6 cosas que debes llevar en la maleta del día del parto

Thady Carabaño 19 agosto, 2018
Cuando ya falten de 3 a 4 semanas para el alumbramiento del bebé, es buena idea preparar las maletas que llevarás al hospital. No sabes si tu bebé decide adelantarse, así que mejor estar prevenida.

Cuando se acerca el fin de la gestación, todas estamos muy nerviosas. Esperamos que llegue el día a la mayor brevedad. Después de que tengas todo listo en casa, es momento de empezar a organizar lo que llevarás en la maleta del día del parto.

Por supuesto, encontrarás en internet diversidad de listas, unas más detalladas que otras, sobre lo que debes incluir en la maleta del día del parto. Lo importante es que apliques el sentido común a la hora de preparar tu equipaje.

Si todo sale bien, tal y como se espera de un embarazo que se ha desarrollado con normalidad, no debes permanecer en el hospital más de 2 o 3 días. Entonces, sé prudente al organizar tu equipaje, ¡no vacíes tu clóset ni el del bebé!

¿Qué debe incluir la maleta del día del parto?

Parto en el que el bebé viene de nalgas.

En el trabajo de organizar la maleta del día del parto, es importante que valores que no puedes llevar un equipaje muy extendido en muchos bolsos o maletas. Lo ideal es que puedas identificar qué contiene cada maleta. Por ejemplo, si necesitas buscar los pañales del bebé, que sepas dónde están, y así con todas las cosas que llevarás al hospital.

Son días de mucho nerviosismo, así que evita la posibilidad de perder la paciencia buscando algo en un sinfín de maletas. Puedes organizar tu equipaje en función de esta lista que te proponemos.

 1. Documentos de interés

En un bolsillo de fácil acceso de la maleta, coloca una carpeta o folder con tus documentos más importantes. Puedes llevar los originales y una copia, por si debes entregarla en algún momento:

  • Identificación personal
  • Póliza del seguro
  • Documentos de acceso al hospital
  • Recetas médicas si tomaste algún medicamento durante el embarazo.
  • Últimos exámenes realizados (valores sanguíneos, ecografías o estudios, entre otros).

2. Ropa de mamá

Aunque tras el nacimiento del bebé, perdiste una buena porción de los kilos que ganaste durante el embarazo, no es que vayas a quedar igual a como eras antes de quedar encinta. Necesitas llevar ropa cómoda y holgada.

Si te hacen una cesárea, muy probablemente necesitarás ayuda para vestirte, así que lleva ropa que sea fácil de poner y quitar:

  • Batas o pijamas que abran por delante.
  • Ropa interior de corte alto (por si te hacen cesárea, para que el elástico no quede sobre la incisión).
  • Brasieres de lactancia o sujetadores una o dos tallas más grandes que los habituales. Aunque no amamantes, la leche va a subir a tus pechos, y no podrás llevar nada apretado.
  • Medias (por si hace frío).
  • Toalla para después del baño.
  • Ropa con la que vas a salir del hospital.
  • Pantuflas para dar tus primeros pasos después del parto y sandalias plásticas para bañarte.

No te lo pierdas: Ropa del recién nacido: prendas imprescindibles

3. Ropa del bebé

Es importante que la ropa del bebé esté en una misma maleta del día del parto. Evita regar lo que llevas para el bebé en distintos bolsos. Seguramente será tu pareja o acompañante quien suministrará la ropa del bebé al personal del hospital, así que mientras más fácil sea de ubicar, mucho mejor.

  • Mamelucos o monos.
  • Medias.
  • Gorros.
  • Cobijas pequeñas.
  • Camisetas o guardacamisas.
  • Pañales de tela para colocarlos entre tu bebé y quienes vayan a visitarlos y quieran cargarlo.
  • Toalla.
  • Una muda de ropa para salir del hospital.
  • Si vas a usar cargador o portabebé, debes llevarlo.

Entre las cosas que no necesitas llevar del bebé son las toallas húmedas (déjalas solo para cuando salgan de la casa), ni los guantes o manoplas. Tu bebé con frecuencia se llevará las manos a la boca, tal y como lo hizo infinidad de veces dentro del útero materno. Es un reflejo natural.

4. Productos de uso personal para la mamá

Aunque en algunos hospitales te den algunos productos de uso personal, lleva los tuyos para que te sientas más cómoda. Sobre todo en lo relativo a la higiene íntima, es mejor que lleves las marcas de tu preferencia.

  • Toallas sanitarias o clínicas. El sangrado es frecuente después del parto, también puedes sufrir de un poco de incontinencia urinaria.
  • Champú, acondicionador y cualquier otro producto que suelas usar para tener en orden tu cabello.
  • Maquillaje. Seguro recibirás la visitas de muchos familiares y amigos. Aunque la maternidad te dará un brillo especial, no está de más un toque de brillo en los labios, un máscara de pestañas y rubor para las mejillas.
  • Crema humectante para el cuerpo y el rostro, desmaquillante.
  • Desodorante.
  • Crema dental o enjuague bucal.

Descubre: 7 ideas para tratar la pañalitis

5. Productos de uso personal del bebé

Crema y pañal del bebé

Por supuesto que los primeros que debes incluir en la maleta son los pañales desechables para tu bebé. La recomendación es la misma que con la ropa: ordena todo en un mismo bolso o maleta.

Lleva de 20 a 24 pañales desechables, es una buena cantidad. También lleva bolsas con cierre hermético para entregar los pañales o la ropa del bebé al personal del hospital. También debes incluir crema humectante para la piel del bebé y la crema antipañalitis o protectora.

6. Detalles o recuerdos de agradecimiento

Prepara unas bolsas, frascos o cajas pequeñas con unas tarjetas con el nombre de tu bebé para agradecer la visita de quienes fueron a conocerlo. Este recuerdo de agradecimiento puede incluir galletas, bombones o frutos secos.

Son un lindo detalle para obsequiar a quienes te acompañen en los días en el hospital, para tus otros hijos (si los tienes) o para demás familiares y amigos que quieran darle la bienvenida a tu pequeño.

Te puede gustar