6 consejos para ganarle la batalla a la rutina sexual - Mejor con Salud

6 consejos para ganarle la batalla a la rutina sexual

Para que la llama de la pasión no se apague es fundamental alimentar el amor a diario e intentar innovar para que la relación de pareja no se desgaste
Pareja debajo del edredón

Mantener viva la pasión y el deseo sexual es uno de los componentes esenciales para que la relación de pareja se conserve estable durante mucho tiempo. Por supuesto, no es el único aspecto que influye, pero sí es uno de los pilares para disfrutarla de forma plena.

Cuando la pareja está en sus primeras etapas este ámbito marcha de la mejor forma y parece muy fácil innovarlo; sin embargo, conforme pasa el tiempo, también suele caer en la monotonía y muchas veces es la causa del desequilibrio en la relación.

Y es que, la verdad, para muchos no es fácil prestarle la atención necesaria debido a las múltiples ocupaciones que tienen durante el día. Los niños, el trabajo y la falta de intimidad en el hogar son factores que influyen en su deterioro.

Por fortuna, el sexo es un campo de tantas posibilidades que cualquier momento es perfecto para revivirlo y disfrutarlo de la mejor manera.

En esta ocasión queremos compartir 6 consejos clave para acabar con la rutina sexual. ¡Anímate a ponerlos en práctica!

1. Mejorar la comunicación

Mejorar la comunicación

Cuando una pareja no tiene buena comunicación en el tema de la sexualidad es muy difícil que lleguen a innovar y experimentar las cosas que en realidad desean.

Sentir miedo al rechazo o pudor impide crear la confianza necesaria para que ambos se sientan cómodos a la hora de intentar algo nuevo.

No se trata de establecer un diálogo para recriminar o resaltar algún defecto del otro. La idea es que ambos comuniquen sentimientos y se sientan seguros de formular propuestas para un cambio.

No olvides leer: 5 heridas emocionales de la infancia que persisten cuando somos adultos

2. Buscar un espacio diferente

No siempre tiene que ser en la cama o en la habitación. Muchos no alcanzan a imaginar cuán excitante puede ser intentarlo en otro de los lugares de la casa o, mejor aún, fuera de esta.

En este punto la complicidad desempeña un rol muy importante, pues es la que les ayudará a sentirse seguros de hacerlo en el lugar menos esperado.

3. Preparar una cita a ciegas

Preparar una cita a ciegas

Parece una forma de sorprender muy cliché, pero la verdad es que sigue siendo una experiencia romántica y divertida para las parejas.

Una escapada a un destino diferente, preferiblemente que la otra persona no conozca, le dará más emoción y despertará la pasión que se ha ido perdiendo.

Eso sí, cada detalle de la cita importa: la decoración, el sitio e incluso los manjares que se deseen disfrutar en los momentos previos a la acción.

4. Ponerle un poco de fantasía

Todos tenemos fantasías sexuales pero pocas veces nos atrevemos a cumplirlas con nuestra pareja. ¿Qué tiene de malo? Es muy normal y es la excusa perfecta para acabar con la monotonía.

Los juegos sexuales, los fetiches y todas esas locuras que tenemos en mente se pueden hacer realidad con un poco de picardía y buena comunicación.

Para esto vale la pena aprovechar accesorios como la ropa interior comestible, los juguetes eróticos o los aceites y masajes, entre otros.

¿Quieres conocer más? Lee: El placer sexual que experimentamos entre sueños

5. Sorprender un día cualquiera

Sorprender un día cualquiera

Es probable que él o ella llegue todos los días de trabajar y encuentre a su pareja viendo la televisión, con el pijama puesto o haciendo cualquier tarea cotidiana. Lo más seguro es que todo continúe como cada día y acabarán por irse a la cama sin nada de nada. ¿Identificados?

Si es así, ha llegado el momento de cambiar. Sin previo aviso, aunque con la seguridad de que ese día llegará a casa, elige un buen vino, prepara la habitación con un ambiente romántico y elige las prendas más sensuales.

Esta sorpresa suele ser bastante excitante y representa una excelente forma de salir del estrés y la rutina.

6. Hacerlo sin prisas

Las relaciones sexuales no tienen por qué convertirse en un acto repetitivo y aburrido. Para despertar la libido es determinante jugar con los preliminares y tomar el tiempo suficiente para excitar a la pareja.

Los besos, las caricias y el estímulo de las zonas erógenas harán disfrutar de un encuentro más pleno y apasionante.

Este momento también puede aprovecharse para expresar el deseo y todas esas cosas nuevas que se quieren probar.

Por supuesto, existen muchas otras formas de salir de la rutina para disfrutar de un buen sexo. Todo depende de vuestra creatividad y de la confianza que haya para hacer a un lado los miedos.