6 consejos que debes seguir si te quieres poner en forma

Daniela Castro 21 diciembre, 2017
Aunque la determinación es clave a la hora de decidir ponerse en forma, si no estamos acostumbrados al ejercicio deberemos ir adaptándola actividad a nuestras posibilidades

Muchas personas están tratando de adoptar hábitos para ponerse en forma y mejorar muchos aspectos de su salud y su cuerpo.

Si bien no es una tarea sencilla, ni que se logre de la noche a la mañana, se puede conseguir con un cambio total en el estilo de vida.

El problema es que muchos no son pacientes para ver los resultados y, aunque tienen la iniciativa, acaban por desistir ante las dificultades que se van presentando.

Lo cierto es que, para alcanzar nuestro objetivo, es fundamental ser disciplinados en todos los aspectos y, sobre todo, ser constantes con cada uno de los esfuerzos que se requieren.

Considerando que ahora mismo muchos se están trazando esta meta, hoy queremos compartir 6 consejos claves para ganar resistencia física y mejorar la figura.

¡Ponlos en práctica!

1. Conócete

conocete

Antes de adoptar un plan de entrenamiento para estar en forma, es fundamental solicitar la ayuda de un profesional para valorar el estado físico y las posibles limitaciones en determinados ejercicios.

Saltarse este paso puede conducir a lesiones o dolencias que, sin duda, impedirán que se lleve a cabo el plan deseado.

  • Una valoración permitirá saber el estado de las articulaciones y el riesgo de lesiones.
  • También es útil para conocer el peso corporal, la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Estos aspectos, en conjunto, serán claves para diseñar un plan adecuado para las necesidades de cada uno.

Lee también: ¿Tienes poco tiempo para estar en forma? ¡Puedes hacer esto!

2. Mantente activo

Para mejorar el estado físico en general y, por supuesto, el peso corporal, es necesario hacer a un lado el sedentarismo y mantener activos tanto como sea posible.

La adopción de un plan de entrenamiento físico contribuye, en poco tiempo, a conseguir resultados notorios tanto en resistencia como en figura.

  • Es primordial combinar ejercicios cardiovasculares con actividades de fuerza y resistencia.
  • En lo posible, lo ideal es contar con el apoyo de un entrenador profesional, no solo para ejecutar los ejercicios de forma correcta, sino para tener a alguien que constantemente está motivándonos para alcanzar el objetivo.

3. Mejora tu alimentación

comer-saludable

Para que el plan de ejercicios deje ver sus resultados, es fundamental combinarlo con una dieta saludable, balanceada y con todos los requerimientos nutricionales del cuerpo.

Cada persona tiene ciertas necesidades en función de su peso, su edad y estado físico. No obstante, las reglas generales son:

  • Limitar el consumo de alimentos procesados, azucarados o ricos en sodio.
  • Evitar el exceso de grasas saturadas o frituras.
  • Aumentar el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Asegurar una óptima absorción de proteínas de alto valor biológico (carnes magras, pescados o legumbres, entre otros).
  • Evitar las bebidas alcohólicas y los refrescos.
  • Comer cinco porciones pequeñas de comida, en lugar de tres porciones abundantes.

4. Desayuna bien

Siguiendo con el consejo anterior, es primordial mencionar aparte la importancia de consumir un buen desayuno todas las mañanas.

Esta primera comida del día funciona como una fuente de “combustible” para las células del cuerpo y, por lo tanto, es necesaria para activar el metabolismo y tener un buen rendimiento físico y mental.

Saltarse el desayuno produce sensación de fatiga durante las actividades deportivas y, muchas veces, desencadena episodios de ansiedad por la comida en horas posteriores.

  • Un buen desayuno debe contener el 25 % de las calorías totales diarias recomendadas.
  • Debe incluir fuentes de fibra dietética, antioxidantes y proteínas.

Ver también: Los 9 mejores estiramientos para estar en forma

5. Hidrátate

Agua-de-limón-hidratacion

El consumo diario de agua es uno de los hábitos más importantes para mantener la salud. Sin embargo, cuando se hace deporte, resulta más esencial garantizar su consumo adecuado.

Durante el ejercicio el organismo se deshidrata y pierde, a través del sudor, sales minerales y sustancias que son necesarias para algunas de sus funciones.

Por eso, para no sufrir descompensaciones, debemos consumir abundantes líquidos con electrolitos y glucosa.

  • Lo ideal es beber de 6 a 8 vasos de agua al día.
  • Se aconseja el consumo de bebidas isotónicas y aguas frutales.
  • También es válido tomar jugos de fruta naturales, infusiones y limonadas.

6. Sé constante

Ser constantes es uno de los aspectos más importantes para lograr estar en forma sin fallar en el intento. Desde el principio es primordial saber que, para alcanzar el objetivo, los esfuerzos deben ser permanentes.

Los resultados pueden variar en cada persona, dependiendo de su metabolismo, estado físico y hábitos.

Por esto, no se puede pretender conseguir resultados de la noche a la mañana, o en poco tiempo, incluso cuando otros quizá lo han logrado.

  • Cada organismo trabaja de diferentes formas y, por lo general, el cuerpo requiere un periodo de adaptación para convertir el ejercicio en una rutina.
  • No se puede iniciar un plan de entrenamiento con un alto nivel de intensidad: el proceso se realiza de manera gradual.

¿Estás pensando en ponerte en forma? ¿Aún no te decides? ¡Acaba ya con el sedentarismo!

Sigue todas estas recomendaciones y comienza a disfrutar de los beneficios de tener un mejor estilo de vida.

Te puede gustar