6 consejos que te ayudarán a prevenir las estrías antes de hacer dieta

Si queremos evitar la aparición de estrías debemos hidratar bien la piel tanto por fuera como por dentro y exfoliarla para evitar la acumulación de células muertas y potenciar su regeneración

Las estrías son un tipo de cicatriz visible en la piel que se produce por el rompimiento de las fibras elásticas que mantienen unido el tejido cutáneo.

Su aparición suele relacionarse con el embarazo, aunque pueden ser producto de los desbalances hormonales, los cambios bruscos de peso y algunas deficiencias nutricionales.

Por lo general se localizan en los glúteos y el abdomen, pero también pueden darse en los senos, las piernas y otras zonas sensibles del cuerpo.

Si bien no representan un problema de salud, están mal vistas a nivel estético por su textura y notorio color amoratado o blanquecino.

El problema es que no es sencillo minimizarlas y, por lo general, se requieren múltiples esfuerzos para reducir su aspecto en la piel.

Sin embargo, sí hay algunas medidas que pueden ayudar a prevenirlas, en especial al adoptar planes de alimentación para bajar de peso.

Teniendo en cuenta que la pérdida de peso puede aumentar su aparición, a continuación queremos revelar 6 consejos para evitarlas.

¡Descúbrelos!

1. Mantén hidratada la piel

piel de seda

La hidratación diaria de la piel es uno de los cuidados básicos para prevenir el rompimiento de sus fibras cuando se pierden algunos kilos mediante la dieta.

Los nutrientes que se absorben de las cremas y lociones humectantes ayudan a conservar el colágeno y la elastina, manteniendo la dermis firme y sin imperfecciones.

¿Qué debes hacer?

  • Tras salir de la ducha cada día, toma una cantidad abundante de crema corporal y frótala sobre las áreas que suelen desarrollar este problema.

Ver también: 4 alimentos perfectos para la salud de tu piel

2. Adopta una rutina de ejercicio

Si bien la dieta puede ayudar a conseguir buenos resultados para perder peso, su mejor complemento siempre será una rutina de ejercicio.

Estas actividades no solo incrementan la pérdida de calorías sino que, de paso, ayudan a tonificar la piel para hacerla más resistente a los cambios que sufre por el estiramiento.

A su vez, es uno de los hábitos que ayudan a remover las toxinas de organismo y, por lo tanto, contribuye a evitar el envejecimiento prematuro.

¿Qué debes hacer?

  • Diseña un plan de entrenamiento físico en el que combines ejercicios cardiovasculares con pesas y otras actividades de fuerza.

3. Incrementa el consumo de agua

Beber agua

Aumentar el consumo diario de agua es una medida imprescindible para proteger la piel frente a los cambios que implica la pérdida de peso.

Este líquido vital mantiene las células hidratadas y, aunque solemos ignorarlo, es fundamental para un óptimo funcionamiento del sistema linfático y la circulación.

Su absorción en el cuerpo promueve la óptima utilización de los nutrientes provenientes de los alimentos y, al mismo tiempo, facilita la eliminación de las toxinas.

¿Qué debes hacer?

  • Consume entre 6 y 8 vasos de agua al día.

4. Consume más frutas y vegetales

Aunque seguramente la dieta incluye varias porciones de frutas y vegetales, es conveniente incrementar su consumo antes de adoptarla, ya que la piel necesitará un plus de antioxidantes para mantenerse fuerte.

Estos nutrientes esenciales, sumado a su fibra y minerales, fortalecen el colágeno y las fibras cutáneas, y evitan su desgarre al perder kilos.

¿Qué debes hacer?

Asegúrate de consumir:

  • Frutos cítricos
  • Vegetales de hojas verdes
  • Zanahorias
  • Remolacha
  • Frutos rojos o bayas
  • Manzanas y peras

5. Utiliza un producto exfoliante

Exfoliantes-para-la-piel

La exfoliación de la piel es determinante para mejorar su capacidad para absorber los nutrientes de los productos externos que previenen las estrías.

Su uso regular contribuye a remover la piel muerta que se va acumulando en la superficie cutánea y, de paso, estimula la producción de células nuevas.

Esto no solo incrementa la capacidad de regeneración sino que, además, potencia su elasticidad y firmeza.

Por si fuera poco, es un tratamiento que estimula la circulación, a la vez que mejora el proceso de oxigenación celular y nutrición.

¿Qué debes hacer?

  • Prepara un exfoliante natural con azúcar o posos de café y frótalo sobre las áreas susceptibles a las estrías.
  • Mézclalo con algún aceite humectante para potenciar sus efectos.
  • Úsalo por lo menos 3 veces a la semana.

6. Prepara una mascarilla antiestrías

Las mascarillas antiestrías se elaboran con ingredientes naturales cuyas propiedades ayudan a mejorar la elasticidad de la piel para evitar su rompimiento.

Estas combinan nutrientes como los ácidos grasos esenciales, la vitamina E y algunos minerales que, tras ser absorbidos, protegen el colágeno y la elastina.

Te recomendamos leer: 8 alimentos ideales para reponer el colágeno de tu piel

¿Qué debes hacer?

Realiza una mascarilla casera con ingredientes como:

  • Aguacate
  • Aloe vera
  • Vinagre de manzana
  • Aceite de oliva, de coco o de almendras

Como puedes ver, se trata de adoptar medidas sencillas para proteger la piel de los cambios bruscos que experimenta al realizar una dieta.

Sigue cada una de estas recomendaciones y evita esas antiestéticas marcas.

 

 

 

 

 

Te puede gustar