6 consejos para eliminar naturalmente los acrocordones

Daniela Echeverri Castro · 29 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 18 enero, 2019
A pesar de que la forma más efectiva de eliminarlos es la extirpación quirúrgica, hay quienes optan por algunos remedios naturales.

Los acrocordones o papilomas cutáneos son unas protuberancias pequeñas que se producen por fricción, roce o traumatismo generalmente. Si bien no son un riesgo para la salud, para algunos resultan un problema estético para las personas.

Son benignos, no son contagiosos y su tratamiento es quirúrgico. Aunque hay quienes prefieren probar primero con algunos remedios naturales.

Los expertos de MAPFRE indican que «los acrocordones pueden eliminarse con cualquier método destructivo correctamente aplicado por un dermatólogo: la cirugía, electrocoagulación, crioterapia o láser-terapia son buenas opciones. Incluso pueden desaparecer si se los liga cuidadosamente con un hilo y se dejan unos días».

Remedios naturales para eliminar los acrocordones

Según creencias populares, algunos remedios naturales podrían ayudar a eliminarlos. Toma nota de los que se suelen recomendar.

1. Vinagre de manzana

Vinagre de manzana

Por su contenido de ácido acético, el vinagre de manzana sería un remedio natural apto para eliminar acrocordones y verrugas. Se recomienda aplicarlo durante un tiempo, hasta conseguir eliminar la protuberancia.

Ingredientes

  • Palillo de dientes.
  • Trozo de algodón.
  • Cinta adhesiva médica.
  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml).

¿Cómo prepararlo?

  • Primero, lava la piel alrededor del acrocordón con agua tibia y jabón neutro.
  • Después, seca bien y rasca suavemente con un palillo de dientes.
  • Humedece el algodón con el vinagre de manzana y aplícalo de forma directa.
  • Véndalo con cinta adhesiva médica y déjalo actuar toda la noche.
  • Al día siguiente, enjuaga y repítelo antes de dormir.
  • Sigue el mismo procedimiento hasta que se caiga el acrocordón.

Descubre: Usos del vinagre en la limpieza

2. Aceite de ricino con levadura

Una combinación de aceite de ricino con levadura crea una pasta que puede ayudar a eliminar las protuberancias. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de ricino (10 ml).
  • ½ cucharadita de levadura en polvo (2 g).
  • Cinta adhesiva médica.

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla el aceite de ricino con la levadura en polvo hasta obtener una pasta pegajosa.
  • Cuando esté lista, aplícala sobre la verruga y fíjala con cinta adhesiva.
  • Déjala actuar toda la noche y enjuaga al día siguiente.

3. Piña y limón

piña

Ingredientes

  • 1 trozo de piña.
  • 1 trozo de algodón.
  • 3 gotas de jugo de limón.

¿Cómo prepararlo?

  • Tritura el trozo de piña y agrégale tres gotas de jugo de limón.
  • Después, sumerge un algodón en el líquido y aplícalo sobre las zonas afectadas.

4. Aceite esencial de árbol de té

Otro de los remedios caseros que se recomienda para eliminar los acrocordones y pequeñas verrugas cutáneas es la aplicación de aceite esencial de árbol de té diluido en agua.

Ingredientes

  • 3 gotas de aceite de árbol de té.
  • Agua (la cantidad necesaria).
  • 1 trozo de algodón.

¿Cómo prepararlo?

  • Sumerge un algodón en agua y limpia los alrededores del acrocordón.
  • Vierte dos o tres gotas de aceite de árbol de té sobre la zona afectada.
  • No lo enjuagues y repite su aplicación dos veces al día hasta que se elimine.

5. Aceite de orégano

Aceitede-orégano

También se podría utilizar aceite de orégano. Se cree que sus compuestos activos eliminan los fibromas y evitan que aparezcan en otras partes del cuerpo.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de aceite de orégano.
  • 1 trozo de algodón.

¿Cómo prepararlo?

  • Humedece el trozo de algodón con el aceite de orégano y aplícalo sobre la zona afectada.
  • Repite su uso dos veces al día, todos los días.

Te recomendamos leer: El orégano y sus variados usos medicinales

6. Jugo de cebolla y sal

Los compuestos azufrados de las cebollas y sus propiedades antibacterianas también pueden aprovecharse contra este problema.

Ingredientes

  • 1 cebolla.
  • Vendaje.
  • 1 cucharada de sal marina (10 g).

¿Cómo prepararlo?

  • Pica una cebolla y colócala en un recipiente que contenga sal marina.
  • Al día siguiente, extrae el jugo de la cebolla y úsalo para tratar los acrocordones.
  • Aplícalo en la zona afectada y cúbrelo con un vendaje para que actúe toda la noche.

Nota final

Ten en cuenta que los efectos pueden tardar un poco y varían en cada caso. Puedes optar por un tratamiento quirúrgico (aplicado por un dermatólogo) para eliminarlos rápidamente y de forma 100 % eficaz.

Además, algunos acrocordones pueden ser indicio de otros problemas, como una mayor cantidad de insulina y diabetes tipo 2. Consulta con un especialista para que le haga un reconocimiento.

  • Guerra, C., Ramos, W., Obregón, L., Garragorry, E., Aliaga, F., Heracles, J., & Véliz, J. (2006). Enfermedades metabólicas asociadas a la presencia de acrocordones. Folia Dermatológica Peruana.

  • Ahsan, U., Jamil, A., & Rashid, S. (2014). Cutaneous manifestations in obesity. Journal of Pakistan Association of Dermatologists.

  • Saraiya, A., Al-Shoha, A., & Brodell, R. (2013). Hyperinsulinemia Associated with Acanthosis Nigricans, Finger Pebbles, Acrochordons, and the Sign of Leser-Trélat. Endocrine Practice. https://doi.org/10.4158/EP12192.RA