6 ejercicios con una silla para tener un abdomen plano en tres semanas

En este post te enseñamos, paso a paso, una serie de ejercicios que te ayudarán a fortalecer los músculos del abdomen, definir la cintura y quemar grasas localizadas.

Tener el abdomen plano no es una tarea fácil, ni algo que se consiga de la noche a la mañana. Con estos ejercicios que te proponemos lo conseguirás en poco tiempo. Ponlos en práctica, sé constante, y notarás la diferencia.

1. Llevar las rodillas al pecho

Este ejercicio te permitirá fortalecer los músculos del abdomen, mejorar la digestión y también te ayudará a quemar grasas.

Cómo hacerlo:

Siéntate en una silla con la espalda recta y sin apoyarte en el respaldo de la silla.

Acto seguido, coloca los pies enfrente de ti a lo largo de la anchura de la cadera, todo esto hazlo mientras mantienes la espalda recta. Levanta la rodilla derecha y llévala hacia el pecho. Mete el abdomen mientras lo haces.

Luego tendrás que colocar las manos sobre la pierna para estirar mejor el abdomen bajo y hacer entre 20 y 30 repeticiones, alternando las rodillas.

2. Elavación de ambas rodillas

Rodillas

Gracias a esta posición podrás ejercitar eficiente todos los músculos abdominales. Para hacerlo tendrás que seguir los siguientes pasos.

Cómo hacerlo:

En primer lugar junta las piernas y apóyate en la silla.

Todo ello mientras mantienes la espalda recta. Luego levanta las rodillas hacia el pecho y mantén los músculos abdominales tensos.

Vuelve a llevar las piernas a la posición inicial sin dejar que toquen el suelo. Haz entre 10 y 20 repeticiones.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 jugos que te ayudan a adelgazar el abdomen

3. Elevación de rodillas con inclinación del cuerpo hacia un lado

Este ejercicio te permitirá corregir la cintura. Gracias al trabajo intensivo de los músculos abdominales podrás reducir la grasa que se acumula en esta zona del cuerpo.

Cómo hacerlo:

Lo primero será sentarse en una silla con la espalda recta. Acto seguido, apóyate en la silla con las manos.

Luego inclina el cuerpo hacia un lado, apoyándote sólo en un glúteo. Junta las piernas y eleva las rodillas hacia el pecho para luego volver a la posición inicial. Repite, inclinándote hacia otro lado.

Haz  de 10 a 20 repeticiones de este ejercicio para cada lado.

4. Ir hasta el suelo

Reducir barriga sin abdominales

El ejercicio número cuatro tiene, entre otros objetivos, ir hasta el suelo. Esta rutina te ayudará a quemar la grasa tanto de la cintura como de la cadera.

Cómo hacerlo:

Para llevarlo a la práctica tendrás que poner los pies sobre el suelo. Extiende los brazos a los lados a la altura de los hombros.

Ya en esta posición será el momento de girar la parte superior del cuerpo hacia la derecha e inclinarte hacia adelante, tocando con los dedos de la mano derecha el pie izquierdo. Cuando ya estés en esta posición, aguanta en ella unos segundos.

Tras esto, enderézate y repite esta vez tocando el pie derecho con los dedos de la mano izquierda.

Repite toda esta serie entre 20 y 30 veces, alternando los lados para ejercitar todas las zonas.

5. Elevación del cuerpo sobre una silla

Con este ejercicio te resultará mucho más fácil quemar la grasa de manera rápida y aumentar tu tono muscular, tanto del abdomen como de la espalda y de los hombros. Para intensificar su efecto puedes hacerlo en una silla con reposabrazos y sin ruedas.

Cómo hacerlo:

Lo primero que debes hacer es sentarte en la silla y apoyarte con las manos en el reposabrazos. Luego levanta el cuerpo, separando la cadera de la silla y los pies del suelo, mientras tendrás que llevar las rodillas hacia tu abdomen.

Mantén la posición durante al menos 15 a 20 segundos, luego baja y descansa. Repite esta serie durante cuatro veces.

Visita este artículo: 5 ejercicios efectivos para endurecer el abdomen

6. Rodilla al codo

Abdominales en “V”

Este ejercicio te ayudará a mantener tu cintura y hará que trabajes los músculos laterales así como los del abdomen bajo. Debes tener en cuenta que aquí la rodilla debe tocar el codo opuesto, mientras que el cuerpo está ligeramente girado.

Cómo hacerlo:

Siéntate en una silla con la espalda recta y sin apoyarte en el respaldo. Pon las manos detrás de la cabeza.

Luego levanta la rodilla derecha hacia el pecho mientras inclinas el codo izquierdo hacia ella de tal forma que se toquen. Vuelve a la posición inicial y repite 15 veces.

Cambia la rodilla y el codo y haz 15 repeticiones. En total haz 4 series de este ejercicio.

Categorías: Perder peso Etiquetas:
Te puede gustar