6 ejercicios anticelulíticos que puedes hacer en casa

Los ejercicios que tonifican las áreas de la parte inferior del cuerpo son perfectos para disminuir la celulitis que se forma en glúteos, caderas y muslos.

Muchas personas han empezado a incluir ejercicios anticelulíticos en sus rutinas de entrenamiento regular. Esto se debe a que la actividad física ayuda a combatir la acumulación de grasa y líquidos, factores que inciden de forma directa en ese aspecto “ahuecado”.

Es cierto que se deben adoptar otros hábitos saludables para reducir de forma notoria este problema. Sin embargo, mantener activo el cuerpo y tonificar algunas áreas susceptibles resulta determinante a la hora de obtener resultados satisfactorios.

Lo mejor de todo es que las excusas para ponerlo en práctica se están quedando en el pasado. Aunque algunas piensan que necesitan tiempo y herramientas especiales para hacerlo, hay varias maneras de seguir una rutina en casa sin ninguna dificultad. ¿Te interesa? ¡Anímate!

1. Saltar la cuerda

Saltar a la cuerda.

Los ejercicios cardiovasculares tienen un efecto positivo en la reducción de la incómoda piel de naranja. Así pues, una de las maneras de combatir esta condición es nada más y nada menos que saltando la cuerda. Esta actividad mejora la circulación sanguínea y linfática, ayudando a remover las toxinas del cuerpo.

Lee también: 5 alternativas para combatir la celulitis

¿Qué debes hacer?

  • Toma una cuerda que se ajuste a tu estatura y salta durante 5 o 10 minutos.
  • Por supuesto, puedes saltar por intervalos, de acuerdo a tu condición física.
  • Hazlo, por lo menos, 3 veces a la semana.

2. Ejercicio de steps

Uno de los ejercicios anticelulíticos más beneficiosos son los steps. A pesar de ser básico en las rutinas para piernas y glúteos, tiene efectos cardiovasculares que ayudan a combatir la grasa acumulada. Además, activan la circulación y tonifican los muslos y pantorillas.

¿Qué debes hacer?

  • Párate sobre un step, escalón o banco, con los talones colgando del borde.
  • En seguida, levántate sobre las puntas de los pies con un movimiento suave.
  • Sube y baja en varias secciones, completando por lo menos 15 repeticiones.

3. Estocadas

La zancada es una actividad que trabaja de forma especial la parte posterior de la pierna y los cuádriceps de los muslos. De igual forma, es uno de los ejercicios anticelulíticos que permiten “alisar” la piel en áreas como las caderas y los glúteos.

¿Qué debes hacer?

  • Párate derecha y pon uno pie en frente y el otro atrás.
  • Apóyate sobre el pie de atrás y dobla la pierna de adelante hasta formar un ángulo recto.
  • Mantén el pecho derecho y contrae los músculos abdominales.
  • Sostén 5 segundos y regresa a la posición inicial.
  • Realiza 12 repeticiones por cada lado.

4. Levantamiento de glúteo

Gracias a su capacidad para tonificar la zona inferior del cuerpo, este interesante ejercicio es un gran aliado contra la celulitis causada por la flacidez. Requiere un poco de resistencia física y equilibrio, pero es perfecto para reafirmar los glúteos.

¿Qué debes hacer?

  • Ponte sobre una colchoneta, mirando hacia el suelo.
  • Apóyate sobre las rodillas y las palmas de las manos (en cuatro), asegurándote de que la mano quede justo debajo del hombro.
  • A continuación, eleva una de las piernas y haz fuerza de empuje con el talón mirando hacia arriba.
  • Procura sostener 5 segundos y regresa hacia el suelo con un movimiento lento.
  • Cambia de pierna y haz movimientos alternos unas 10 o 12 veces.

5. Abductores

Hacer ejercicios anticelulíticos con abductores ayuda a mejorar el aspecto de áreas como los muslos y las caderas. Como sabes, a menudo la piel de naranja se concentra en estas zonas. Cabe destacar que, adicional a esto, esta actividad relaja las piernas y evita las varices.

¿Qué debes hacer?

  • Acuéstate en la colchoneta sobre el costado derecho de tu cuerpo, con las piernas estiradas, una encima de otra.
  • Usa la mano derecha para darle soporte al cuello y pon la otra en el suelo para mantener el equilibrio.
  • Seguidamente, levanta la pierna izquierda en dirección al techo, con un movimiento suave.
  • Sostén 3 segundos y vuelve al punto de partida sin tocar la pierna de apoyo.
  • Haz 15 repeticiones por cada lado.

Ver también: Reduce la celulitis con una crema natural de aguacate y romero

6. Bicicleta acostada

Los movimientos que trabajan varios grupos musculares son ideales para tonificar las zonas donde se forma nódulos de grasa. Por ello, la bicicleta acostada es uno de los ejercicios anticelulíticos que no deben faltar a la hora de hacer tu rutina.

Esta actividad trabaja la región abdominal y, a su vez, estimula la circulación de las piernas. Además, se recomienda para tratar dolores lumbares y aumentar el equilibrio.

¿Qué debes hacer?

  • Acuéstate boca arriba y levanta un poco las piernas.
  • Pon las manos a los costados del cuerpo e imita con las piernas el pedaleo en una bicicleta.
  • Realiza 3 series de 20 repeticiones.

Para terminar, no olvides complementar esta rutina con el consumo abundante de agua y frutas y vegetales. La combinación de estos hábitos es la mejor manera de disminuir al máximo ese aspecto indeseado que le da a la piel.