6 ejercicios para combatir la flacidez en las piernas

Para lograr buenos resultados en importante que seamos constantes a la hora de realizar estos ejercicios para las piernas, ya que solo así conseguiremos acabar con la flacidez

Las piernas son uno de los atractivos físicos que toda mujer quiere conservar en perfecto estado.

No obstante, debido a los continuos cambios hormonales, la mala alimentación y el sedentarismo es común que pierdan firmeza con el paso del tiempo.

Este problema es habitual a partir de los 30 años, aunque por el sobrepeso y los malos hábitos se puede producir desde edades más tempranas.

Si bien no representa un problema de salud, quienes la padecen disminuyen su autoestima y pierden la confianza para vestir cómodamente algunos tipos de prendas.

Lo que algunas desconocen es que existen formas eficaces de revertirlo, en especial cuando la flacidez se presenta en el tejido epidérmico y no en la masa muscular.

Uno de los métodos más efectivos es la práctica continua de ejercicios físicos que, al mover los músculos y activar la circulación, aumentan su tensión y los mantienen en forma.

Lo mejor de todo es que no hace falta recurrir a un gimnasio para obtener sus beneficios. Con algunas actividades caseras se puede establecer una rutina para trabajarlas todos los días en poco tiempo.

A continuación te compartimos las 6 mejores para que comiences a esforzarte por conseguir esas piernas tersas y fuertes.

¡No dejes de practicarlos!

1. Sentadillas

Sentadillas

Las sentadillas clásicas continúan ocupando el lugar número uno de los mejores ejercicios para fortalecer y tonificar las piernas y los glúteos.

Estas trabajan toda la zona inferior del cuerpo y son útiles para quemar calorías y aumentar la masa muscular.

¿Cómo hacerlas?

  • Párate con la espalda erguida, separa los pies a unos 20 centímetros y baja el tronco hasta que los muslos estén paralelos al suelo.
  • Vuelve despacio a la posición inicial y realiza 3 series de 20 repeticiones.
  • Si lo deseas, puedes aumentar su dificultad añadiendo peso o incrementando el número.

Lee también: 6 tips para conseguir unos glúteos más grandes y redondos

2. Zancadas

Zancadas

Las zancadas, también conocidas como “lunges”, sirven para aumentar la elasticidad y firmeza de los cuádriceps y glúteos.

Es un ejercicio más exigente que el anterior y, a largo plazo, contribuye a reducir el aspecto de la “piel de naranja”.

¿Cómo hacerlas?

  • Párate con las piernas separadas a lo ancho de las caderas y, desde allí, toma aire y adelanta un pie hacia el frente.
  • La pierna de atrás se debe sostener en la punta, mientras la rodilla se flexiona en dirección al cuerpo.
  • Mantén la columna erguida y evita que la rodilla de adelante supere el ángulo recto o la punta del pie.
  • Desciende el cuerpo hasta que la pierna delantera quede con el muslo paralelo al suelo.
  • Regresa a la posición inicial contrayendo los músculos de las piernas y sin inclinar el torso.
  • Realiza 3 series de 20 repeticiones.

3. Sentadillas sumo

Sentadilla sobre la cabeza

Las sentadillas sumo son una variante de las clásicas y su función es la de fortalecer la parte externa de los glúteos y las caderas.

Se enfoca en trabajar la cara interna de la pierna, dando prioridad a los abductores e isquiotibiales.

¿Cómo hacerlas?

  • Colócate de pie, con las piernas separadas a lo ancho de los hombros y las puntas de los pies mirando hacia afuera.
  • Desciende el tronco, sin inclinar el torso ni curvar la espalda.
  • Baja flexionando las piernas y manteniendo el abdomen apretado.
  • Asegúrate de que las rodillas no superen las puntas de los pies y regresa a la posición inicial.
  • Realiza 3 series de 20 repeticiones.

4. Elevaciones de piernas

Extensión de piernas

Los ejercicios de elevación de piernas son útiles para trabajar los cuádriceps y los abdominales. Existen muchas variantes para realizarlos, pero a continuación proponemos una muy sencilla.

¿Cómo hacerlas?

  • Acuéstate sobre un tapete para ejercicios, con los brazos a los costados del suelo.
  • Eleva las piernas hasta formar un ángulo de 90º con respecto al suelo.
  • Mantén las piernas elevadas cinco segundos y desciende con cuidado.
  • Realiza 20 repeticiones.

5. El puente

Puente con pesas

El puente o elevación de pelvis es una actividad que trabaja las piernas, los glúteos y la zona abdominal.

Sirve para tonificar los músculos y relajar la tensión de la zona lumbar.

¿Cómo hacerlo?

  • Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta, con las piernas un poco separadas y las rodillas flexionadas.
  • Levanta la pelvis hacia el techo, ayudándote con los antebrazo,s que estarán apoyados del suelo.
  • Mantén la posición unos segundos y baja con cuidado, sin apoyar los glúteos en el suelo.
  • Repítelo 15 veces.

Visita este artículo: Cómo aliviar el dolor de lumbares naturalmente

6. Elevaciones de talón

Elevación de talón

Las elevaciones de talón sirven para fortalecer las pantorrillas y disminuir la flacidez.

¿Cómo hacerlas?

  • Ponte de pie y párate de puntillas para después volver a la posición inicial.
  • Repite el movimiento 20 veces y estira.

Anímate a realizar esta corta rutina todos los días y consigue poco a poco unas piernas tonificadas y fuertes. Eso sí, debes saber que este proceso es demorado y solo se consigue con la práctica continua de las actividades.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar