6 formas de curar las almorranas naturalmente

Si bien la aplicación externa de estos remedios puede ayudar a aliviar las almorranas también conviene aumentar el consumo de fibra y agua en la dieta para facilitar las evacuaciones

Las almorranas, más conocidas como hemorroides, son venas dilatadas en la parte exterior del recto y ano, que producen dolor, comezón y otros incómodos síntomas.

Son muy frecuentes en las personas que sufren estreñimiento crónico, aunque también se dan durante el embarazo, tras el parto o por alguna lesión en la zona.

La mayoría de los casos son leves y no representan un problema grave; sin embargo, muchos prefieren tratarlas porque presentan sangrados, sensación de ardor y pequeños bultos que causan sensibilidad.

La buena noticia es que existen remedios 100 % naturales que aceleran su proceso de recuperación antes de que desarrollen otros tipos de complicaciones.

Si bien lo idóneo es recibir atención médica para evaluar su nivel de gravedad, estas soluciones son un gran complemento para darles alivio sin recurrir a otros tratamientos.

¡Descúbrelas!

1. Manzanilla

manzanilla

Por su efecto refrescante y antiinflamatorio, las flores de manzanilla se pueden emplear como solución alternativa para las molestias de las almorranas.

Su aplicación directa disminuye la irritación de las venas y mejora el flujo de la sangre para una óptima recuperación.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Agrega las flores de manzanilla y el agua en una olla.
  • Ponlas a hervir 10 minutos, a fuego bajo, y déjalas reposar.
  • Cuando la bebida esté tibia, fíltrala con un colador y viértela en un barreño.

Modo de uso

  • Realiza un baño de asiento durante 5 o 10 minutos.
  • Repite su uso todos los días hasta curar el problema.

Visita este artículo: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

2. Cola de caballo

La cola de caballo tiene propiedades que ayudan a disminuir las venas dilatadas para facilitar el alivio de las almorranas.

Su uso externo refresca la zona afectada y disminuye la sensación de ardor y enrojecimiento.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cola de caballo (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora los ingredientes en una olla y ponlos a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, tapa la bebida y espera que se refresque.

Modo de uso

  • Vierte el líquido en un barreño y úsalo para realizar un baño de asiento.
  • Sumerge la zona durante 10 minutos.

3. Acelgas

Acelga silvestre (Beta vulgaris)

Las hojas de acelgas se han utilizado desde hace décadas como solución alternativa para disminuir el dolor y los sangrados de las hemorroides.

Sus propiedades minimizan la dilatación de las venas afectadas y favorecen el proceso de regeneración de los tejidos irritados.

Ingredientes

  • 5 hojas de acelgas
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Tritura las hojas de acelgas y humedécelas con un poco de agua para formar una pasta.

Modo de uso

  • Pon el remedio en la zona afectada, solo en las partes externas, y déjalo actuar 10 minutos.
  • Retíralo con abundante agua y repite su uso 2 veces al día.

4. Patata

El zumo natural de patata es un refrescante natural que controla la irritación en la piel. Sus propiedades frenan los síntomas de las almorranas y favorecen el proceso de cicatrización.

Ingredientes

  • 1 patata cruda
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Pela una patata cruda y procésala en la licuadora con medio vaso de agua.

Modo de uso

  • Sumerge un paño limpio en el zumo y, en seguida, frótalo con cuidado sobre la región afectada.
  • Repite su aplicación 2 o 3 veces al día, hasta sentir una mejoría.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo utilizar el jugo de patatas para hacer crecer el cabello

5. Aceite de oliva e hipérico

aceite-hiperico

El aceite de oliva contiene ácidos grasos y compuestos antioxidantes que ayudan a suavizar la piel para controlar la irritación.

El hipérico, por su parte, es cicatrizante y emoliente, lo que resulta muy útil para acelerar el alivio de las almorranas.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de oliva extra virgen (200 g)
  • 2 ramas de hipérico en flor

Preparación

  • Incorpora el aceite de oliva en un recipiente y agrégale el hipérico.
  • Pon el producto a la luz directa del sol, hasta que adquiera un color rojo cobrizo.

Modo de uso

  • Una vez obtengas el remedio, aplícalo sobre la zona afectada con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Úsalo 2 o 3 veces al día para obtener mejores resultados.

6. Malva

La malva tiene extractos naturales con acción antiinflamatoria y cicatrizante, idóneos para disminuir la sensación de ardor y sangrados que se producen por las hemorroides.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de malva (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Vierte la malva en una olla con agua.
  • Pon a hervir la solución y déjala 5 minutos a fuego mínimo.
  • Pasado este tiempo, espera que se repose hasta que esté tibia.

Modo de uso

  • Pon la bebida en un barreño y haz un baño de asiente durante 10 minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día si lo consideras necesario.

Si las almorranas producen sangrados y no presentan una mejoría con estos remedios caseros, consulta al médico. Es importante evaluar por qué tardan en curar o cuál es su origen.