6 ejercicios ideales para desarrollar la creatividad

Rayma Moreno·
29 Abril, 2020
¿Sabías que existen ejercicios que te ayudan a potenciar tu creatividad? Descubre cuáles son y cómo llevarlos a cabo en el siguiente artículo.
 

Seguro que alguna vez has tenido un bloqueo de creatividad. Te costaba pensar, innovar y hasta expresarte. No te preocupes es algo normal, no siempre puedes estar al 100 %. Lo cierto es que desarrollar la creatividad y mejorarla es posible si la trabajas a diario.

Algo muy importante para conseguirlo -y que marca la diferencia- es que te sientas bien, o al menos eso es lo que afirma el directo de cine David Lynch cuando le preguntan sobre esta capacidad. Por ello, es más fácil que innoves si te encuentras en armonía.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando tu bienestar tambalea y la inspiración te abandona? ¿Es posible darle un empujón a tus habilidades creativas? Claro que sí. Para ello, veremos en qué consiste la creatividad y cómo puedes ejercitarla en tu día a día. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la creatividad?

Bombilla con colores para representar el desarrollo de la creatividad
 

La creatividad es la capacidad que nos permite hacer algo nuevo y valioso. Partiendo de esta definición, se puede entender el motivo de su valor, ya que no solo se enfoca a un único ámbito, sino que es posible y favorable ser creativo en cualquier área.

Además, un dato curioso es que la capacidad de ser creativos es íntrinseca a todos nosotros. Todo tenemos este potencial, eso sí no todos los trabajamos, ya que hay que adquirir un compromiso, además de tener disciplina y una metodología.

Para ayudarte en esta tarea, a continuación te dejamos algunos ejercicios creados especialmente para desarrollar la creatividad y que además mantendrán activa tu mente. Profundicemos.

Visita este artículo: ¿Cómo influye el amor en el cerebro?

Ejercicios para el desarrollo de la creatividad

La mayoría de estos ejercicios se basan en visualizar diferentes situaciones que obligan al cerebro a crear ideas novedosas e innovadoras para ayudarte a salir de las mismas, ya sea en la vida real o no.

 

1. SCAMPER

Esta técnica es una de las más conocidas y más fáciles de aplicar. El SCAMPER se basa en el planteamiento de 7 preguntas, correspondientes a las 7 letras que contiene la palabra, sobre la idea, proceso o problema en el que tienes que emplear la creatividad.

Se basa en crear nuevos conceptos a partir del mismo. Las preguntas son las siguientes:

  • Sustituir: ¿Qué puedes sustituir? ¿Con qué? ¿Por qué otro?
  • Combinar: ¿Puedo combinar este objeto con alguno más? ¿Qué pasa si los uno? ¿Cuáles son los beneficios que me trae el fusionarlos? ¿Qué nuevo uso puedo darle?
  • Adaptar: ¿Qué puedo usar para sustituir esto? ¿Aquello puede cumplir la misma función de otra manera? ¿Sirve para complementarlo?
  • Modificar: ¿Cómo lo puedo cambiar para que sea mejor? ¿Puede ser mejor? ¿Podría ser más funcional? ¿Acepta modificaciones?
  • Ponerlo en otros casos: ¿Esto serviría en este contexto? ¿Puedo usarlo para alguna otra cosa?
  • Eliminar: ¿Es realmente necesario? ¿Perderá el sentido si lo modifico? ¿Puede ser más reducido?
 
  • Reordenar: ¿Puedo cambiarlo sin que pierda el sentido? ¿Puedo agregar algo más?

2. Lluvia de ideas o brainstorming

Todo el mundo conoce esta sencilla, pero funcional técnica para explotar la creatividad al máximo. El brainstorming se basa en ir arrojando ideas al azar sobre un tema; es decir, lo primero que se te venga a la mente, sin juzgar si es una idea es mala o buena.

Esta técnica ayuda al cerebro a estimularse y crear un pensamiento mucho más diversificado, por lo cual es muy recomendable para situaciones grupales o en las que es necesario llegar a una sola idea.

3. Usa tu alter ego

Un ejercicio muy divertido se basa en imaginarse como otra persona capaz de solventar el problema. Un ejemplo sencillo podría ser, por ejemplo, imaginar que Superman es el encargado de resolver la situación.

Ponte en los zapatos de Superman e imagina qué haría él en tu lugar. Esta lluvia de ideas hará que tu creatividad se expanda mucho más.

4. Combinación de objetos

Este ejercicio se parece mucho a la letra C del método SCAMPER. Consiste en crear dos listas con objetos distintos que no tengan ningún tipo de conexión y buscarles un enlace creativo.

 

En un principio, notarás que no tiene mucho sentido pero, poco a poco, te irás dando cuenta de que te ayudará a pensar con mayor creatividad y de manera mucho más ágil.

5. Escuchar música

Esto, más que un ejercicio, es una técnica de relajación. Escuchar música ayuda a tu cerebro a relajarse. Así lo confirman las publicaciones de la APA (American Psychological Association) en su revista de musicología, en la que cada tres meses se actualizan los estudios que relacionan música y cerebro.

Por lo tanto, si tienes algún bloqueo creativo es recomendable que pongas tu música favorita o incluso que escuches Weightless, la canción que más relajación produce según un grupo de científicos del Mind Lab Institution.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo bajar la presión con música

6. Crea metas a corto y largo plazo

Trazar metas ayuda al cerebro a pensar a futuro y, por lo tanto, a idealizar cómo será la resolución y cumplimiento de estos objetivos. Esto te permitirá ser creativo e ingenioso a la hora de planificar.

 

La creatividad, al alcance de tu mano

La creatividad puede ser motivada, mejorada y estimulada, solo hace falta saber cómo hacerlo. Tienes en tu mano estos ejercicios que puedes llevar a cabo siempre que necesites ejercitar tu cerebro.

No pierdas el tiempo y, todos los días, practica con alguno de ellos. Pronto notarás cómo las ideas fluyen de una manera mucho más sencilla en tu mente.

  • Bancalari, Loreto., Oliva, Patricio. (2012). Efecto de la Musicoterapia sobre los Niveles de Estrés de los Usuarios Internos de la Clínica de Odontología de la Universidad del Desarrollo. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-381X2012000200012