cuenta es que omitir alguna de las comidas principales o no ingerir los alimentos adecuados, pueden afectar de forma directa la salud física y mental.

El almuerzo, en especial, es una de las comidas más importantes, sobre todo durante las jornadas laborales. Esta hora del día es esencial para mejorar la productividad durante la tarde y evitar los desajustes anímicos que pueden interrumpir las actividades.

Por esta razón, a continuación te comentaremos 6 consejos clave para sacarle más provecho a la hora del almuerzo. ¡Conócelos!

1. No omitir el almuerzo

La regla número uno para no desaprovechar los beneficios del almuerzo es no omitirlo bajo ninguna circunstancia.

Puede que haya mucho trabajo y poco tiempo, pero de nada servirá ignorar este momento de alimentación si más tarde se produce sensación de debilidad o fatiga.

Si hay que quedarse a comer en el trabajo, procura llevarte siempre un tupper, que puedes preparar la noche anterior. Aunque sientas que la pereza se adueña de ti, es esencial no descuidar este hábito.

Ver también: Recetas de almuerzos rápidos y bajas calorías

2. Evitar el uso de dispositivos electrónicos

Evitar el uso de dispositivos electrónicos

En la actualidad, la mayoría de la gente está enganchada a los dispositivos electrónicos. Es difícil despegarse de ellos incluso en la hora del almuerzo.

Lo que hay que tener presente es que este es un hábito nocivo. Este estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Adger (Noruega) en niños de ente 10 y 12 años estableció una correlación entre el riesgo de padecer obesidad y la tendencia a comer mirando la televisión. Esto podría extrapolarse al uso de cualquier dispositivo electrónico, como el ordenador, el móvil o la tableta.

De la misma forma, los resultados también mostraron que aquellos niños habituados a hacer varias comidas al día tenían menos tendencia al sobrepeso.

Siempre que sea posible, es mejor alejarse de estos elementos y buscar un lugar tranquilo para almorzar sin interrupciones.

3. Comer con tranquilidad

Muchos trabajadores le dedican solo unos minutos al almuerzo, ingiriendo comidas rápidas o alimentos no tan saludables. En este momento, es recomendable evitar mirar el reloj y tratar de tomarse el tiempo que sea necesario para comer bien.

Igualmente, elegir un almuerzo completo y saludable y masticar bien cada alimento ayuda a aumentar la sensación de saciedad.

4. Comer carnes magras

Comer carnes magras

Las carnes magras son aquellas con menos contenido de grasa en comparación con otros tipos de carne. Pueden provenir de varias partes del cerdo y la ternera, aunque también incluye el pollo sin piel y el pavo.

Son carnes con una elevada cantidad de vitamina B12, elemento que ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso.

5. Ingerir vegetales de hojas verdes

Los vegetales verdes pueden añadirse a cualquier comida del día. Sin embargo, incorporarlos a la hora del almuerzo aporta al cuerpo un aliado extra para afrontar las horas que restan hasta el final de la jornada laboral.

Estos son muy bajos en calorías y contienen propiedades nutricionales de gran valor energizante como:

  • Fibra.
  • Clorofila.
  • Vitaminas A, C, B, E y K.
  • Minerales como el hierro, magnesio, potasio y calcio.

Algunos de los más destacados son:

  • Espinacas.
  • Acelga.
  • Apio.
  • Brócoli.
  • Berro.
  • Coliflor.
  • Coles.
  • Rúcula.
  • Lechuga.
  • Escarola.

El más recomendado es la espinaca, ya que su riqueza vitamínica y su contenido en hierro hacen que sea una gran aliada para recargas las “pilas” de todo el cuerpo.

Te recomendamos leer: 10 beneficios que desconocías de la espinaca

6. Hacer ejercicios de estiramiento

Hacer ejercicios de estiramiento

Estos movimientos aportan una gran ayuda a la hora de aliviar la tensión muscular que ocasiona el hecho de permanecer mucho tiempo sentados. Sin duda, es una de las mejores formas de evitar los dolores y otras molestias que suelen aparecer al final de la jornada.

Sé responsable: cuida tu bienestar

Omitir el almuerzo o no tomarse el tiempo suficiente para comer de manera adecuada es dejar sin combustible al cuerpo. Como consecuencia, puede producirse un cansancio extremo que, a su vez, puede derivar en dolores de cabeza, sensación de desfallecimiento o, incluso, mareos.

De la misma forma, es recomendable almorzar sin mirar el móvil o el ordenador, puesto que existen evidencias científicas que lo asocian con el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad. Dedica al almuerzo la importancia que se merece, tu bienestar podría estar en juego.

  • VV.AA. (2013).Associations between eating meals, watching TV while eating meals and weight status among children, ages 10–12 years in eight European countries: the ENERGY cross-sectional study. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3663732/
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002403.htm