6 consejos para llevar un estilo de vida más feliz y libre - Mejor con Salud

6 consejos para llevar un estilo de vida más feliz y libre

Los dispositivos electrónicos tienen una consecuencia directa en nuestros niveles de serotonina y otras hormonas relacionadas con nuestro bienestar. Es importante pasar más tiempo al aire libre para aumentarlos

La vida está llena de oportunidades para encontrar la felicidad y disfrutar de cientos de experiencias enriquecedoras y únicas.

La cosa es que muchos están buscando erróneamente ser libres y felices con la adquisición de bienes materiales, dinero u personas que quizá no están dispuestas a compartir sus mismos intereses.

Si bien, es cierto que para muchos aspectos de la vida todo esto resulta necesario, también está demostrado que con algunos hábitos simples se pueden conseguir más sensaciones de bienestar y alegría que con cualquier otra cosa.

Una de las principales claves para disfrutar al máximo la vida y encontrar un sentido para vivirla es hacerlo a través de los momentos que “te hacen vibrar” y llenar de emoción.

Para lograrlo se hace necesario salir de la rutina y buscar nuevas sensaciones a través de actividades placenteras.

Sabiendo que muchas están buscando algunos consejos para sentirse mejor todos los días, a continuación vamos a compartir 6 claves para adoptar un estilo de vida más intenso y feliz. ¡Conócelas!

1. Aliméntate de forma saludable

Aliméntate saludable

La mayoría no alcanza a imaginar cuán importante es llevar una dieta balanceada para gozar de un buen estado de ánimo y mejores energías.

Los alimentos que consumes influyen de forma directa en estos aspectos y por eso cuánto más saludable comes, más feliz y satisfecho te sientes.

Por el contrario, cuando basas tu dieta en alimentos con un elevado contenido de calorías y grasa, tu apetito incrementa y también hay un mayor riesgo de desarrollar alguna enfermedad crónica.

Te sorprenderá cómo una comida basada en verduras frescas, proteínas y grasas saludables, en porciones moderadas, te llenará de más energía.

Ver también: Vive feliz, plántale cara a tus temores

2. Menos televisión y más tiempo al aire libre

El televisor, así como otros dispositivos electrónicos, tienen un efecto directo en la química cerebral y cuánto más uso se les da, más probabilidades hay de reducir los niveles de las llamadas hormonas de la felicidad.

En cambio, al pasar más tiempo al aire libre, ya sea haciendo ejercicio o alguna actividad en el jardín, se incrementan los niveles de serotonina, dopamina, norepinefrina, sustancias químicas asociadas con la reducción del estrés y varios de los síntomas de la depresión.

3. Habla menos, escucha más

Habla menos, escucha más

No alcanzas a imaginar todos los beneficios que obtienes cuando aprendes a hablar menos y escuchar más. Escuchar es aprender la sabiduría de otros y es una de las mejores formas de encontrar la paz interior.

Cuando existe un interés por participar en chismes o hablar mal de la gente, te puedes llenar de tantas emociones negativas que al final lo único que conseguirás será la infelicidad.

El cuerpo es consciente de lo bueno y de lo malo, por eso, cuando eres positivo te sientes mejor y más tranquilo.

4. Asume tus responsabilidades

Bajo ninguna circunstancia tus errores son culpa de otras personas. Por más influencia que haya de otros en tus equivocaciones, las decisiones siempre están en tus manos y por ende, las consecuencias serán tu responsabilidad.

Aunque parece más fácil acusar a otros cuando algo no sale bien, lo cierto es que es más constructivo y saludable reconocer los errores y aprender de ellos.

5. Toma duchas de agua fría

Si tu cuerpo está acostumbrado al agua caliente es normal que tengas algunas dificultades para pasar al agua fría.

La cuestión es que este buen hábito tiene muchos beneficios para tu cuerpo y actúa como un gran antidepresivo natural.

Después de ducharte con agua fría te vas a sentir más relajado, pero también con más energías y entusiasmo para el día a día.

Empieza bajando de forma gradual la temperatura del agua para acostumbrar la piel a la sensación que genera el frío.

6. Sé más amable

Sé más amable

No hay nada más incómodo que estar ante una persona con una actitud violenta, abusiva o grosera. En cambio, cuando se percibe amabilidad hay un deseo de corresponder a tal sentimiento y establecer algún tipo de relación.

Por supuesto, tampoco se trata de ser amables en exceso ya que otros podrían aprovecharse. Lo importante es que tengas presente que cuánto más amable eres con otros, mayor actividad cerebral tienes y se incrementan tus niveles de serotonina.

Te recomendamos leer: Quien mucho traga, al final se ahoga: el peligro de silenciar los sentimientos

¡Recuerda!

Poniendo en práctica estos sencillos consejos podrás lograr una diferencia en tu vida para sentirse mejor cada día. Lo primordial es que aprendas a dominar las energías positivas que te rodean para que nunca te falte la felicidad y no dejes ir las buenas oportunidades.