6 desventajas de las dietas extremas

Brunilda Zuñiga 6 marzo, 2018
Más allá del conocido efecto rebote, las dietas extremas pueden suponer un riesgo para nuestra salud, ya que no nos proporcionan todos los nutrientes que necesitamos

La búsqueda de perder peso en ocasiones puede llevarnos a tomar malas decisiones. Aunque no lo creas, internet y las sugerencias de quienes no son expertos pueden ocasionarte graves problemas de salud.

En este caso hablamos de las dietas extremas. Sí, esas que te sugieren evitar grupos de alimentos, que prometen grandes beneficios sin esfuerzo y que parecen inofensivas a simple vista.

Antes de seguir una dieta es importante acudir a profesionales en el área de la nutrición y realizarse los exámenes necesarios.

Si no tienes muy claro por qué deberías consultar con un experto, revisa los efectos negativos de las dietas extremas:

1. Desequilibrio metabólico

dieta-metabólica

Existen dietas extremas que consisten en eliminar por completo grupos alimenticios, como los carbohidratos o las grasas.

Estos cambios bruscos pueden modificar por completo tu metabolismo. Piensa que, ahora mismo, tu cuerpo está acostumbrado a consumir cierta cantidad de vitaminas y minerales. De ese total,  desecha una otra parte y guarda o utiliza lo que necesita.

  • El problema al eliminar un grupo alimenticio es que no se sustituyen esos elementos, pero tu cuerpo los sigue necesitando.
  • Lo que debes hacer es acudir con tu nutricionista para que él te indique los cambios y ajustes que debes realizar.

Visita este artículo: ¿Qué es el metabolismo? ¿Tienes un metabolismo rápido o lento?

2. Pérdida de peso innecesaria

Cuando se realiza poca o ninguna física, el cuerpo posiblemente se moldea de forma extraña.

Esto se puede interpretar como sobrepeso, y debido a ello quizás sientas el deseo de hacer una dieta estricta para perder esos “kilos de más”, porque eso es lo que tus ojos te muestran. 

Es necesario asistir con un especialista. No puedes establecer si es obesidad o mala administración corporal del exceso de masa muscular a simple vista.

Para esto, existe una forma fácil de determinarlo rápidamente: medirte y pesarte.

  • Con estos datos, tu médico o nutricionista evaluará tu índice de masa corporal y te indicará tu rango de peso ideal.
  • Según lo que marque el resultado, el profesional determinará cuántos kilos se deben perder.

Si no se toman las precauciones necesarias, la reducción de peso podría causar problemas como debilidad y agotamiento continuo.

En la mayoría de los casos no se necesita seguir dietas extremas pues basta con hacer algo de ejercicios específicos y reducir el consumo de ciertos alimentos.

3. Pérdida de nutrientes necesarios

depresion

Una de las grandes desventajas de las dietas extremas es que, en la mayoría de los casos, simplemente eliminan grupos de alimentos sin considerar tus niveles sanguíneos.

Esto significa que eliminan nutrientes y causan efectos colaterales en caso de que mantengas por mucho tiempo la deficiencia de ese nutriente sin sustituirlo.

Si estas dietas te llevan a tener el colesterol muy bajo, puedes presentar:

  • Un aumento en el riesgo de padecer cáncer.
  • Afectaciones en la salud del corazón.
  • Depresión.

Los problemas metabólicos que puedas presentar dependerán  del tipo de nutrientes que dejes de lado.

4. Baja en las defensas

Un cambio de alimentación repentino y radical afecta al cuerpo y representa un riesgo para la salud.

Si físicamente no estás preparado, tu cuerpo empezará a consumir sus antibióticos naturales para reemplazar los minerales que ya no están entrando, por lo que debilitará el sistema inmunitario.

Lo más recurrente es que a los pocos días de comenzar la dieta empiece una fiebre o una gripe muy fuerte, la cual podría no combatir hasta que se empiece a comer de la manera adecuada.

5. Los resultados no serán los esperados

6 formas de perder peso sin sentirte hambrienta todo el tiempo

Ninguna dieta extrema que prometa perder peso de forma notable en menos de un mes tiene bases científicas reales. Claro que puedes notar una reducción de peso considerable si dejas de comer, pero los resultados, en este caso, no serán reales ni duraderos. 

Cualquier nutricionista te dirá que necesitas, al menos, un par de meses para notar los primeros resultados de la dieta a nivel físico. Estos cambios suelen ser en la salud y con una sensación de bienestar. 

Aunque puede ser muy tentador seguir dietas extremas por los beneficios que prometen, es importante que no te dejes llevar solo por testimonios, fotos y vídeos.

Lo que realmente debes buscar son datos científicos o directamente preguntar a tu nutricionista sobre la viabilidad de ese régimen.

Ver también: 7 ingredientes que debes evitar en tu dieta

6. Debilidad extrema

El resultado más notorio de las dietas estrictas es la pérdida de energía. No es raro escuchar de algún conocido que simplemente no tiene fuerzas para lidiar con su rutina diaria o que no puede hacer ejercicio.

  • En una dieta supervisada se consiguen beneficios en la salud y una mejora en el estilo de vida que permanecen en el tiempo.
  • En cambio, las dietas extremas solo llevan a perder ánimos para realizar cualquier actividad.

Recuerda que, aunque tu dieta se base en vegetales verdes, podrías correr riesgos al no incluir todos los grupos alimenticios. Incluso aquellos elementos que vemos como negativos son necesarios para mantener la salud, por ejemplo, las grasas.

Realizar una dieta para mejorar la apariencia física y la salud es bueno, pero resulta vital hacerlo bajo supervisión de un profesional.

Si quieres seguir un plan para bajar de peso, acude con el nutricionista y busca la dieta que te ofrezca los mejores resultados desde el punto de vista de salud.

Te puede gustar