6 cosas que usas a diario y necesitas lavar más seguido

Muchos pensamos que algunos elementos del hogar no requieren un mantenimiento habitual. Precisamente la falta de cuidados y no lavarlos con frecuencia puede estar poniendo en riesgo nuestra salud

¿Qué tan buena dirías que es tu higiene? Muchos creen que con realizar las tareas de limpieza del hogar es suficiente, pero pasan algunos artículos de uso diario por alto.

¿Eres de los que piensa que lavar las sábanas frecuentemente es suficiente aunque no cambies las mantas? ¿Cuándo fue la última vez que tu teléfono móvil pasó por un proceso de limpieza?

Aquí te hablaremos sobre las cosas que usas a diario y necesitas lavar más seguido. Estamos seguros de que te sorprenderán algunas de las cosas que listamos.

Recuerda que mantenerte sano depende solo de ti, así que manos a la obra y a higienizar lo que haga falta.

1. El cepillo de dientes

cepillar-dientes

Para mantener la salud bucal, es posible que a diario te laves los dientes tres veces al día. Por todas las bacterias y restos de comida que se acumulan, esta es una de las cosas que usas a diario y necesitas lavar más seguido.

Puedes lavar tu cepillo una vez a la semana siguiendo este procedimiento:

  • Lava el cepillo con agua caliente y un poco de pasta dental.
  • Ayúdate de un cepillo para lavar mamilas o una esponja limpia y asea toda la superficie, dando especial cuidado a las zonas más ocultas.
  • Enjuaga el cepillo con agua caliente o tibia.
  • Déjalo secar y úsalo como siempre.

En caso de que prefieras realizar un proceso de limpieza constante, sigue los siguientes pasos:

  • Luego de lavar tus dientes en la noche, añade un poco de enjuague bucal en un vaso limpio y sumerge el cepillo. La sección utilizada para lavar los dientes debe quedar completamente cubierta.
  • Agita el cepillo un poco y deja reposar toda la noche.
  • En la mañana, saca el cepillo y enjuágalo con agua fría.
  • Lávate los dientes como siempre y repite el proceso por la noche.

Visita este artículo: ¿Por qué no es bueno compartir el cepillo de dientes?

2. El colchón de tu cama

Otra de las cosas que debemos lavar más seguido es el colchón en el que cada noche pasamos entre 6 y 8 horas. Aunque te sorprenda saberlo, hay personas que nunca han lavado su colchón porque piensan que basta con cambiar las sábanas.

Sin embargo, los colchones absorben suciedad, polvo, sudor y restos orgánicos de células muertas y cabello. En conjunto, todo esto ocasiona que aparezcan los famosos ácaros.

Para reducir la presencia de estos animalitos en tu cama y reducir las posibilidades de alergia o dermatitis, te recomendamos lavar tu colchón, al menos, una vez cada mes.

Tan solo recuerda que usar agua y jabón no es suficiente debido a que es una superficie gruesa. Una buena opción es el siguiente procedimiento:

  • Rocía bicarbonato de sodio por todo el colchón. No podemos decirte una cantidad exacta porque dependerá del tamaño del colchón. No obstante, debe ser suficiente para que toda el área quede cubierta por el polvo.
  • Sobre el bicarbonato, rocía agua suficiente para humedecer sin mojar. Esto ayudará a que el bicarbonato se active y empiece a actuar.
  • Deja reposar por 15 minutos y lava con agua, jabón y un buen cepillo o esponja.
  • Enjuaga con suficiente agua limpia y deja secar al aire libre.

Quizás te toque quedarte una noche en el sillón, pero estarás segura de dormir en un ambiente limpio.

3. Las sábanas de cama

cambiar-las-sábanas

Idealmente deberíamos cambiar las sábanas dos veces por semana. En su defecto, al menos, una vez a la semana.

Esto ayudará a que tu colchón se mantenga limpio por más tiempo y complicará la proliferación de ácaros.

  • Una vez lavadas, es recomendable doblarlas y guardarlas en una bolsa plástica para mantenerlas libres de polvo y otros contaminantes.

4. Los zapatos

Los zapatos son parte de tu tarjeta de presentación, por lo que son una de las cosas que usas a diario y necesitas lavar más seguido.

  • Para limpiarlos por dentro es recomendable que uses un paño seco y suave y un jabón de calabaza o un producto comercial especializado.

Esto eliminará bacterias y sudor que ocasionan mal olor. Recuerda que luego de limpiar el interior, debes aplicar un spray desodorante y dejar secar.

  • Por fuera, debes asegurarte de eliminar el polvo, la tierra y cualquier elemento de suciedad que pueda adherirse. Pregunta a tu zapatero cuál es el producto correcto para cada material y úsalo de forma regular.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 curiosos trucos para dejar tus zapatos como nuevos

5. El cepillo para el cabello

Péinate-con-el-cepillo-adecuado-500x334

Otra de las cosas que necesitas lavar más seguido es el cepillo para el cabello, pues también es de uso diario. Este procedimiento evitará que las células muertas se acumulen y ayuda a mantener tu cabello más sano.

Ingredientes

  • 4 vasos de agua (800 ml)
  • 4 cucharadas de champú (60 ml)

Preparación

  • Mezcla el agua con el champú hasta que queden homogéneos.
  • Vacía la mezcla en un recipiente donde quepan todos los cepillos y peines.
  • Coloca los cepillos y peines y deja reposar toda la noche.
  • Por la mañana, frótalos con un cepillo viejo y enjuaga con agua del grifo.

6. El teléfono móvil

Las personas que mantienen su teléfono cerca de día, de noche, y hasta en el baño, son más propensas a contraer una infección por virus o bacterias.

Lo que debes hacer para evitar este problema es limpiar diario tu teléfono con un paño de microfibra y unas gotas de limpiacristales.