6 consejos para tratar el tic nervioso en el ojo

Si tus párpados se abren y cierran sin control puede ser un tic nervioso en el ojo. Descubre sencillas recomendaciones para tratarlo de forma natural.

Si tus párpados se abren y cierran sin control puede ser un tic nervioso en el ojo. Este puede darse de forma repetitiva. Es un temblor que muchas veces viene acompañado de problemas de visión o sensibilidad a la luz. 

Si el tic no es grave, se puede mejorar o desaparecer con algunos trucosEn muchas ocasiones los tics nerviosos se derivan de cuestiones psicológicas, miedos y dificultades para adaptarse al entorno.

Causas del tic nervioso en el ojo

Es muy importante que identifiques la causa. Para ello. acude a un oftalmólogo para descartar cualquier enfermedad crónica. Los tics comúnmente aparecen, se quitan o se modifican con el paso del tiempo. 

El tic nervioso en el ojo se puede desencadenar por distintos factores, desde situaciones cotidianas hasta traumatismosEntre ellos encontramos:

  • Alteraciones en el sistema nervioso
  • Estrés
  • Falta de hidratación en el ojo
  • Golpes en la zona
  • Mala nutrición
  • Alergias
  • Falta de sueño
  • Cansancio visual
  • Uso de medicamentos diuréticos
  • También pueden darse por abuso de sustancias tóxicas

Síntomas de alarma

El dolor de cabeza puede acompañar el tic nervioso en el ojo

Si además de tener los espasmos involuntarios experimentas mareos o visión borrosa debes ir al médico sin falta, ya que puede ser señal de problemas en el cerebro. Si sientes algunos de los siguientes, también debes ir al médico con urgencia, pues podría tratarse de algo grave:

  • Párpados caídos
  • Flujo inusual en el ojo
  • Parpadeo muy lento
  • Dolor de cabeza
  • Visión borrosa
  • Irritación e hinchazón en los ojos

Igualmente, si se presentan síntomas más evidentes, inclusive mientras se duerme, es posible que se trate el síndrome de Tourette. Es un trastorno neurológico que provoca que la persona tenga movimientos crónicos súbitos, breves y repetitivos sin poder controlarlos.

Cuando los tics tienen un origen emocional, los tratamientos son completamente naturales. Puede ser el caso de ejercicios terapéuticos, cambio en la alimentación o realizar alguna actividad física.

Es posible que tu problema sea solo un tic pasajero y que no requiera de una receta con antipsicóticos. En tal caso, puedes seguir las siguientes recomendaciones para tratar el tic nervioso.

Leer también: Remedios naturales para los parpados caídos

¿Cómo puedo aliviar el tic nervioso en el ojo?

1. Abre y cierra con fuerza los ojos

Para empezar, pon fuerza al parpadear. Cierra los ojos lo más fuerte que puedas, mantén por 30 segundos y, después, ábrelos con la misma intensidad. Tu ojo generará un lagrimeo que te ayudará a hidratar.

2. Masajea el ojo

Un masaje puede aliviar el tic nervioso en el ojo

Luego del primer paso, con ayuda de las yemas de los dedos, realiza movimientos circulares en los párpados durante 20 segundos. Esto mejorará la circulación en la sangre y fortalecerá los músculos.

Para luchar contra el parpadeo involuntario cierra los ojos y, con las yemas de los dedos, presiona con fuerza –no debes sentir dolor–.

3. Pestañea

Pestañear con rapidez también puede proporcionarte un gran alivio. Hazlo durante 10 segundos, descansa y repite hasta cumplir 1 minuto. De esta forma conseguirás lubricar el ojo.

4. Evita las situaciones estresantes

El estrés causa tic nervioso en el ojo

El estrés y la ansiedad también pueden causar el tic nervioso en el ojo. Para evitar problemas es necesario tomar un descanso de todas esas situaciones que alteran los nervios. Intenta tomarte las cosas con calma. Si lo consideras necesario, también puedes buscar ayuda profesional.

5. Descansa y aliméntate de forma adecuada

La manera en que llevas tus días es clave para los espasmos. No olvides dormir por lo menos 8 horas diarias, llevar una buena alimentación y beber suficiente agua. Asimismo, procura evitar los productos que contienen cafeína, pues alteran el sistema nervioso.

6. Gotas o compresas frías

Lubricar los ojos ayuda a evitar el tic nervioso en el ojo

Si sientes los ojos secos, consulta a un especialista para que te recete unas gotas o un gel especial para hidratar. También puedes hacerlo de forma casera y aplicar compresas, de agua o manzanilla. Sigue estos pasos para ayudar a que la sangre circule mejor:

  • Primero, prepara una infusión de manzanilla
  • Espera a que alcance una temperatura soportable.
  • Luego, lava muy bien la zona.
  • Después, embebe una compresa en la infusión, o bien en agua fría.
  • Enseguida aplícala sobre los ojos cerrados y espera 5 segundos.
  • A continuación repite, pero con la compresa caliente, también durante 5 segundos.
  • Vuelve a hacerlo unas 8 veces.

Te recomendamos: Remedios caseros y naturales para los ojos secos e irritados 

En conclusión, si presentas alguno de los síntomas anteriores o llevas un tiempo con espasmos, lo ideal es acudir con un especialista para prevenir daños severos. Por ningún motivo te autodiagnostiques. Recuerda que este artículo es solo una guía para que mejores el problema de una forma natural y sencilla.