6 consejos para tratar el tic nervioso en el ojo

31 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña
¿Has sentido alguna vez un movimiento involuntario en tus párpados? Te contamos más sobre los tics nerviosos en los ojos y su posible tratamiento.
 

Si tus párpados tiemblan o se cierran involuntariamente, puede ser que tengas un tic nervioso en el ojo. Se trata de un temblor que muchas veces viene acompañado de problemas de visión o sensibilidad a la luz y puede darse de forma repetitiva o aislada.

Si el tic no es grave, se puede mejorar o incluso puede llegar a desaparecer con algunas medidas sencillas. A continuación, explicaremos más sobre esta particularidad del cuerpo denominada científicamente como “blefaroespasmo”.

Causas del tic nervioso en el ojo

En primer lugar, es importante tratar de identificar la causa de este suceso. Para ello, será fundamental acudir a un oftalmólogo para descartar cualquier enfermedad crónica.

Los tics comúnmente aparecen, se quitan o se modifican con el paso del tiempoEl tic nervioso en el ojo puede desencadenarse por distintos factores, desde situaciones cotidianas hasta traumatismos.

Mujer con estrés
 

Según una publicación especializada de MedlinePlus, las causas más comunes de este problema son: 

  • Estrés.
  • Falta de sueño.
  • Cansancio visual.
  • Consumo o abuso de sustancias tóxicas como el alcohol.

Asimismo, una publicación de la American Academy of Ophthalmology afirma también que la falta de hidratación en el ojo, los golpes en la zona y el uso de medicamentos para enfermedades como el párkinson también pueden provocarlo.

Síntomas de alarma

Si además de tener los espasmos involuntarios experimentas mareos o visión borrosa, debes ir al médico cuanto antes, ya que esto podría ser señal de un problema más grave. Otros síntomas considerables que demandan atención profesional inmediata son:

  • Párpados caídos.
  • Dolor de cabeza.
  • Parpadeo muy lento.
  • Flujo inusual en el ojo.
  • Irritación e hinchazón en los ojos.

Te puede interesar: ¿A qué se debe la visión borrosa y cómo tratarla?

¿Cómo puedo aliviar el tic nervioso en el ojo?

Cuando los tics tienen un origen emocional, es una posibilidad optar por tratamientos naturales, siempre y cuando el profesional los apruebe y recomiende. Puede ser el caso de ejercicios terapéuticos, cambios en la alimentación o realizar alguna actividad física.

 

Es posible que tu problema sea solo un tic pasajero y que no requiera de una receta de psicofármacos. En tal caso, puedes seguir las siguientes recomendaciones para tratarlo.

1. Abre y cierra con fuerza los ojos

Para empezar, pon fuerza al parpadear. Cierra los ojos lo más fuerte que puedas, mantén por 30 segundos y después ábrelos con la misma intensidad. El ojo generará un lagrimeo que te ayudará a hidratar, lo que podría aliviar la sequedad que, como ya vimos, es un posible factor causante del tic.

Una alternativa mucho más recomendable es utilizar gotas lubricantes para los ojos. En el artículo de la American Academy of Ophthalmology –citado con anterioridad– se sugiere esta medida para el tratamiento del blefaroespasmo. Puedes conocer más al respecto en el punto 6 de esta enumeración.

2. Masajea el ojo

Mujer estresada frente al ordenador haciéndose un masaje en los ojos.
Antes de llevarte las manos a la cara, lo ideal sería que te las lavaras bien con agua y jabón.
 

Una publicación médica de Manual MSD detalla que tocarse la cara o los ojos puede contribuir a calmar estos movimientos involuntarios. Para hacerlo, con ayuda de las yemas de los dedos, realiza movimientos circulares en los párpados durante 20 segundos. 

3. Pestañea

Algo tan sencillo como pestañear varias veces seguidas puede disminuir las molestias causadas por el tic en el ojo. Con esta sencilla acción, podrás lubricar el ojo naturalmente. Pestañear con rapidez también puede proporcionarte un gran alivio. 

4. Evita las situaciones estresantes

El estrés y la ansiedad también pueden causar el tic nervioso en el ojo, tal y como mencionan las fuentes que hemos mencionado previamente. Para evitar estos problemas, es necesario tomar un descanso de todas esas situaciones que alteran los nervios. Intenta tomarte las cosas con calma y, si lo consideras necesario, también puedes buscar ayuda profesional.

5. Descansa y aliméntate de forma adecuada

La manera en que llevas tus días es clave para los espasmos. Las publicaciones médicas a las que se hizo referencia antes hablan de la falta de sueño o del mal descanso como causante del tic en el ojo.

 

Para evitar este problema, no olvides dormir por lo menos ocho horas diarias. Además, como la alimentación y el bienestar integral están sumamente relacionados, también es positivo llevar una dieta equilibrada y beber suficiente agua. Asimismo, procura evitar la cafeína o el alcohol, pues alteran el sistema nervioso.

6. Gotas o compresas frías

Mujer aplicándose Brimonidina

Si sientes los ojos secos, consulta a un especialista para que te recete unas gotas o un gel especial para hidratar. También puedes seguir recetas de la medicina tradicional y hacerlo de forma casera y aplicar compresas de agua o manzanilla.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Costa Rica, la manzanilla posee propiedades para desinflamar y causar alivio en la zona periocular, es decir, cercana a los ojos.

 

No obstante, ten en cuenta que es preciso contar con la venia de un oftalmólogo antes de aplicar esta receta popular para su aplicación:

  • Primero, prepara una infusión de manzanilla.
  • Espera a que alcance una temperatura soportable.
  • Luego, lava muy bien la zona.
  • Después, embebe una compresa en la infusión, o bien en agua fría.
  • Enseguida, aplícala sobre los ojos cerrados y espera unos segundos.
  • A continuación repite, pero con la compresa caliente, también durante algunos segundos.
  • Vuelve a hacerlo la cantidad de veces que el oftalmólogo te lo recomiende.

Te recomendamos: Remedios caseros y naturales para los ojos secos e irritados 

Tic nervioso en el ojo: manten a tu oculista al tanto

En conclusión, si presentas alguno de los síntomas anteriores o llevas un tiempo con espasmos, lo ideal es acudir a un especialista para prevenir daños mayores. Evita autodiagnosticarte y no recurras a la automedicación.

Recuerda que este artículo es solo una guía para que intentes mejorar el problema de una forma natural y sencilla, pero siempre debes contar con la guía y supervisión de un profesional.

 
  • Lee AG, Burkat CN, Belinsky I, Marcet MM, Kedar S. Blepharospasm. American Academy of Ophthalmology Web site. Updated March 3, 2016. eyewiki.aao.org/Blepharospasm.
  • Jiménez Delgado, Jefrey; Madrigal Rojas, José; Salazar Barrantes, Sofía. Tratamiento con Manzanilla (Matricaria chamomilla), para reducción de las ojeras.  Revista Médica de la Universidad de Costa Rica. http://repositorio.ucr.ac.cr/handle/10669/12372
  • Blefaroespasmo. MedlinePlus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000756.htm
  • James Garrity. 2018. Blefaroespasmo. Manual MSD. https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-oft%C3%A1lmicos/trastornos-palpebrales-y-lagrimales/blefaroespasmo