6 consejos para el cuidado de la ropa de algodón

Un truco sencillo y eficaz para cuidar nuestro ropa de algodón es el de separar las prendas de color de las blancas a la hora de lavarlas.

La ropa evoluciona y cada vez se utilizan nuevas técnicas de creación de las prendas. Muchas veces no pensamos en cómo lavaremos una prenda cuando la compramos en la tienda, simplemente nos fijamos en lo hermosa que es y en lo bien que nos sienta.

Estos avances dentro de la industria textil hace que las prendas sean mucho más funcionales que nunca, aunque sus cuidados sean al final un tanto confusos. Las etiquetas muestran varias formas de lavar cada prenda: a baja temperatura, en frío, a 30 ºC, a 40 ºC, lavado a mano, no se permiten suavizantes, secado en seco o que no se puede planchar. Son muchas las variantes y nos podemos volver un poco locos.

Sin embargo, existen métodos para lavar correctamente y sin temor de equivocarnos. En este caso nos referimos al material más utilizado por excelencia: el algodón.

La ropa de algodón es muy cómoda, elegante y fresca. Es de los materiales que menos problemas dan a nuestra piel y el más utilizado. Sin embargo, con el paso del tiempo, esa camiseta que tanto hemos lucido empieza a verse fea. ¿Qué podemos hacer?

Si quieres que tu ropa de algodón se mantenga como nueva por más tiempo, te contamos cómo puedes lavarla.

Existen ingredientes que te ayudan a mantener el color en tus prendas de ropa.

Métodos para lavar la ropa de algodón

Lo ideal y lo más conveniente es separar y lavar las manchas que tengamos más difíciles en primer lugar y por separado. Adquiere cualquier producto de limpieza o elabora un limpiador casero para quitar las manchas difíciles antes de introducir la prenda en la lavadora.

Tenemos que tener claro que no es lo mismo tratar una camiseta de algodón de color claro, que camisetas oscuras o blancas. Tenemos que evitar que las prendas de color blanco se mezclen con las de color.

Descubre: 7 fáciles trucos para blanquear la ropa

1. Temperatura y tipo de detergente

Tenemos que prestar especial atención a la temperatura del agua con la que lavamos, así como comprobar qué tipo de detergente utilizamos. No debemos utilizar jamás agua caliente para lavar la ropa de algodón, porque puede hacer que destiña e incluso encoja su tejido y debilitarlo.

Si tu lavadora tiene opción de lavado delicado, sería la mejor opción. Además, no olvides que el lavado excesivo del algodón puede hacer que las fibras queden maltratadas. Intenta lavar las prendas de algodón todas juntas.

2. Secadora

La secadora puede ser un invento fantástico, sin embargo, puede hacer que cierto tipo de prendas se rompan y se dañen. Si quieres utilizarla, mantén el ciclo de secado a un mínimo.

Si prefieres tender la ropa, hazlo en un lugar fresco y que no incida la luz del sol directamente. El sol puede dañarla a la larga, ya que debilita igualmente las fibras.

3. Utilizar almidón

El uso del almidón hace que la ropa de algodón perdure por más tiempo. No obstante, no hay que aplicarlo tras cada lavado. Basta con hacerlo de vez en cuando para que esa prenda dure más.

4. Atención a la plancha

Podemos organizar nuestro armario de diversas maneras.
La plancha es imprescindible en algunas prendas, como son las camisas o cierto tipo de camisetas o pantalones. Si deseas utilizarla, hazlo a una temperatura alta porque este tipo de tejido se arruga mucho.

Lee este artículo: 7 trucos para evitar malos olores en los armarios

5. Sistema de almacenar la ropa

Las polillas son amantes del algodón, por lo que debes prestar atención y guardar tu ropa en un lugar seco, limpio y libre de polillas.

Mantén un armario organizado para que la ropa no se arrugue ni se estropee. Si quieres utilizar una prenda de algodón que ha estado durante mucho tiempo guardada lo ideal sería sacarla un par de horas para que se ventile.

6. Mojar el algodón

Es conveniente mojar el algodón antes de lavarlo, dependiendo siempre de la suciedad que presente la prenda en cuestión. Si está muy sucia lo ideal es dejarlo en remojo durante toda la noche con polvos de detergente.

El algodón es un material muy resistente y es uno de los tejidos favoritos de las personas por la comodidad y lo a gusto que estamos cuando llevamos este tipo de prendas. Ahora ya sabes cómo lavarla de una mejor manera, intenta siempre evitar las altas temperaturas, y más si es ropa de color, y sepárala para no tener ningún disgusto.

Por último, no dudes de compartir estos grandiosos conocimientos con tus amigos y familiares.