6 cosas curiosas que todo paciente con miopía debe saber

Aunque nos pueda parecer adecuado, todo paciente con miopía debe prestar atención a que la graduación de sus gafas no sea excesiva para el ojo no se acomode.

La miopía no es solamente un problema de la vista. Este trastorno ocular está relacionado con las emociones, el hígado, la tensión muscular y el estilo de vida. Por este motivo, si mejoramos algunos de estos factores, podemos prevenir o incluso mejorarla de manera natural.

Descubre en este artículo 6 curiosidades, datos sorprendentes y consejos sencillos y efectivos que todo paciente con miopía debería saber. No debemos resignarnos ante este trastorno, sino aprovecharlo para cambiar algunas cosas en nuestro estilo de vida y empezar a ver mejor.

6 curiosidades sobre la miopía

1. El miope tiene miedo al futuro

Estrés visual o miopía

Existen diferentes teorías que apuntan que cualquier problema de salud se relaciona con cuestiones emocionales. La perspectiva psicológica no es siempre la causa del trastorno, pero sí que suele ser un factor que actúa como condicionante o desencadenante.

La miopía, como sabemos, es la dificultad para ver bien de lejos. En este sentido, a nivel emocional se relaciona con el miedo al futuro. Este temor puede ser evidente en la persona o bien ser algo que anide en el subconsciente.

2. Los problemas de vista y la debilidad hepática

Según la medicina tradicional china, todos los problemas que afectan a los ojos ponen en evidencia una debilidad en la función del hígado. Los factores que más afectan a este órgano son la alimentación, el estrés, la ira, el alcohol y la contaminación.

Para mejorar la función hepática podemos consumir alimentos amargos (alcachofa, diente de león, cúrcuma, cardo mariano, boldo, rúcula, etc.) y procurar llevar una vida lo más saludable posible. También podemos aplicarnos calor en la zona del hígado un rato cada noche antes de acostarnos por medio de una bolsa de agua caliente o esterilla eléctrica.

Descubre: Ejercicios para combatir la presbicia o vista cansada

3. Existe la gimnasia ocular

Del mismo modo que podemos ir al gimnasio para fortalecer los músculos de todo el cuerpo también podemos realizar ejercicios para mejorar la musculatura ocular. De este modo, podemos prevenir e incluso revertir algunos problemas de vista como la miopía o la vista cansada.

Movimientos oculares que podemos hacer a diario:

  • Círculos en ambas direcciones
  • De lado a lado
  • De arriba hacia abajo
  • En diagonal
  • Mirar con ambos ojos hacia la nariz, con la mirada bizca
  • Apretar los ojos con fuerza y relajar

4. Cuidado con poner más graduación

Cuando ya tenemos miopía es habitual que tengamos que optar entre gafas o lentillas. La elección dependerá de nuestro estilo de vida y de nuestra comodidad. No obstante, deberíamos prestar atención a las visitas periódicas al oftalmólogo.

Algunos profesionales pueden recomendar graduar las gafas o lentillas un poco por encima de lo que necesitamos con la justificación de relajar más el ojo. No obstante, debemos tener en cuenta que lo que lograremos es el efecto contrario.

El ojo se acomodará a esa graduación con más facilidad y aceleraremos de este modo el aumento de la miopía. Por el contrario, podemos proponer una graduación que esté justo por debajo de lo que necesitamos.

5. Mirar de lejos

Mirar de lejos para mejorar la miopía

En las últimas décadas los casos de miopía han ido en aumento. Uno de los factores que ha influido en este incremento es la vida en las ciudades, la cual ha reducido nuestro campo de visión diario. ¿Cuántas veces al día podemos mirar de lejos para entrenar esa capacidad visual?

Pasar muchas horas frente al ordenador, la iluminación artificial o las características de la vida entre edificios en lugar de en espacios despejados perjudican a nuestra vista de manera gradual. No debemos desaprovechar cualquier oportunidad para escaparnos a otros entornos y disfrutar de las vistas de un amanecer, una colina, una playa, etc.

Lee: Ejercicios para combatir la presbicia o vista cansada

6. Reducir la tensión ocular

Por último, el paciente con miopía debe saber que un factor decisivo que empeora la vista es la tensión ocular. La fuerza que ejercemos sin darnos cuenta en la musculatura que rodea los ojos bloquea el flujo sanguíneo y nos hace perder capacidad visual de manera progresiva. Además, también puede llevarnos a sufrir migrañas y otros trastornos.

Además de realizar la gimnasia ocular, debemos tomar conciencia de cómo apretamos los ojos sin darnos cuenta a lo largo del día. Es probable que lo hagamos sobre todo mientras estamos frente al ordenador o cuando no vemos bien de lejos, aunque seguro que seguiremos haciéndolo al acostarnos.