6 consejos para perder peso sin hacer dietas estrictas

Daniela Castro 8 junio, 2018
La mejor manera de alcanzar un peso sano y estable es mejorando la alimentación sin necesidad de acceder a dietas estrictas. De esta manera no solo se combate el sobrepeso, sino que se mejora la calidad de vida.

En los últimos años ha crecido el interés por conocer los métodos alternativos para perder peso sin hacer dietas estrictas. Aunque estos regímenes siguen representando una vía rápida para eliminar kilos, muchos se han dado cuenta que a mediano y largo plazo no dan resultado.

De igual forma, la mayoría de los planes son demasiado restrictivos e implican eliminar grupos de nutrientes que son claves para la salud. Debido a esto, quienes deciden aplicarlos tienden a sufrir deficiencias nutricionales y otras reacciones negativas que reducen la calidad de vida.

La buena noticia es que estos métodos “milagro” se están reemplazando por hábitos saludables que no implican correr riesgos. Si bien los cambios que producen en el cuerpo tardan más en notarse, son la manera más segura y efectiva de alcanzar un peso sano y estable.

¿Te preocupan las dietas a la hora de perder peso? Es hora de cambiar tu mentalidad. A pesar de que una dieta estricta es tentadora por sus efectos rápidos, lo mejor es que optes por otros tipos de alternativas. A continuación, te compartimos algunos consejos que te pueden ayudar.

¿Por qué no es conveniente hacer dietas estrictas para perder peso?

La mayoría de las dietas estrictas ayudan a perder peso en poco tiempo, pero al final fracasan porque los kilos perdidos se recuperan al volver a los hábitos alimentarios normales. En particular suelen causar el llamado efecto “yo-yo”, que no es más que un círculo vicioso.

Mantener una dieta diversificada.

Dicho de otra manera, es aquello que les ocurre a las personas que se someten a dietas hipocalóricas solo hasta que pierden peso. Luego, al abandonarlas, recuperan los kilos perdidos y vuelven a recurrir a planes milagrosos las veces que sea necesario.

Todo esto va causando un cambio brusco en la actividad del metabolismo y las funciones que intervienen en el peso y la salud. Como consecuencia se ganan más kilos de los perdidos y aumenta la susceptibilidad a muchos trastornos peligrosos.

En resumen, no es conveniente hacer estas dietas porque:

  • Producen deficiencias de nutrientes esenciales
  • Causan fatiga y debilidad muscular
  • Deterioran el músculo magro
  • Debilitan el sistema inmunitario
  • Afectan la salud digestiva
  • Causan deshidratación o sobrehidratación
  • Elevan el riesgo de hipoglicemia
  • Alteran el metabolismo

Cómo perder peso sin hacer dietas estrictas

Para perder peso sin hacer dietas estrictas es necesario aprender a comer saludable. La mejor garantía para lograr resultados permanentes es comprender que una buena dieta no dura unos cuantos días, sino que es un hábito constante que se debe seguir como parte del estilo de vida.

La mayoría de personas que han mantenido un peso sano toda su vida no han seguido una dieta específica. En lugar de esto, han seguido una alimentación balanceada acorde a las necesidades nutricionales de su cuerpo. Entonces… ¿Qué puedes hacer para perder peso sin hacer dietas?

1. Consumir alimentos variados

Una de las claves para no fallar en el intento de bajar de peso con la dieta es ingerir “de todo un poco”. No se trata de eliminar grupos de alimentos o evitar al 100% esas pequeñas tentaciones. Si el objetivo es mantener un peso sano al adelgazar, la alimentación en general debe ser variada.

Hábitos alimenticios saludables.

Asegúrate de incluir en la dieta alimentos como:

  • Cereales integrales
  • Frutas y vegetales en todas sus variedades
  • Carnes magras (pollo, pavo, cerdo, etc.)
  • Frutos secos y semillas
  • Pescados grasos y mariscos
  • Legumbres en todas sus variedades
  • Lácteos bajos en grasa
  • Huevos

Leer también: 6 tips para retomar el control cuando tu vida va mal

2. Reducir la ingesta de azúcar

Uno de los mayores enemigos de un peso saludable es el azúcar refinado. Este producto, que no solo está presente en los dulces, es el responsable de los principales desórdenes metabólicos que producen sobrepeso. Por lo tanto, limitar al máximo su consumo es determinante para adelgazar.

  • Recuerda que está presente en refrescos, productos de bollería y otra amplia variedad de comidas que se encuentran en el mercado. ¡Revisa las etiquetas!

3. Moderar las porciones

A veces el fracaso de la dieta no es más que el exceso en las porciones. Aunque los platos contengan alimentos sanos y variados, no es correcto servir cantidades exageradas. Sea cual sea el ingrediente, mucha cantidad es sinónimo de más calorías.

  • Si haces tres comidas abundantes al día, divide las porciones y realiza hasta cinco platos.

4. Sustituir ingredientes

La sustitución de ingredientes es uno de los mejores trucos para perder peso sin hacer dietas especiales o milagrosas. Hay que tener en cuenta que muchos alimentos de consumo diario están llenos de componentes que suman demasiadas calorías.

  • Si consigues identificarlos y buscas alternativas más saludables podrás mejorar en gran parte tu alimentación. Por ejemplo, puedes sustituir las salsas por aderezos caseros o los lácteos enteros por leches y quesos vegetales.

Debes leer: Recetas para preparar postres bajos en calorías

5. Hacer ejercicio físico

El mejor complemento de una dieta balanceada para perder peso es el ejercicio físico. Este hábito saludable no solo ayuda a quemar más grasa, sino que tiene muchos efectos positivos en el bienestar general. ¿Sigues en el sedentarismo? Anímate a hacer cualquier actividad deportiva:

  • Montar bicicleta
  • Ir al gimnasio
  • Salir a caminar o correr
  • Tomar clases de baile
  • Asistir a natación
  • Hacer rutinas en casa
Personas en el gimnasio haciendo ejercicio aeróbico.

6. Preparar meriendas saludables

Prestarle más atención a las meriendas es clave en todo plan para cuidar la figura. A pesar de que hay muchas opciones para prepararlas, lo mejor es optar por alimentos bajos en calorías, de alta calidad nutricional. Asimismo, deben ser energéticas y saciantes para que el hambre no haga de las suyas.

En lugar de comprar snacks de paquetes o comida chatarra, calma los antojos entre comidas con:

  • Leches vegetales
  • Fruta picada
  • Batidos de frutas y vegetales
  • Frutos secos y semillas
  • Avena o cereales integrales

En conclusión

Sí es posible perder peso sin hacer dietas estrictas o hipocalóricas. Aunque los hábitos en un estilo de vida saludable no dan resultados tan instantáneos, sí son más seguros y permanentes. Lo más importante es cambiar la mentalidad y entender que no hay fórmulas milagrosas para adelgazar.

Te puede gustar