6 ejercicios de relajación recomendados para dormir tranquilamente

Procura no realizar deporte o actividades estimulantes al menos dos horas antes de ir a dormir ya que, al generarse endorfinas, nuestro organismo se mantiene en alerta

En el mundo moderno y tecnológico en el que estamos viviendo, el índice de personas con trastornos de sueño se ha incrementado. Las razones son el estilo de vida agitado y el uso constante de dispositivos electrónicos, que dificultan la relajación. Todo esto ha ido alterando el patrón de sueño que para muchos se vuelve difícil de controlar.

Los problemas para dormir están asociados a muchas condiciones de salud. Desconocerlos y no saber controlarlos puede conllevar a serios problemas físicos y psicológicos que pueden afectar la calidad de vida.

Por esto, es fundamental no pasar el tema por alto y aprender a mejorar el sueño para descansar de forma adecuada.

Los ejercicios de relajación son una de esas buenas alternativas que se pueden tener en cuenta para combatir el insomnio y mejorar la calidad de sueño; gracias a estos, el cuerpo se liberará de la tensión y se preparará para dormir de la mejor manera y sin interrupciones.

Si  en los últimos días no logras descansar con tranquilidad y de forma adecuada, no te pierdas esto sencillos ejercicios y consejos para mejorar la calidad de tu sueño.

Visita este artículo: Cómo lograr un mejor descanso al dormir

Técnica de relajación para conciliar mejor el sueño

Antes de empezar

Paso 1. Busca un lugar de tu casa donde puedas estar tranquilo, alejado de ruidos, y ponte ropa cómoda. También puedes ambientar el lugar con música suave para concentrarse.

Paso 2. Puedes practicarlo sentado o acostado. Sin embargo, hazlo siempre comodamente y sin forzar la posición.

una-sesion-de-relajacion-al-dia
Los ejercicios de relajación son más efectivos que una siesta para mejorar el descanso nocturno.

Ejercicios:

  • Nº1. Si prefieres tumbado, dobla las rodillas y separa los pies entre 20 y 30 centímetros. De este modo la espalda estará en posición de descanso. Si, por el contario, prefieres hacerlo sentado, asegúrate de apoyar la cabeza en el respaldo del asiento, ya que se requiere de un apoyo.
  • Nº2. Coloca una de tus manos sobre el abdomen y la otra sobre la parte superior del tronco, entre el pecho y el cuello. De esta manera podrás percibir mejor los movimientos diafragmáticos durante la respiración.
  • Nº3. Con los ojos cerrados, inspira profunda y lentamente, imaginando el recorrido del aire a través de tu cuerpo.
  • Nº4. Nota como el aire llega al abdomen por haber puesto tu mano allí, pero el tórax no debe moverse. Trata de aguantar la respiración 3 o 4 segundos.
  • Nº5. Espira expulsando el aire despacio, mientras cuentas de cinco a cero. Nota que el abdomen vuelve a la posición de descanso.
  • Nº6. Repite estos mismo pasos unos minutos, concentrándote en cada uno de los movimientos. Poco a poco empezarás a sentir que tu cuerpo entra en un estado de relajación.

¡Precauciones!

Para que estos ejercicios de respiración funcionen como técnica de relajación es muy importante controlar la velocidad de la respiración. También conviene controlar la cantidad de aire que se inspira durante el ejercicio.

En lo posible sigue un ritmo lento y pausado. Inspirar muy profundo puede provocar mareos, como consecuencia de la hiperventilación o de demasiado oxígeno en la sangre.

Recomendaciones para tener un mejor descanso

Para mejorar los efectos de estos ejercicios también es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones que contribuirán a descansar mejor y dormir sin interrupciones.

Respeta tus horarios

Importancia-de-respetar-los-horarios
El cuerpo tiene su propio reloj biológico que debemos respetar para gozar de una buena salud.

Organiza un horario para dormir y levantarte, ya que de esta forma acostumbras al cuerpo a dormir sin distracciones en el tiempo establecido.

Evita las siestas

No está mal descansar 15 minutos durante el día. Lo que no se recomienda es excederse de ese tiempo o hacerlo con pocas horas de anticipación antes de dormir.

Haz de tu habitación un templo para el descanso

El lugar para dormir debe ser cómodo, libre de aparatos electrónicos, con cortinas oscuras y un buen colchón.

Cena ligero

Cenar-ligero-evita-problemas-de-descanso-nocturno
Una cena muy copiosa supone un sobreesfuerzo para el sistema digestivo, así, es preferible cenar ligero.

Comer antes de dormir o ingerir comidas muy copiosas en horas previas al descanso también podría causar algún trastorno del sueño.

Los expertos recomiendan cenar algo ligero y, por lo menos, dos horas antes de ir a la cama.

Lee también: Cenas para dormir y descansar mejor

Realiza una lectura

Muchos prefieren ver televisión, jugar con el teléfono móvil u otro elemento electrónico cuando no logran conciliar el sueño. Sin embargo, está comprobado que la luz azul emitida por estos dispositivos tiene un efecto negativo en la salud. Esto podría estar detrás de muchos casos de dificultades para dormir.

Por esto, lo ideal es realizar una lectura o hacer algún ejercicio de lógica para estimular el sueño y, de paso, el cerebro.
Esta es una gran terapia que también mejora la memoria.