6 consejos para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

Carolina Betancourth · 29 octubre, 2015
Podemos mejorar nuestro estilo de vida incorporando algunos hábitos saludables para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. ¡Conoce lo importantes que son y aplícalos!

Existen factores externos y malos hábitos de vida que influyen en el envejecimiento que se genera de forma prematura. Sin embargo, el hecho de ser consientes en cuanto a lo que nos perjudica o nos beneficia puede ayudarnos a prevenir el envejecimiento prematuro de nuestra piel.

En efecto, el envejecimiento de la piel es un proceso biológico que todas las personas tienen que aceptar en algún momento. Si bien hoy en día existen muchas técnicas para retrasar sus signos, lo cierto es que llegará un momento donde será inevitable su aparición.

Cuando este proceso se da en su forma natural, casi siempre se nota a partir de los 40 años con el desarrollo de pequeñas arrugas que poco a poco se irán haciendo más visibles. Esto ocurre por una disminución hormonal que compromete las células de la piel, la producción de colágeno y elastina.

En cambio, cuando hablamos de envejecimiento prematuro, este puede prevenirse, evitarse y aminorarse con más efectividad.

Dado que, absolutamente todos estamos expuestos de una u otra forma a sufrir estos daños tempranos en la piel, vale la pena seguir algunas recomendaciones para mejorar su calidad y nuestro estilo de vida en general.

6 consejos para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel

1. Dormir bien

Dormir bien para prevenir el envejecimiento prematuro

Durante las horas de sueño el organismo segrega varias sustancias que apoyan la regeneración celular. Esto permite mantener la piel más joven y vitalizada.

Por consiguiente, al no dormir se está obstruyendo esta actividad y a mediano o largo plazo se puede notar en el estado de la piel.

Dormir 7 o más horas al día, sin interrupciones, le permite al organismo repararse de forma adecuada. De igual modo, contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro y el desarrollo de signos anti estéticos como las ojeras y las bolsas.

Lee también: 4 infusiones medicinales para dormir bien

2. Alimentación balanceada

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y, por tanto, requiere de una nutrición especial para gozar de una salud óptima.

A través de una alimentación de buena calidad se le aportan compuestos antioxidantes, vitaminas, minerales y muchos otros nutrientes. Estos participan en la restauración de la piel.

Así mismo, evitan el daño oxidativo causado por los radicales libres del ambiente.

En este sentido, la dieta debe estar basada en alimentos de alta calidad como:

  • Frutas.
  • Verduras.
  • Legumbres.
  • Ácidos grasos omega 3.
  • Frutos secos.

3. Protegerse del sol

Utiliza protector solar para prevenir el envejecimiento de la piel

Los rayos UV del sol son la principal causa del envejecimiento prematuro de la piel y muchas de las afecciones cutáneas.

Como en muchos momentos es inevitable estar alejado de ellos, es indispensable llevar siempre un bloqueador solar, así como sombreros, gorras, lentes, entre otros elementos.

Los daños que causa el sol en las capas superficiales y profundas de la piel no siempre se notan de inmediato. Es con el tiempo suelen ser bastante visibles.

Por otra parte, está demostrado que influye en el riesgo de cáncer de piel.

4. Hacer ejercicio regularmente

¡Así es! Además de ser un excelente hábito para mantenerse en forma, el ejercicio físico también apoya la regeneración de la piel. Esta práctica ayuda a que la piel se conserve en buenas condiciones durante más tiempo.

A través de esta práctica el organismo elimina diversas sustancias tóxicas que afectan su salud. Estas sustancias influyen en el desarrollo temprano del envejecimiento.

Sumado a esto, es la mejor forma de prevenir la flacidez, que es otro de los factores que propicia la aparición de arrugas.

5. No fumar

No fumar como práctica extremadamente saludable

Está comprobado que todas las personas que tienen la mala costumbre de fumar envejecen más rápido a comparación de aquellas que llevan un estilo de vida sano.

Los tóxicos del cigarrillo son absorbidos por varios órganos purificadores del cuerpo. Estos van a parar a la sangre, afectando cada una de las células del cuerpo.

Por lo tanto, el resultado es un cuerpo más enfermo y una piel arrugada, con manchas y otros trastornos cutáneos que afectan la calidad de la piel.

No fumar es sin duda una decisión fundamental y una práctica importante para prevenir el envejecimiento de nuestra piel

Visita este artículo: 8 razones por las cuales debes dejar de fumar

6. Cuidados estéticos

Por último, y no menos importante, es bueno realizarse con regularidad algunos tratamientos de belleza. Estos permiten mejorar los resultados anteriores para garantizar una piel libre de impurezas e imperfecciones.

Los productos de uso externo nutren la piel y estimulan la reparación celular. Permiten disminuir y prevenir las arrugas y manchas en cierto grado.

Otro aspecto, es que son apropiados para eliminar células muertas, tonificar y brindar una hidratación profunda. Lo cual es muy beneficioso para conservar la firmeza de la piel.

¡Para tener en cuenta!

Prevenir el envejecimiento resulta más fácil que reducir sus signos. Por eso, en lugar de esperar a que aparezcan, es mejor actuar antes para disminuir el impacto negativo de los factores que los desarrollan.

Además, estos consejos son prácticas totalmente saludables que aportan beneficios para los diferentes aspectos de bienestar físico y emocional.