6 consejos para satisfacer a una mujer en la cama

Satisfacer a una mujer es más que el coito: implica una conexión a nivel físico y emocional. El objetivo es que ella se sienta cómoda y no cualquiera lo logra

Las relaciones amorosas comienzan con la etapa de idealización, en donde la mente recrea fantasías de compromiso.

Es así como se logra entrar al enamoramiento, el cual debe ser alimentado por la satisfacción sexual con el fin de crear una relación sólida.

A la hora de hablar de satisfacción sexual influye la cultura, la ideología y la forma de vida que lleva la sociedad. Conviene tener en cuenta que una mujer con prejuicios en su educación sexual se inhibe durante el acto.

¿Qué es la satisfacción sexual?

Se define como la percepción y evaluación que una persona hace de su vida sexual, tomando en cuenta la cantidad de encuentros sexuales, qué tipo de actividad se realiza, así como la comunicación entre la pareja.

  • Para que  una mujer se sienta libre en la cama debe aceptarse a sí misma, soltar los complejos y simplemente dejarse llevar.
  • De lo contrario, aunque el hombre siga al pie de la letra los siguientes consejos, no tendrá éxito.

¿Cómo satisfacer a una mujer?

1. Debe lubricar

sexo

Es importante recordar que las mujeres tardan más en lograr la excitación. Uno de los errores más comunes que el hombre comete es la desesperación por llegar a la penetración, cuando en realidad debería concentrarse en acariciar las zonas erógenas.

¿Cuánto tiempo? Lograr un juego previo exitoso depende de la edad de la mujer, el nivel de deseo y la conexión.

Particularmente el ano o el clítoris deben estar lubricados antes de ser estimulados. Se recomienda utilizar lubricantes de venta libre o bien emplear la saliva. Si la mujer está seca aún no es tiempo para empezar.

Lee también: 8 errores que cometen los hombres a la hora del sexo 

2. No todas eyaculan

Los medios de comunicación se han encargado de crear la idea de que la eyaculación, tanto en hombres como en mujeres, se presenta en cantidades excesivas.

Sin embargo, hay muchas que lo hacen y ni siquiera se percibe. Es completamente normal unas cuantas gotas o un líquido intenso muy parecido al semen.

En algunos casos se presiona demasiado para lograr la eyaculación y eso baja los niveles de excitación. Lo único que se consigue de esta manera es decepción por parte de la mujer, y que el hombre sienta que su desempeño no es el correcto.

3. Llegar al clímax al mismo tiempo

Lugares donde deberías considerar tener sexo

Sería ideal que ambos lograran el orgasmo simultáneo. Sin embargo, no debe ser un reto, pues lo único que provocará será que te esfuerces de manera excesiva y, por ende, te frustres.

Te conviertes en el crítico principal de cada uno de tus movimientos, pero no disfrutas. Recuerda que el objetivo no es que los dos lleguéis al mismo tiempo, sino que disfrutéis el momento.

4. Orgasmos múltiples

Las mujeres tienen la capacidad de continuar después de experimentar un orgasmo. Sin embargo, algunas necesitan una pausa, un aproximado de 1 a 30 minutos.

En este caso, el hombre debe tomar en cuenta que la siguiente vez llegará más rápido. La buena noticia es que no hay un número límite y es posible tener un orgasmo tras otro.

Por lo general, los orgasmos múltiples suceden en la zona del clítoris, el punto G y el recto.

  • Una manera de lograrlos es no parar de estimular.
  • Hay que esperar a que el primer orgasmo termine para empezar con el próximo.
  • Es esta fase donde la estimulación debe ser más intensa.

5. Capacidad orgásmica

Más placer al tener sexo en el caso de los hombres

Es claro que todas las mujeres son diferentes y eso no las convierte en malas amantes. Así como están las que pueden conseguir un orgasmo tras otro, están las que no pueden llegar a uno.

No obstante, hay maneras en que puedes aumentar el número. Pon atención a los siguientes pasos:

  • Sé paciente: el número de orgasmos incrementará en cada relación.
  • Pon atención a sus límites: hay mujeres que en realidad no necesitan más de un orgasmo para sentirse plenas.
  • Establece un vínculo entre afecto y placer. Es decir, al llegar al punto máximo, llénala de caricias, besos y palabras que la hagan sentir bien.
  • Conoce a tu mujer: intenta nuevas formas de acercarte y analiza su reacción. Si es una respuesta positiva, puedes volverlo a repetir.

No te pierdas: 5 tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

6. No hay que competir

El instinto competitivo de los hombres provoca efectos contraproducentes durante el acto sexual.

Es decir, la parte masculina quiere convertirse en el número uno en la vida de una mujer. Esto puede generar miedo y frustración, que se notará en el desempeño sexual.

Sin embargo, son muchos los factores que llevan a la mujer a elegir el hombre que realmente la satisface, puesto que toma en cuenta aspectos afectivos, emocionales y sociales.

Una mujer se siente completa cuando la misma persona que le da la mano para levantarse la hace feliz en la cama.

Te puede gustar