6 cosas buenas que te ocurren cuando corriges tu postura corporal

Aunque no lo creamos, al corregir la postura del cuerpo también ganamos en autoestima e incluso los que nos rodean nos perciben como más atractivos

Aunque desde siempre se ha dicho cuán importante es mantener una buena postura corporal, muchos le siguen restando importancia hasta que desarrollan algún problema de salud.

Si bien su beneficio más notorio tiene que ver con la figura, también desempeña un rol principal en la prevención de lesiones y enfermedades.

El problema es que, debido al sedentarismo, muchos no se preocupan por mejorarla e inconscientemente adoptan posiciones que, a largo plazo, afectan la salud de los huesos, los músculos y las articulaciones.

De hecho, gran parte de las dolencias cotidianas suelen ser el resultado de la tensión que se genera en todo el cuerpo debido a una mala posición.

Sin embargo, desde el primer momento en que se corrige se generan una serie de cambios que brindan beneficios a nivel físico y mental.

¡Descúbrelos!

1. Tienes mejor respiración

respira profundo

Adoptar una buena postura corporal tanto en reposo como al realizar movimientos puede optimizar hasta en un 30% el proceso de oxigenación de las células.

  • Las personas que acostumbran a encorvar su cuerpo presentan dificultades para enviar el aire hacia los pulmones y, debido a esto, el oxígeno no llega de forma correcta a las células.
  • Desde el primer momento en que se corrige la posición del cuerpo se puede percibir una respiración más fluida y profunda.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo preparar una loción de rosas y hamamelis para tonificar tu piel

2. Mejoras tu rendimiento mental

Si bien el rendimiento mental está influenciado por muchos de los hábitos cotidianos, una buena posición del cuerpo resulta determinante para conservarlo en las mejores condiciones.

  • Esto se debe a que el proceso de oxigenación es clave para las funciones cerebrales y, dado que la postura lo mejora, ayuda a tener una mejor concentración.
  • Por otro lado, este buen hábito disminuye los episodios de estrés y tensión muscular, lo cual interfiere, de alguna manera, en la productividad.

3. Tendrás menos dolores

calmar-el-dolor-de-espalda

Los continuos dolores en el cuello, la espalda y las articulaciones tienen mucho que ver con las posturas que se adquieren al caminar o hacer algunos trabajos específicos.

  • La presión que se ejerce sobre la columna vertebral por las malas posiciones puede acelerar su desgaste y, con el tiempo, conduce a continuos episodios de dolor crónico.
  • Las personas que tienen dolores musculares recurrentes presentan una reducción en este problema desde la primera vez que corrigen su postura.

Además, mantenerla en cada actividad es fundamental para evitar dolores en los huesos, desgarres musculares y otros traumatismos que limitan el movimiento.

4. Puedes prevenir enfermedades

Aunque a muchos les cuesta trabajo relacionar la postura con algunas enfermedades, lo cierto es que tiene mucho que ver con algunos trastornos que afectan la calidad de vida.

  • Corregir la posición del cuerpo, desde edades jóvenes, es clave para disminuir el riesgo de patologías como la artritis y la osteoartritis.  
  • Esto se debe que ayuda a disminuir la presión sobre los músculos y las articulaciones, por lo que evitael desgaste prematuro de los cartílagos, ligamentos y tendones.

Por otro lado, cabe mencionar que tener posturas incorrectas también puede conducir a la deformación de la espina, causando, a su vez, alteraciones en el sistema nervioso.

5. Combates el estrés

estres de trabajo

Las personas que permanecen estresadas suelen pasar por alto que la postura del cuerpo, lo cual puede tener mucho que ver con este descontrol emocional.

  • La tensión que sufren los músculos debido a las posturas incorrectas genera reacciones químicas en el cerebro que, por lo general, se manifiestan mediante el estrés y la irritabilidad.

6. Luces más atractiva

Cuando la columna vertebral se encorva, los hombros lucen caídos, el abdomen inflamado y la imagen en general resulta afectada.

  • Esto no solo hace lucir más peso corporal del que en realidad se tiene, sino que, de paso, refleja una personalidad insegura.
  • Una postura buena hace que la figura se vea más definida y delgada y, al mismo, tiempo, mejora factores como la autoestima.

Visita este artículo: 8 consejos para mantener la columna vertebral sana y fuerte

¡Hora de corregirla!

corregir-postura-corporal

Si consideras que no tienes una buena postura corporal y ya estás empezando a tener problemas por esta, haz todo lo posible por empezar a mejorarla.

Si bien puede resultar difícil acostumbrarse, con los días resultará más sencillo mantenerla en todo momento.

  • Realiza ejercicios de estiramiento varias veces al día, tanto para aliviar la tensión como para asegurarte de mejorar la posición.
  • Si tienes dudas de qué postura tienes, párate frente a un espejo y analiza si tu cuerpo está encorvado.
  • Si trabajas sentada todo el día, realiza varias pautas y asegúrate de verificar que postura tienes.
Te puede gustar