6 cosas que no debes limpiar con vinagre blanco

Las virtudes del vinagre blanco como elemento de limpieza han sido señaladas en numerosas ocasiones. Hoy, en cambio, te contamos qué elementos podrían salir perjudicados si lo usas sobre ellos.

Mucho se habla de los efectos beneficiosos del vinagre blanco para dejar como nuevos varios elementos del hogar. Sin embargo, los resultados podrían no ser tan buenos en algunos otros. Te contamos todo sobre las cosas que no debes limpiar con vinagre blanco.

A diferencia de los productos químicos industrializados, el vinagre blanco representa una opción natural fenomenal para aplicar en diferentes lugares de la casa. Junto con el bicarbonato de sodio, el limón y la sal, pertenece al selecto grupo de los ingredientes cotidianos con muchos otros usos.

No obstante, como todo, tiene sus contraindicaciones. Hay ciertas cosas que no debes limpiar con vinagre blanco si no quieres arruinarlas. ¿Sabes a cuáles nos referimos? Te lo contamos en la siguiente lista.

6 cosas que no debes limpiar con vinagre blanco

Lo que hace al vinagre blanco tan efectivo es su bajo nivel de pH; esto lo convierte en una sustancia bastante ácida. Lo que puede ser bueno en algunos casos, pero también riesgoso en otros. Estas son algunas cosas que no debes limpiar con vinagre blanco:

1. Pisos de madera

Si bien puede funcionar en algunas superficies, usar vinagre blanco también puede producir manchas irreparables o pérdidas de color en el piso.

Por lo tanto, la mejor precaución que puedes tomar para ahorrarte dolores de cabeza innecesarios, es adquirir productos específicamente elaborados para estos pisos. Es cierto que no es una alternativa natural, pero al parecer no queda otro remedio.

No ocurre lo mismo con los muebles de madera. En ellos, el vinagre blanco, combinado con aceite de oliva, puede resultar útil para remover manchas y suciedad.

Proteger los suelos de madera no siempre es fácil.

2. Superficies de piedra

Las piedras naturales, como el granito o el mármol, no suelen reaccionar bien frente a las sustancias ácidas. Por lo tanto, es mejor que no apliques vinagre blanco sobre las mesadas. Tampoco uses limón o bicarbonato.

Con respecto a los pisos de piedra, la recomendación es la misma; es mejor utilizar productos específicos.

Lee también: 6 trucos sencillos para limpiar la cocina

3. Electrodomésticos y aparatos electrónicos

Pese a sus propiedades para sacar brillo, no es recomendable usar vinagre blanco para limpiar televisores u ordenadores. Tampoco lo apliques sobre el microondas, la cafetera o la plancha y mucho menos sobre pantallas táctiles, como tablets y móviles.

Además de eliminar su brillo natural y gastar su superficie, esta sustancia podría alterar sus partes internas. Por consecuencia, podrías acabar con desperfectos técnicos causados por el derrame de vinagre sobre los componentes del aparato.

4. Manchas de comida

Ya sea sobre la ropa, en los pisos, en el asiento de tu coche o sobre el sofá, el vinagre blanco no resultará efectivo para remover las manchas que se produzcan por el derrame de un alimento. Por el contrario, sus componentes actuarán sobre los restos de comida y los harán mucho más difíciles de remover.

5. Cloro

Sea cual sea tu intención, jamás mezcles vinagre blanco con cloro. La fusión de estos dos elementos puede ser fatal, dado que juntos conforman el llamado gas cloro. Se trata de una sustancia muy tóxica que se desprende en forma de vapor al combinar estos elementos.

6. Ollas y sartenes de hierro

Estos amados elementos de cocina se encuentran en la lista de cosas que no debes limpiar con vinagre blanco por dos motivos: El primero es que el ácido del vinagre desprendería el antiadherente; esto, como ya sabes, limitaría en gran medida la funcionalidad de tu querida pieza.

Por otro lado, el hierro no reaccionaría bien frente a estos compuestos ácidos: el resultado podría ser una olla o sartén con manchas de óxido.

También te puede interesar: Ollas relucientes. Conoce los productos que las dejarán como nuevas

Cosas que sí puedes hacer con vinagre blanco

Más allá de las precauciones que recomendamos previamente, el vinagre blanco ofrece ciertas ventajas a la hora de la limpieza en el hogar. Algunas de las superficies que puedes limpiar con este ingrediente son:

  • Muebles de madera.
  • Todos los componentes del baño: inodoro, bañera, grifos, lavaderos.
  • Puedes también quitar el óxido de herramientas y piezas.
  • Desinfectar la nevera.
  • Limpiar espejos.

En conclusión, el vinagre blanco puede ser tu gran aliado a la hora de limpiar, o un arma de doble filo con resultados irreversibles. Con algo de información y prestando atención a los componentes de cada objeto que estés por limpiar, puedes evitar errores que no tendrán vuelta atrás.