6 consejos para la longevidad… ¡Y una receta secreta!

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sofía Quintana el 10 diciembre, 2018
Para vivir más y mejor es tan importante lo que comemos como la cantidad de actividad física que realizamos y cuánto descansamos

Muchos de nosotros nos hemos preguntado alguna vez cuál es el secreto de la longevidad. Lo cierto es que no es un secreto. Mantener unos hábitos de vida saludables es lo que marca la diferencia y nos ayuda a vivir más y mejor.

¿Sabes lo que comes? ¿Haces actividad física? ¿Mantienes el estrés a raya y descansas lo suficiente? Si aún no te has hecho estas preguntas, es probable que desconozcas cuál es el secreto de la longevidad y qué alimentos puedes consumir regularmente para aumentar tu expectativa de vida.

Consejos para aumentar la longevidad

Mantener una dieta saludable

Uno de los consejos más básicos para gozar de una buena salud y más años de vida es mantener una dieta saludable. Es importante incrementar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, como frutas, verduras, semillas y frutos secos. También es fundamental llevar una dieta rica en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 para preservar y potenciar nuestras funciones cognitivas a medida que envejecemos. Estos ácidos grasos están presentes en alimentos como el pescado azul, el aceite de oliva o las nueces.

Pero saber qué comer es tan importante como saber qué no comer: para llegar a viejos con la mejor salud posible es necesario controlar el consumo de productos ultraprocesados, cargados de calorías vacías, azúcares añadidos, harinas refinadas y grasas perjudiciales.

Alimentos de la dieta mediterránea

Realizar actividad física

Una y otra vez nos recomiendan hacer ejercicio regularmente para gozar de buena salud y mantener un peso equilibrado. El ejercicio es clave para la longevidad y nos aporta multitud de beneficios: nos proporciona bienestar físico y emocional, reduce el estrés, mejora el control de la glucemia y es un antiinflamatorio natural. No hace falta pasarte largas horas en el gimnasio para disfrutar de estos beneficios; los expertos recomiendan una rutina de 30 minutos de ejercicios diarios para agregar hasta tres años más de vida.

Dormir lo suficiente

Mujer durmiendo

La falta de sueño puede empeorar significativamente tu calidad de vida. Es muy importante mantener buenos hábitos de sueño para prevenir problemas de salud, tanto físicos como emocionales. Según afirman diversos estudios, la falta de sueño está relacionada con un mayor riesgo de sufrir cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y obesidad, entre otros.

Realizar actividad mental

Sinapsis

Para una vida longeva es fundamental mantener una actividad cognitiva constante. Eso nos permitirá gozar de más años de vida con calidad y retrasar al máximo la posible aparición de demencia. Para ello puede ser útil ejercitar la memoria y otras habilidades cognitivas a través del trabajo intelectual y la lectura. Cualquier actividad que suponga un reto para nuestra inteligencia es válida.

El cóctel secreto para la longevidad

Además de tener en cuenta los consejos anteriores para aumentar los años de vida, también podemos considerar la siguiente bebida, deliciosa y cargada de antioxidantes.

Este poderoso cóctel se puede beber todos los días en ayunas. Es fácil de preparar, y consumirlo con frecuencia te puede ayudar a mantenerte más saludable.

Ingredientes

  • 2 litros de vino tinto
  • 200 g de miel
  • 100 g de hojas frescas de ortiga
  • 100 g de hojas frescas de ortiga silvestre

¿Cómo prepararlo?

  • En un frasco o recipiente vierte el vino junto con las hojas de ortiga y ortiga silvestre
  • Deja reposar la mezcla 24 horas y, pasado este tiempo, cuela el líquido y pónlo a calentar a fuego medio
  • Cuando empiece a hervir, agrega la miel y retira del fuego después de que se disuelva
  • Verter el líquido en una botella y beber una taza cada mañana con el estómago vacío
  • Bolet Astoviza, M., and Socarrás Suárez, M.M. (2010). Alimentación adecuada para mejorar la salud y evitar enfermedades crónicas. Revista Cubana de Medicina General Integral 26, 321–329.
  • Rúa, E., Silva, E., and Rúa, N. (2012). El ejercicio físico, una alternativa para mejorar la calidad de vida en el adulto mayor sedentario. Revista Cubana de Tecnología de La Salud 3, 1–12.
  • Binotti, P., Spina, D., De La Barrera, M., and Donolo, D. (2009). Funciones ejecutivas y aprendizaje en el envejecimiento normal. Estimulación cognitiva desde una mirada psicopedagógica. Revista Chilena de Neuropsicología 4, 119–126.