6 consejos para estimular al hombre

No permitas que la monotonía se apodere de tu relación, existe un sinfín de estrategias para reavivar la pasión en la cama. Aprende cómo estimular a un hombre con estos sencillos consejos.

¿Has notado que tu pareja ya no se estimula como antes? ¿Quieres darle una sorpresa en la intimidad? En el siguiente artículo encontrarás consejos para impresionar a un hombre al momento de la relación sexual descubriendo toda su anatomía e intentando efectivos trucos.

Al igual que la mujer, el hombre no se limita a su sexo y posee numerosas zonas erógenas, puntos corporales que una vez estimulados, provocan una excitación sexual. Aprende a conocerlos para explorarlos mejor y ofrecerle a él nuevas experiencias que incrementarán su pasión.

Puedes ayudarte de la lencería provocativa y los juguetes sexuales

Las partes más eróticas de un hombre.

¿Cómo volverlo loco en la cama?

Seducir, provocar y excitar son palabras clave que debes considerar al momento de compartir un encuentro sexual con un hombre. Para conseguir el máximo disfrute de principio a fin, comienza a poner en práctica estas recomendaciones y hazlo estallar de placer:

Expectativa

Haz que espere un poco, pero de manera inteligente. Procura seducirlo sutilmente y, luego, provocarlo con intensidad.

No te apresures

Elige un buen momento para estimularlo. Cuando consigas su erección, puedes utilizar tus manos y acariciar suavemente su miembro viril.

Descubre: Las formas de lograr más placer al tener sexo

Estimula zonas erógenas

Las zonas erógenas son partes del cuerpo que presentan mayor sensibilidad o terminaciones nerviosas, en comparación con el resto. Entre estas están:

  • Cuero cabelludo
  • Párpados
  • Orejas
  • Labios
  • Cuello
  • Nuca
  • Pectorales
  • Vientre bajo
  • Muslo interno

Lencería

Compra lencería atrevida sin miedo ni timidez. Tu chico te lo agradecerá y te concebirá como una mujer confiada y segura tanto de tu cuerpo como de tu sexualidad.

Practícale sexo oral

Es uno de los secretos para mantener una relación sexual placentera y duradera. Tu saliva hará que su pene se mantenga erecto, pero si no te gusta, también puedes utilizar lubricantes de sabores.

Mastúrbalo

De forma cuidadosa, arranca este ejercicio sujetando su pene por el tronco. Empieza subiendo y bajando despacio. También puedes ayudarte acariciando sus testículos.

Anatomía del pene

Repetir el mismo movimiento, de arriba y abajo todo el tiempo ya es más que suficiente. Funciona, pero eso es aburrido. Hay muchas partes de la anatomía masculina, y especialmente de su anatomía viril, que se pueden procurar para llevarlo al máximo deleite.

  • A la raíz, le gusta que se mantenga bien con las manos.
  • El tronco o cuerpo aprecia todo tipo de masajes y caricias.
  • La corona (pequeño reborde entre el tronco y el glande), es una zona extremadamente sensible.
  • El glande, extremo del pene, es muy receptivo a las caricias bucales y manuales.
  • Para algunos, los testículos son buenas zonas para masajear o meterse en la boca.
  • El periné es una piel muy fina y sensible entre el ano y las partes genitales.
  • El ano es una parte tabú para unos, mientras que para otros supone un placer intenso, aunque ¡cuidado! Debes detenerte si, por el contrario, ves que le causa incomodidad.
Asfixia autoerótica.

El punto H

El punto G de un chico, también conocido como el punto H, es su glándula prostática. Esta es la responsable de producir la mayoría del semen, pero también es una zona erógena muy sensible. Puedes buscar su próstata unos 7 centímetros dentro de su ano, cerca de sus genitales. Es aproximadamente del tamaño y la forma de una nuez.

Prueba a masajear el perineo. Después mueve el dedo alrededor de su ano, toma un poco de lubricante e introdúcelo cuidadosamente. Una vez que estés dentro, intenta imitar con tus dedos el movimiento de “ven acá”. Esto lo excitará.

Tips

En primer lugar, cada vez que te adentres en una de esas zonas calientes pregúntale si le gusta y ve observando y aprendiendo de sus respuestas. Adicionalmente, los pequeños gemidos de felicidad te servirán de buen indicador para vayas descubriendo los gustos de tu pareja.

  • Dúchate con él.
  • Usa lubricante.
  • Mantén tus uñas estén limpias, cortas y lisas.
  • Los juguetes sexuales ayudan.
  • Si tu chico quiere que experimentes con su punto H, eso no significa que sea gay. Así que no te preocupes por ello. Intenta hacerle ver que es absolutamente natural y normal querer experimentar.

Si bien todos somos diferentes, existen ciertos rasgos comunes que nos caracterizan, especialmente a los hombres, cuando sexualidad se trata. Sigue estas recomendaciones para que incites cada uno de sus sentidos y logre tener una mejor experiencia íntima contigo.