6 consejos para reducir el consumo de café

Aunque en cantidades moderadas es bueno para la salud, es importante reducir el consumo de café si notamos que tenemos dependencia o lo consumimos en exceso.

El café es una bebida con gran historia y cultura por lo que forma parte del sustento económico de varios países. Esto significa que mucha gente en todo el mundo lo consume en grandes cantidades. Sin embargo, hay momento en que es importante reducir el consumo de café.

¿Bebes mucho café para ganar energía durante el día? ¿Llevas muchos años consumiéndolo en exceso? Aquí encontrarás consejos que te serán de gran ayuda para reducir el consumo del mismo. Prueba todos hasta encontrar los mejores para ti.

1. Sustituye el café de las mañanas por otras bebidas

Existen varias alternativas que nos pueden aportar energía por la mañana y ayudar a reducir el consumo de café. Los jugos verdes que combinan frutas y vegetales, como el apio o remolacha, aportan energía y nutrientes al cuerpo.

Toma en cuenta que el consumo continuo de café o el té eleva las posibilidades de desarrollar cáncer de esófago. Este riesgo se agrava si además el alcohol y el cigarrillo son un hábito.

2. Intenta dormir una siesta

Descansar de 30 a 60 minutos diariamente mejora las capacidades cognitivas y el estado de ánimo, facilita el aprendizaje y brinda energía al cuerpo. Todas estas actividades te permitirán reducir el consumo de café y continuar con el resto de la rutina del día.

Aquí es vital que analices si estás consumiendo café para mantenerte despierto porque tu rutina diaria no te permite descansar. Recuerda que dormir lo suficiente y relajarte es vital y, aunque el café ayuda a mantenerte alerta, no es recomendable abusar.

Lo ideal es apartar un tiempo corto para reposar y revitalizar el cuerpo en vez de incrementar la dosis de cafeína. Presta especial atención en este punto si tu rutina de sueño nocturno no es la adecuada.

Lee este artículo: 7 alimentos que elevan naturalmente tu energía

3. Haz más ejercicio

Mientras más ejercicio físico o aeróbico realices, más energía obtiene tu cuerpo y mejor combate la fatiga. Una rutina de 25 minutos diarios de ejercicio aeróbico puede ayudar a que el cuerpo gane más energía con el pasar de los días.

  • Recuerda que el ejercicio no solo te ayudará a reducir el consumo de café, sino que también mejorará tu salud general y te alejará de enfermedades graves.

No te pierdas: ¿Quieres empezar tu día con energía? Descubre 5 ejercicios que puedes hacer en tu cama

4. Aumenta el consumo de agua

Se puede reducir la dosis de cafeína con un consumo regulado de agua. No olvides que esta es una de las principales fuentes de energía natural de tu cuerpo.

La cantidad correcta de agua te hará sentir sano, activo y saludable. Toma en cuenta que la cafeína deshidrata al organismo y lo hace más resistente a los efectos diuréticos. En cambio, el agua te hidrata y mantiene tus niveles de energía elevados.

5. Cambia los hábitos de consumo del café

¿Sueles consumir una taza de café al levantarte, otra taza a media mañana y otra a la hora de merendar? En este caso reducir el consumo de café es muy importante, pero también será un reto. Lo ideal es reducir el consumo a menos tazas al día.

Una opción útil sería eliminar en la primera semana el café a la hora de merendar y quedarse con una taza en el desayuno y el almuerzo. Así se lograría evitar poco a poco la dependencia y adicción al mismo.

6. Trabaja tu fuerza de voluntad

Si se está en presencia de una adicción al café, lo recomendable es reducir el consumo del mismo poco a poco. Intentarlo de manera drástica puede ocasionar irregularidades en nuestras actividades diarias.

Esto requiere de fuerza de voluntad para dejar a un lado el café y seguir las recomendaciones previamente explicadas. En caso de que te resulte muy difícil, no estaría mal acudir con especialista. Aunque parezca exagerado, un psicólogo puede ser de ayuda.

Recuerda que necesitar reducir el consumo de café no implica que este sea malo

Por último, no se puede satanizar el consumo del café, pues en cantidades moderadas es bueno para la salud. Un estudio publicado en la revista médica JAMA no solo ha descartado que el café cause problemas en la salud, sino que también ha indicado que puede prolongar la vida.

No obstante, recuerda que todo en exceso es malo. Por tanto, es recomendable siempre optar por un consumo equilibrado del café y complementarlo con un buen estilo de vida. Y tú, ¿cómo controlas la cantidad de café que consumes?