6 consejos para desarrollar talentos en tus hijos

4 agosto, 2018
Cuando los niños llegan a la edad preescolar es un gran momento para descubrir y desarrollar sus talentos. Invita a tus hijos a explorar y a descubrir sus habilidades para lo que les apasiona.

Unos pintan y a otros le gusta la música o el fútbol. El talento de cada niño es único. Cómo ayudar a descubrir y potenciar los talentos en tus hijos es una preocupación recurrente, para ti y para todos los padres y madres.

En el momento en el que los niños dejan de ser bebés, cuando están en la edad preescolar, es una gran ocasión para explorar sus habilidades y destrezas. Desarrollar el talento no solo alimenta su autoestima, sino que además ayuda a precisar con mayor claridad cuáles serán sus intereses en el futuro.

¿Cómo descubrir los talentos en tus hijos?

Niños superdotados

 

Cuando un niño realiza aquello para lo que es bueno se produce un gran bienestar mental y emocional. Si además pueden comenzar a desarrollar ese talento desde la edad más temprana, puede alcanzar niveles de excelencia, que eventualmente marcarán su vida de forma definitiva.

Para descubrir y desarrollar los talentos en tus hijos, sobre todo depende de ti, del tiempo que dediques a tus hijos. Para ello, nos gustaría proponerte las siguientes 6 recomendaciones:

1. Observa a tus hijos

 

Para descubrir los talentos en tus hijos, simplemente obsérvalos. Mientras los acompañas a hacer sus tareas escolares, juegan o en cualquier otro momento a compartir en familia, observa qué es lo que más disfruta hacer o en qué sobresalen.

Evalúa si disfrutan de la música, si les gusta bailar o prefieren pintar, si tienen buena memoria o si inventan juegos o cuentos, si demuestran interés por los idiomas o aprenden a leer rápido, si usan las dos manos para escribir o brillan en los deportes. Todas estas son señales de las habilidades que tienen tus hijos.

Lee también: 5 niveles de la comunicación con nuestros hijos

2. Dales libertad para explorar

 

Deja que tus hijos se acerquen a multitud de opciones y permíteles explorar. No limites su mundo e invítalo a conocer por el mero placer de descubrir, no porque sea una obligación que debe cumplir. Esta es una gran estrategia para saber cuáles son los talentos en tus hijos.

Si los dejas explorar y conocer qué opciones hay, poco a poco descubrirán qué es lo que les apasiona, para qué tienen habilidades y destrezas, y qué deben hacer para obtener los mejores resultados.

3. Valora su ritmo

Un niño puede sorprenderte con la rapidez con la que aprende o domina un conocimiento, pero también puede tomarse su tiempo para descubrir qué es lo que le gusta. Evita desesperarte y sobrecargar a tu hijo con actividades extras. Si lo sobrecargas se cansa y, después del cansancio, llega el abandono.

Guiar a tu pequeño hacia el conocimiento pleno de sus intereses personales, de sus habilidades físicas y mentales, requiere de tiempo. Entonces, ve con calma, juega con él, permítele explorar, probar sus destrezas, equivocarse y volver a empezar.

4. Evita las comparaciones

Nunca compares la inteligencia o las habilidades de tu hijo con las de otro niño, menos aún con la de los hermanos. Cada niño es un universo único y, como tal, merece respeto, sobre todo de sus padres.

El talento es innato en cada niño, no se hereda. Tu hijo no será músico porque su abuela lo haya sido, o futbolista porque un hermano lo es. Tus pasiones no son las de tus hijos, por mucho que quieras inculcarlas. Si impones tus gustos o preferencias, lejos de descubrir un talento, lo que puedes lograr es un rechazo.

5. Ama a tus hijos

Niños caprichosos

¿Te preguntas qué tiene que ver el amor con descubrir los talentos en tus hijos? Se vinculan porque el amor es importante en todo lo que pretendamos hacer, influir o potenciar en nuestros hijos.

Ama a tus hijos tal y como son, no al que imaginas o al que te hubiera gustado tener, pues ese ideal no se corresponde con la realidad. No te engañes imaginando que tu hijo será o disfrutará algo que a él no le gusta o para lo cual no tiene habilidades.

Ver también: El frasco de calma: un evento espectacular para tus hijos

6. No conviertas su pasión en una obligación

Una vez que has determinado cuáles son los talentos en tus hijos, no lo conviertas en una obligación. Déjalos disfrutar de lo que hacen, aprender, descubrir, perfeccionarse, pero porque tus hijos están interesados en ello, no porque les has impuesto una obligación.

Tampoco le compares o le recrimines por su propio desempeño. Tu hijo no necesita esa presión de sus padres. Si en esta ocasión no le salió tan bien, reconoce su esfuerzo y aliéntalo a mejorar.

La libertad con la que tus hijos puedan acercarse a lo que los apasiona puede ser el detonante para despertar alguna genialidad. Por el contrario, la obligación cercena el disfrute y puede, eventualmente, frustrar el desempeño y la continuidad de tus hijos en esa actividad que parecía apasionarle.

 

Te puede gustar