6 consejos para prevenir un ataque al corazón

Brunilda Zuñiga 25 febrero, 2018
¿Sabías que conseguir un descanso adecuado y mantener a raya tus niveles de estrés puede ser fundamental a la hora de prevenir un ataque al corazón?

¿En tu familia hay antecedentes de ataques al corazón? ¿Sabes cómo prevenirlos?

Es muy importante tomar medidas para prevenir un ataque al corazón puesto que las afecciones cardíacas son una de las principales causas de muerte en el mundo.

Un ataque al corazón se produce cuando una de las arterias que suministran oxígeno al músculo cardíaco se obstruye.

Por suerte, evitar este problema es sencillo, aunque requiere un cambio de estilo de vida si el que llevas ahora no es el mejor.

Solo sigue estos consejos:

1. Asegúrate de mantener una buena alimentación

buena alimentación

El primero de los consejos para prevenir un ataque al corazón es llevar una alimentación balanceada. Para ello:

  • Procura eliminar los productos procesados y sustitúyelos por alimentos frescos.
  • Limita tanto como te sea posible el consumo de azúcar y cualquier tipo de endulzante artificial. Si quieres algo dulce, opta por las frutas.
  • Evita el consumo de grasas trans, como los aceites vegetales o la margarina. Reemplázalos por grasas saludables como el aguacate, el aceite de coco o la mantequilla sin pasteurizar.
  • Mantén hidratado su cuerpo consumiendo suficiente agua natural.
  • Incluye, al menos una vez por semana, alimentos ricos en omega 3 como los pescados azules o toma un suplemento nutricional que lo contenga.
  • Consume alimentos ricos en vitaminas C, E y beta-carotenos. Estos nutrientes ayudan a proteger la capa arterial contra la oxidación.

Se encargan de neutralizar los radicales libres, retrasar el desgaste y deterioro del corazón y frenar el aumento de colesterol malo (LDL) en las arterias.

Ver también: La alimentación que prolonga tu esperanza de vida

2. Practica ejercicio físico diariamente

Ya sabemos que el ejercicio es muy importante para la salud pero debemos saber que no todos los deportes aportan beneficios al corazón. Para prevenir un ataque al corazón lo mejor es realizar ejercicios de alta intensidad en pequeñas series por no más de 30 minutos al día.

Para obtener los mejores beneficios de tu sesión deportiva procura recuperarte bien y tomar el tiempo necesario para descansar adecuadamente entre cada sesión.

Esto te ayudará a mantener la salud cardiovascular sin llevar a tu corazón al límite en caso de que tengas antecedentes de problemas cardiovasculares.

3. Baja el consumo de sal en tus comidas para prevenir un ataque al corazón

Hábitos para disfrutar de una cena más saludable

Quienes tienen un alto consumo de sal en las comidas aumentan su predisposición a desarrollar enfermedades cardiovasculares y sufrir ataques al corazón en comparación con las que mantienen una dieta equilibrada.

  • Cuando hay demasiado sodio en la sangre, las arterias se estrechan y el volumen de líquido que circula en ellas es mayor respecto a su tamaño.
  • Esto aumenta la presión en las arterias y puede ocasionar desde un ataque al corazón a problemas cerebrovasculares e hipertensión.

Sin embargo, esto no significa que debas dejar por completo el consumo de sal. Tu organismo necesita este elemento para realizar algunas de sus funciones.

La recomendación es que añadas un máximo de una pizca de sal a tus alimentos. Eso sí, evita aquellos productos procesados, puesto que tienen un alto índice de sal en sus ingredientes.

Te recomendamos leer: Tips para reducir el consumo de sal

4. Cuida la salud de tu tracto gastrointestinal

Quizás piensas que lo que ocurre en tu estómago tiene poco que ver con prevenir un ataque al corazón. Sin embargo, esta idea está por completo lejos de la realidad.

Lo cierto es que algunos problemas intestinales graves, como el síndrome de colon irritable, pueden alterar al organismo a tal punto que se produzca un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.

La ingesta diaria de probióticos y de alimentos fermentados puede evitar los problemas cardíacos al favorecer una flora intestinal saludable.

5. Descansa adecuadamente

El descanso justo

Un buen descanso es fundamental para mantener normales los niveles de adrenalina y cortisol, lo que te ayudará a prevenir un ataque al corazón.

Además de dormir siete horas, es necesario un buen descanso y estar atento cuando se presenta algún problema del sueño.

Por ejemplo, los ronquidos no solo son molestos. También pueden ser mortales si están asociados a la apnea del sueño, puesto que esta altera el organismo y puede causar hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

También sería buena idea que tomes una siesta cuando estés muy cansado al mediodía.

6. Medita y practica yoga

Al meditar y practicar yoga calmas tus pensamientos, relajas tu cuerpo y tu energía cambia, mejorando la circulación y el flujo de sangre al corazón.

  • Cuando tu cuerpo está relajado y tu mente calmada, tu corazón trabaja mejor y el riesgo de sufrir enfermedades o un ataque al corazón se reduce significativamente.
  • Recuerda que el estrés afecta al sistema nervioso, por lo que, si te mantienes constantemente en estados de alteración intensos, como la ira, tendrás muchas más posibilidades de sufrir un ataque al corazón.

Lo que te recomendamos es practicar yoga cada día por unos 20 minutos. Procura realizar una sesión de meditación al despertar o antes de dormir.

Al inicio puede costarte un poco de trabajo mantener la mente y el cuerpo quietos.

Con el tiempo, esto se hace más fácil y poco a poco te acostumbrarás a ello.

Te puede gustar