6 excelentes remedios caseros para decirle adiós a las flatulencias

Además de ser muy efectiva como remedio para aliviar las flatulencias, la infusión de jengibre también nos puede ayudar a prevenir la aparición de gases y aliviar la indigestión

El consumo de comidas demasiado copiosas o compuestas por sustancias irritantes casi siempre conduce a sufrir una serie de molestias digestivas que resultan muy incómodas y vergonzosas.

La inflamación y la acumulación de gases nos hacen sentir el abdomen pesado y, en gran parte de los casos, causa un dolor que solo disminuye conforme se van expulsando.

Esos gases son lo que se conoce como flatulencias y, aunque no se trata de una enfermedad como tal, sí es un síntoma que puede alertar otros problemas de salud.

En su mayoría se producen por bacterias que colonizan el intestino cuando se les brinda un ambiente apropiado; sin embargo, su recurrencia también depende mucho de la dieta y del estado de salud de la persona.

Por fortuna, hay una serie de remedios de origen natural que pueden ayudar a controlarlos para que dejen de ser una molestia.

En esta ocasión queremos compartir 6 soluciones eficaces que se pueden preparar en casa con ingredientes muy fáciles de adquirir. ¡Pruébalos!

1. Infusión de jengibre

Infusión de jengibre

La raíz de jengibre es una de las plantas más utilizadas para los trastornos que afectan el sistema digestivo.

Cuenta con un efecto antiinflamatorio y analgésico que mitiga el dolor y la inflamación estomacal para dar rápido alivio a la indigestión. También es un remedio y preventivo de las flatulencias gracias a sus cualidades carminativas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre en polvo (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

  • Coloca a calentar la taza de agua y déjala hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, retírala del fuego y agrégale la cucharada de jengibre en polvo.
  • Déjalo reposar unos minutos antes de ingerirla.
  • Tómala entre dos y tres veces al día, todos los días.
  • También puedes tomarla ante el primer signo de inflamación abdominal.

Ver también: 5 hábitos poco saludables que provocan indigestión y reflujo ácido

2. Remedio de ajo

Una de las razones por las que el ajo ha demostrado ser efectivo contra las flatulencias es porque actúa como un estimulante de la acidez gástrica.

Su consumo en crudo favorece la digestión y disminuye la presencia de gases en los intestinos sin alterar su flora bacteriana.

Ingredientes

  • 1 ajo crudo
  • 1 pizca de pimienta negra
  • Semillas de comino (opcional)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Machaca bien el diente de ajo y mézclalo con una pequeña cantidad de pimienta negra y algunas semillas de comino.
  • A continuación, llévalo a una olla con una taza de agua y déjalo hervir por un par de minutos.
  • Pasa la bebida a través de un colador y déjala enfriar.
  • Tómala dos veces al día.

3. Vinagre de sidra de manzana

Vinagre de sidra de manzana

Este ingrediente con múltiples usos en el hogar también es un gran aliado para hacerle frente a los problemas digestivos.

Sus ácidos naturales promueven el movimiento intestinal y la secreción de los jugos digestivos. Debido a esto, también ha dado buenos resultados como tratamiento contra la inflamación y los gases.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana (20 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (opcional) (25 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye el vinagre de manzana en el vaso de agua y endúlzalo con una cucharada de miel.
  • Tómalo después de ingerir una comida irritante.

4. Infusión de menta

La menta se ha utilizado desde la antigüedad para aliviar los síntomas propios de la indigestión. Esta reduce la inflamación abdominal y alivia las flatulencias de manera eficaz.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de hojas de menta frescas (40 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de miel (opcional) (7,5 g)

¿Cómo prepararla?

  • Coloca a hervir el agua y agrégale las hojas de menta cuando rompa en ebullición.
  • Pásala a través de un colador y agrégale miel para endulzar.
  • Déjala reposar 10 minutos y tómala.
  • A modo de prevención la puedes ingerir dos veces al día.

Te recomendamos leer: Los 10 alimentos para quemar grasa abdominal más rápido

5. Limón y bicarbonato de sodio

Limón y bicarbonato de sodio

La combinación de bicarbonato de sodio con limón ha sido durante siglos uno de los antiácidos naturales más utilizados en todo el mundo.

Ambos ingredientes ayudan a neutralizar el pH de la sangre y reducen el exceso de acidez causado por determinados alimentos.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2,5 g)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Exprime el zumo de limón y agrégale el bicarbonato de sodio. Esto producirá una efervescencia.
  • A continuación, añádele el vaso de agua y revuelve para que se disuelva bien.
  • Consúmelo ante la primera señal de gases e inflamación.

6. Infusión de canela

La canela no solo es una especia para dar aroma y sabor. Esta cuenta con propiedades antiinflamatorias que alivian de forma rápida los molestos síntomas de la ingestión y los gases.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de canela( 5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca a hervir el agua y agrégale la cucharadita de canela.
  • Deja reposar la bebida por 10 minutos e ingiérela.
  • Tómala máximo dos veces al día.

¿Sufres de flatulencias? Elige alguno de los remedios aquí citados y empieza a controlar este vergonzoso problema. Eso sí, consume solo uno a la vez para evitar reacciones desfavorables.