6 cosas que todo papá hace cuando está al cuidado de los pequeños

Cuando los papás se quedan a solas con sus hijos, muchas cosas divertidas pueden pasar. Es importante que padre e hijo compartan momentos inolvidables, pues son estos los que recordarán al pasar el tiempo.

Para los padres, cuidar a sus hijos puede convertirse en una gran aventura para recordar. Sin la presencia de mamá, padre e hijo pueden hacer planes juntos. Descubre algunas cosas que todo papá hace cuando está al cuidado de los pequeños.

¿Cuáles son las cosas que todo papá hace cuando está al cuidado de los pequeños?

1. Romper las reglas de mamá

Padre e hijo haciendo surf.

Mamá suele poner reglas estrictas, mientras que papá se deja convencer fácilmente. Por esa razón, la primera de las cosas que todo papá hace cuando cuida a sus hijos, es romper ciertas reglas. Eso sí, el acuerdo es: que mamá no se entere.

Regla típica de mamá: No comer mucho dulce o comida rápida. Aunque sabemos que el exceso de dulce o comida rápida puede ser perjudicial para la salud del niño, una vez al año nunca hace daño.

Por eso, papá consiente a su pequeño comprando dulces para poder ver esa película que tanto les gusta o pedir pizza y comer algo diferente sin ensuciarle la cocina a mamá . ¡Qué considerados!

Ver también: 7 errores que cometen los padres del siglo XXI

2. Ver programas infantiles

Papá, en ocasiones, puede sacar su niño interior. Aprovecha aquellas tardes en las cuales a mamá le toca salir y él queda a cargo de la casa y del niño para poder tomar un descanso y sentarse junto a su hijo a ver la televisión.

Los programas infantiles siempre son una opción de entretenimiento y aprendizaje ya que, como van dedicado a los niños, tienen un contenido bastante interesante y despiertan el interés y el humor en cualquier persona de cualquier edad. Padre e hijo, casa sola, un televisor y un buen programa infantil son una combinación perfecta para pasar una tarde y olvidarse de las tareas. ¡Solo por un día!

Estos pequeños momentos son los que recordará tu hijo, por muy simples que parezcan, pues no solo se trata de ver televisión, sino de que el niño se sienta acompañado y entusiasmado con su papá y el afecto que este le da.

3. Practicar algún deporte

Sí, los deportes también son algunas de las cosas que todo papá hace cuando se queda a solas con los niños. Los papás suelen disfrutar enseñar a sus hijos alguna disciplina deportiva, pues al mismo tiempo, les está enseñando a ser fuertes y perseverantes. Además, los deportes son una excelente manera de pasar un fin de semana.

Padre e hija patinando.

Es completamente natural que los hijos hereden esa pasión por el deporte que tienen sus padres. Por eso, practicar alguna actividad física con tu hijo no solo fortalecerá la relación, sino que será beneficioso para su salud.

No importa qué deporte practiquen o si a tu hijo no le gusta lo mismo que a ti: simplemente apóyalo y pasad tiempo de calidad juntos. Enséñale siempre algo nuevo y no tengas miedo de aprender de él.

Tu hijo es muy inteligente y, si le apasiona lo que hace, seguramente sabrá muchas cosas que tú aún no sabes. No dejes de interesarte por cada cosa que dice y pregúntale cómo aprendió eso. De esta manera, aprovecharás el tiempo libre que tenéis ambos para hacer algo divertido y salir de la rutina.

4. Cocinar juntos la cena

Esta es una de las mejores cosas todo papá hace cuando está al cuidado de los pequeños. Sin embargo, existen algunas normas que debes seguir si quieres entrar a la cocina con tu hijo:

  • Todo lo que utilicéis, debéis colocarlo nuevamente en su lugar.
  • La cocina no puede quedar sucia.
  • No cambiéis de lugar los utensilios de cocina.
  • No dejes que el niño se acerque mucho al fuego.
  • Ten cuidado con los utensilios filosos y eléctricos.

Son cosas que diría mamá y que, en efecto, debes aplicar para no hacerla enojar. Sin embargo, este es el momento perfecto para enseñarle a tu niño a valorar todo el esfuerzo que hace su mamá y por qué es importante ayudarla.

Prepara junto a tu hijo una cena sorpresa a mamá. Esta es una gran estrategia para pasar tiempo juntos y además, enseñarle la importancia del trabajo en equipo.

5. Hacer volar a los niños

Para tu hijo, tú eres su héroe. Tus poderes lo hacen increíblemente feliz. No quebrantes su ilusión y la confianza que te tiene.

Él piensa que tienes superfuerza, entonces cárgalo y dale un par de vueltas en el aire. Dile que extienda sus brazos, cierre sus ojos y deje que con su imaginación toque al cielo. Su sonrisa llenará todo tu ser de felicidad.

No importa qué edad tengáis: él no dejará de ser tu niño y tú su mayor ejemplo. Siempre tendrás la oportunidad de hacerlo volar así hayan pasado 20 años. Solo deberás recordarle aquellos momentos que compartisteis juntos y hacerle saber que siempre podrá contar contigo.

Quizá te interese: ¿Qué hacer cuando un niño se porta mal?

6. Leer cuentos antes de dormir

Entre las cosas que todo papá hace cuando está con sus hijos, sin duda, está el hecho de leer las mejores historias con un gracioso tono de voz. A tu hijo le encantan los cuentos y mucho más si son antes de dormir. Esta es una buena estrategia para fomentar en él un hábito de lectura.

Padre leyendo un libro a su hija.

Sabemos que la rutina puede ser bastante ajetreada. Sin embargo, este es el momento preciso para recordarle a tu hijo lo mucho que te importa, y que a pesar de que estés trabajando, puedes pasar unos minutos con él.

Antes de dormir siempre habla con él y pregúntale cómo estuvo su día, leed una historia interesante y siempre déjale la duda sobre qué va a pasar en el cuento. Así, la noche siguiente estará mucho más ansioso por irse a la cama y escucharte leer.

Compartir con tu hijo es la mejor manera para afianzar vuestra relación. No tengas miedo en desobedecer, alguna que otra vez, a mamá y consentir a tu niño.

Recuerda que ser permisivo con tu hijo no significa dejarlo hacer lo que quiera o incitarlo a desobedecer a mamá. Se trata de enseñarle, educarlo y consentirlo.