6 consejos para desarrollar talentos en tus hijos

Thady Carabaño · 4 agosto, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 14 enero, 2019
Muchos padres y madres se preocupan por descubrir y ayudar a potenciar el talento de sus hijos. La edad preescolar es el momento para comenzar a explorar sus habilidades.

Unos pintan y a otros les gusta la música o el fútbol. Cada niño o niña tiene talento para algo. Cómo ayudar a descubrir y a potenciar el talento de tu hijo es una preocupación recurrente para los padres y madres. La edad preescolar es el momento para comenzar a explorar sus habilidades y destrezas. Desarrollar el talento no solo alimenta su autoestima, sino que además ayuda a potenciar sus intereses en el futuro.

¿Cómo descubrir el talento de tu hijo o hija?

Niños superdotados
Realizar aquello en lo que es bueno, es fuente de bienestar para el niño. Si, además, puede comenzar a desarrollar ese talento desde edades tempranas, podría llegar a alcanzar niveles de excelencia. Experiencias empoderadoras como esta, podría marcarle de forma positiva para el resto de su vida.

Para descubrir y desarrollar el talento de tu hijo, es preciso que dediques tiempo a estar con él, y que sigas estas 6 recomendaciones:

1. Observa a tu hijo

Obsérvale. Cualquier momento es bueno para ello: Mientras hacen sus tareas escolares, juegan o en cualquier otra actividad que realices con él en familia. Céntrate en observar con qué más disfruta o qué se le da bien.

Evalúa si disfruta de la música, si le gusta bailar o prefiere pintar, si tiene buena memoria o si inventa juegos o cuentos. Podrían mostrar interés por los idiomas o aprenden a leer rápido. Observa si usan las dos manos para escribir o tiene facilidad para los deportes. Cualesquiera de estas podrían ser señales que apuntan a habilidades que posee tu hijo.

Lee también: 5 niveles de la comunicación con nuestros hijos.

2. Dale libertad para explorar

Propicia que conozca cosas nuevas, diferentes. Así, estarás potenciando en él el placer por descubrir experiencias nuevas. No importa tanto conseguir determinado resultado, sino el proceso. Es decir, darle la oportunidad de poner a prueba sus destrezas. Esta es una estrategia efectiva para saber cuál es el talento de tu hijo.

Si lo dejas explorar y conocer sus propias posibilidades, poco a poco irá descubriendo qué es lo que le apasiona y cuáles son sus habilidades. Y en la medida en que las ejercite será, incluso, mejor el grado de consecución de la tarea en cuestión.

3. Valora su ritmo

Tu hijo puede sorprenderte por la rapidez con la que aprende o domina un conocimiento. O, por el contrario, podría necesitar más tiempo para descubrir qué le gusta. Un buen consejo, en este sentido, es evitar sobrecargarlo con un exceso de actividades extra. Si lo sobrecargas, se cansará. Y, después del cansancio, generalmente llega el desinterés.

Guiar a tu pequeño hacia el conocimiento pleno de sus intereses personales, de sus habilidades físicas y mentales, requiere de tiempo. Entonces, ve con calma, juega con él, permítele explorar, ponerse a prueba, equivocarse y volver a empezar. Todo esto forma parte de la aventura y es lo que la hace realmente apasionante.

4. Evita las comparaciones

Nunca compares la inteligencia o las habilidades de tu hijo con las de otro niño. Menos aún, con la de los hermanos, si los tuviera. Cada niño es único y, como tal, merece ser tratado acorde a su individualidad.

El talento puede ser heradado o no. Podría ser innato o alcanzado por el desarrollo de ciertas habilidades. Así las cosas, has de tener presente que tu hijo no será músico porque su abuela lo haya sido o futbolista porque un hermano lo es.

Piensa, además, que tus pasiones no tiene por qué ser necesariamente las de tu hijo. Por mucho que quieras inculcárselas, él como ser independiente que es, perseguirá desarrollar las suyas, que podrían coincidir o no con las de sus progenitores. Si le impones tus gustos o preferencias, lejos de descubrir su talento, solo conseguirás el rechazo de aquello que buscas fomentar.

5. Ama a tu hijo

Niños caprichosos

¿Te preguntas qué tiene que ver el amor con descubrir el talentos en tu hijo? Pues bien, el amor es importante en todo lo que pretendamos hacer, influir o potenciar en nuestros hijos.

Ama a tu hijo tal y como es. No quieras ver en él al que imaginas o al que te hubiera gustado tener. de haberlo, eseideal no se corresponde con la realidad. No te engañes imaginando que tu hijo será o disfrutará algo que a él no le gusta o para lo cual no tiene especiales habilidades.

Quizás te interese leer también: El frasco de calma: un evento espectacular para tus hijos.

6. No conviertas su pasión en una obligación

Una vez que has determinado cuál es el talento en tu hijo, sé prudente y no lo conviertas en una obligación. Déjale disfrutar de lo que hace. Déjale aprender, descubrir, autorrealizarse. Solo su interés justifica la razón de ser de esa experiencia. Tampoco le recrimines por su desempeño. Esa presión es contraproducente. Si, en esta ocasión, lo que intentaba hacer no le salió tan bien, reconoce su esfuerzo y anímalo a mejorar.

La libertad con la que tus hijos puedan acercarse a lo que les apasiona puede ser el detonante para descubrir su talento. Y, recuerda: talento no es sinónimo de genialidad. Muchas veces basta con ser bueno en algo. No tiene por qué ser el mejor. Por el contrario, la obligación cercena el disfrute y podría frustrar su interés y desempeño en la actividad que comenzaba a apasionarle.

  • Gardner, H. (2000). Intelligence Reframed: Multiple Intelligences for the 21st Century. Nueva York: Basic Books.
  • Gardner, H. (1993). Multiple intelligences: the theory in practice. Nueva York: Basic Books.
  • Geake, J. (2008). “Neuromythologies in education”, Educational Research, 50 (2): 123-133.
  • Nikolova, K., and Taneva-Shopova, S. (2007). “Multiple intelligences theory and educational practice”, Annual Assess, 26 (2): 105-109.