6 dietas que ayudan a cuidar tu salud hepática

Antonella Grandinetti · 3 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 2 abril, 2019
¿Alguna vez te pusiste a pensar que los alimentos que ingieres pueden afectar a tu hígado? Cuida tu salud hepática a través de tu dieta.

El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo humano. Además, es el encargado de ayudar a tu cuerpo a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar toxinas. Por este motivo, se recomienda seguir dietas para cuidar la salud hepática. ¿Te gustaría descubrirlas?

Por supuesto, debes tener en cuenta que antes de hacer cualquier cambio de hábitos alimenticios es recomendable consultar con tu médico o un especialista en nutrición.

Dietas para cuidar la salud hepática

El hígado es un órgano clave en el funcionamiento del sistema digestivo, sin embargo, pocas veces tenemos presente su enorme trabajo. De hecho, las enfermedades que afectan al hígado están en pleno crecimiento.

La Canadian Liver Society ha informado que, en el futuro próximo, uno de cada cuatro canadienses tendrá una enfermedad hepática como, por ejemplo, la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Por otra parte, las tasas de mortalidad del cáncer de hígado, una enfermedad que afecta cada año a más de 700.000 personas a nivel mundial, han aumentado un 3 % cada año desde el año 2000.

Según datos de American Cancer Society, el cáncer de hígado es una de las principales causas de muerte por cáncer en el mundo, provocando más de 600.000 decesos cada año.

Frente a esta situación, realizar cambios en nuestros hábitos alimenticios puede ser lo que necesitamos para proteger nuestro hígado y, por ende, nuestra salud. Veamos qué dietas para cuidar la salud hepática podemos adoptar.

Dietas para cuidar el hígado

1. Dieta mediterránea

Alimentos de dieta mediterránea: dietas para cuidar la salud hepática
La dieta mediterránea aporta todos los nutrientes que tu organismo necesita.

Entre las mejores dietas para cuidar la salud hepática destaca la dieta mediterránea, que ha sido considerada una de las más saludables del mundo. Basada en el consumo diario y abundante de verduras y frutas, grasas «buenas» como el aceite de oliva, cereales y lácteos, esta dieta es ideal para proteger tu hígado.

Estos alimentos, sumados al consumo regular de pescado y la ingesta moderada de carnes rojas, ayudan a tu organismo a obtener minerales y vitaminas esenciales. Tu hígado necesita estas vitaminas para metabolizar las grasas, además de la vitamina C, que actúa protegiendo las células hepáticas del ataque de las toxinas.

Elige cereales de grano entero e integrales por su mayor aporte de fibra. Recuerda que la fibra favorece la digestión y ayuda a estimular la producción de bilis generada por este órgano. Así, contribuye a la prevención de cálculos biliares y acumulación de colesterol.

Descubre: 10 aspectos básicos para iniciarte en la dieta mediterránea

2. Dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica se basa en la ingesta principal de cereales integrales, seguidos por las frutas y verduras, y las legumbres. Bien organizada y planificada, la dieta macrobiótica puede aportarte todos los nutrientes que tu cuerpo y tu hígado necesitan para su correcto funcionamiento. ¡Acércate a tu médico y consulta al respecto!

3. Dieta para personas con hígado graso

Carne roja: dietas para cuidar la salud hepática
Moderar el consumo de carnes rojas es fundamental para cuidar tu hígado.

Quienes padecen de hígado graso deberían reducir el consumo de alimentos y platos altamente calóricos para evitar continuar almacenando grasa en las células del hígado. Además, es ideal incorporar comidas con fibra para estimular la producción de bilis.

4. Dieta para personas con cirrosis

Si ya existe daño en el hígado, es importante que modifiques tu alimentación para evitar que la situación empeore. Para ello, deberás moderar el consumo de proteínas en tu dieta, así como limitar el consumo de sal. Consulta con tu médico para que evalúe tu condición particular y pueda armar un menú sobre la base de tus necesidades nutricionales.

5. Dieta si padeces hemocromatosis

Salero
Reduce tu consumo de sal para protejer tu hígado ¡y tu salud en general!

La hemocromatosis es la acumulación de hierro en el hígado. Cuando se padece esta enfermedad, el paciente debe evitar consumir hierro. Por ello, suelen retirarse de la dieta alimentos como hígado, morcilla, acelgas y espinaca, mariscos y frutos secos, entre otros.

6. Dieta si padeces hepatitis C

El virus de la hepatitis C ataca al hígado, haciendo necesario un cambio de hábitos alimenticios para reducir el consumo de hierro y de sal. Para minimizar tu consumo de sal, incluye especias en tus recetas.

Alimentos a incluir en tus dietas para cuidar la salud hepática

Mujer tomando un café
El café ayudaría a eliminar sustancias que producirían cáncer.

Una nota aparte merecen los dos alimentos que mencionaremos a continuación, debido a los beneficios que diferentes estudios les atribuyen para la salud hepática.

  • Café

Un reciente estudio ha llegado a la conclusión de que beber café de manera moderada podría ayudar a disminuir el riesgo de padecer una enfermedad hepática.

Otra investigación, publicada en Journal of Clinical Gastroenterology en 2014, determinó que el café ayudaría a disminuir la acumulación de grasa en el hígado, a la vez que aporta antioxidantes. Además, parecería que el café ayudaría al hígado a deshacerse de sustancias que podrían generar cáncer.

  • Pescado graso

Otro alimento que deberías incluir en tus dietas para cuidar la salud hepática es el pescado graso, así como también los suplementos de aceite de pescado. Según un estudio publicado en el World Journal of Gastroenterology, su consumo podría ayudar a prevenir enfermedades del hígado.

Los pescados grasos, como el salmón o el arenque, son ricos en ácidos grasos Omega-3. Estos ayudan a disminuir la inflación y específicamente, pueden prevenir la acumulación del exceso de grasas en el hígado.

Quizá te interese: Omega 3, en más alimentos que el pescado graso

Alimentos a evitar para no dañar el hígado

Mano rechazando una jarra de cerveza
El alcohol produce toxinas dañinas para la salud hepática, por lo que se debe moderar su consumo e incluso eliminarlo si padeces alguna enfermedad.

Dentro de las dietas para cuidar la salud hepática debemos mencionar, sin dudas, aquellos alimentos cuyo consumo habitual o en exceso pueden resultar perjudiciales para tu hígado.

1. Alcohol

Nadie te prohibirá beber alcohol. No obstante, es recomendable que su consumo sea consciente y moderado. Un exceso en tu ingesta de alcohol podría dañar las células de tu hígado, provocando la temida cirrosis.

2. Alimentos ricos en azúcares, grasas y sal

Los excesos en el consumo de grasas, sal y azúcares pueden generar problemas metabólicos. Por ejemplo, ¿sabías que las grasas saturadas podrían llegar a aumentar el almacenamiento de lípidos hepáticos que, a largo plazo, podrían derivar en la condición conocida como hígado graso?

Cuida tu alimentación, reduciendo las grasas «malas», la ingesta regular de comidas rápidas y platos precocinados. De esa manera, no sólo estarás protegiendo a tu hígado sino también a tu corazón.

Las dietas para cuidar la salud hepática son dietas balanceadas, a través de las cuales, tu organismo obtendrá todos los nutrientes necesarios para mantenerse en forma.

  • American Cancer Society. Estadísticas importantes sobre el cáncer de hígado. https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-higado/acerca/que-es-estadisticas-clave.html
  • WebMD. How Not to Wreck Your Liver. https://www.webmd.com/hepatitis/features/healthy-liver#2
  • Medical News Today. Coffee makes for a happy liver, says board of experts. https://www.medicalnewstoday.com/articles/320089.php
  • NCBI. (2014). Coffee and liver health. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25291138
  • NCBI. (2015). Oily fish, coffee and walnuts: Dietary treatment for nonalcoholic fatty liver disease. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4588084/