6 cosas que puedes hacer para limpiar la vejiga de forma natural

Para cuidar de la salud de nuestra vejiga y que su intoxicación no afecte a otros sistemas del cuerpo debemos plantearnos hacer una depuración, al menos, cada dos meses

La vejiga desempeña un papel esencial en nuestro organismo al ser la responsable del almacenamiento y posterior eliminación de la orina.

Se trata de uno de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo, que reacciona ante cualquier agente viral o bacteriano presente en los líquidos que se depositan en su interior.

Todos los días trabaja de forma continua para eliminar de forma oportuna los materiales y residuos tóxicos que el organismo no necesita.

El problema es que, al igual que otras partes del cuerpo, puede presentar alteraciones en su funcionamiento a causa del exceso de toxinas.

Como consecuencia, se desarrollan varios tipos de infecciones, incontinencia urinaria, hiperactividad y otras dificultades que afectan de forma directa la salud.

Debido a esto muchas personas están adoptando medidas para apoyar su funcionamiento y estimular su limpieza.

A continuación queremos compartir las 6 mejores para que las tengas en cuenta cuando presentes alguna molestia.

1. Tomar jugo de arándanos

1. Tomar jugo de arándanos

El consumo de jugo de arándanos rojos es uno de los mejores remedios naturales para desintoxicar y curar los problemas de la vejiga.

Concentra una cantidad importante de vitamina C, antioxidantes y fibra que fortalecen el sistema inmunitario y su capacidad para luchar contra los virus y bacterias.

Dado que actúa como un diurético y depurativo, tomarlo en ayunas fortalece las paredes de la vejiga, disminuye la inflamación y previene la acumulación de depósitos de calcio.

Ingredientes

  • ½ taza de arándanos frescos (60 g)
  • El jugo de ¼ de limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lleva los arándanos limpios a la licuadora, agrégales el jugo de un cuarto de limón y el vaso de agua y bátelos a velocidad rápida hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Pásalo a través de un colador fino y consúmelo hasta dos veces al día.

2. Ingerir agua

El consumo de agua es esencial para mantener unas vías urinarias saludables y libres de infecciones.

Este líquido vital es clave para la producción adecuada de orina y controla los procesos inflamatorios para evitar enfermedades como la cistitis.

No obstante, es importante tener en cuenta que no es conveniente tomarla en cantidades excesivas, dado que sobrecargaría la vejiga y dificultaría su funcionamiento.

3. Consumir sandía

3. Consumir sandía

El consumo de sandía varias veces a la semana puede limpiar las toxinas que se van quedando retenidas en la vejiga y las vías urinarias.

Su alto contenido de agua y sustancias antioxidantes le confieren un efecto diurético que contribuye a eliminar los líquidos y las sustancias de desecho.

Además, al hervir sus semillas en agua se puede conseguir un maravilloso té para potenciar estas propiedades.

4. Beber infusión de diente de león

Las propiedades diuréticas del diente de león son otro remedio útil contra la inflamación y las infecciones que aquejan la vejiga.

Su ingesta reduce el exceso de líquidos retenidos y favorece la eliminación de las bacterias que provocan alteraciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de diente de león (20 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega el diente de león en un vaso de agua hirviendo, tápalo y deja que repose 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, agrégale la miel y consúmelo.
  • Toma hasta tres dosis al día.

5. Un licuado antes de las comidas

5. Un licuado antes de las comidas

Un licuado rico en potasio ejerce un efecto depurativo y protector tanto en la vejiga como en los riñones.

Su ingesta antes de las comidas principales ayuda a mejorar los procesos digestivos y estimula la eliminación de las toxinas.

Ingredientes

  • 1 manzana verde
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de apio (10 g)
  • 2 cucharadas de perejil (20 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Lava todos los ingredientes, trocéalos bien y ponlos en la licuadora junto con el vaso de agua.
  • Procesa a velocidad rápida durante unos minutos, hasta conseguir una bebida homogénea y sin grumos.
  • Sírvelo recién hecho y tómalo durante dos días seguidos.

Lo que no se debe consumir

Para un completo método de limpieza de la vejiga es importante suprimir ciertos alimentos de la dieta, por lo menos, durante dos o tres días.

Dado que estas comidas favorecen la retención de líquidos y los desequilibrios del pH natural de la orina, se deben reducir al máximo de la dieta.

  • La sal
  • El café
  • Los lácteos
  • El azúcar
  • Las bebidas azucaradas
  • Las carnes rojas
  • Las comidas condimentadas

La limpieza de la vejiga se debe realizar, por lo menos, cada dos meses para prevenir enfermedades o molestias.

Sigue los consejos citados y comprueba que tienen muchos otros beneficios para tu cuerpo.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar